Historias Reales

Fue a un local de comida rápida y encontró un misterioso paquete en el sandwich

Joann Oliver se sorprendió al encontrar un sobre que contenía un valioso tesoro. Su gesto solidario tuvo recompensa.
Fue a un local de comida rápida y encontró un misterioso paquete en el sandwich

Joann Oliver se sentó a comer en un local de comida rápida en los Estados Unidos. Hasta aquí, es la misma historia de cientos de miles de ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, la de Joann se convirtió en una historia excepcional porque encontró un misterioso paquete en su pedido de KFC.

En un recreo de su trabajo, se dirigió hasta el local de KFC y pidió un menú de pollo. Pagó y ya en su trabajo encontró un sobre que tenía 543 dólares.

Joann fue sincera: en una entrevista confesó en que pensó en quedarse con el efectivo porque su familia lo necesitaba, en especial para ayudar a su marido, que afronta un costoso tratamiento médico por las secuelas de un ACV.

Pero primaron sus valores y decidió devolver el paquete. "Empecé a contar los billetes y cuando llegué a los 500 dólares, me detuve y simplemente puse todo de nuevo en el envoltorio. Lo cerré, volví a dejar el sándwich tal como estaba y lo apoyé a un costado hasta que llegó la policía", comentó

El Departamento de Policía de la Ciudad de Jackson determinó, a raíz de una investigación, que la plata correspondía a la sucursal de KFC en cuestión: era parte de lo recaudado en el día por ellos. Al parecer, uno de los empleados se equivocó y colocó los billetes en el combo de Oliver.

KFC.webp

"La Sra. Oliver no sólo hizo lo correcto, sino que salvó el trabajo del encargado de la sucursal. Sra. Oliver, gracias por recordarnos que tenemos ciudadanos increíbles en Jackson y que personas como usted son las que nos hacen grandes", escribió la policía local.

desde la cadena de comida rápida premiaron a la cliente: le realizaron un reembolso por el menú de pollo y además le regalaron otro combo.

"Si no hacés lo correcto, el karma te lo devolverá. El dinero no era mío, no necesitaba quedármelo. Tendré el mío en el futuro", reflexionó la trabajadora.

s