Terrible

Gastó una fortuna en 15 cirugías para parecerse a Kim Kardashian pero las cosas no salieron bien

Pasó ocho años derrochando en múltiples cirugías para parecerse a su ídola: Kim Kardashian.
Gastó una fortuna en 15 cirugías para parecerse a Kim Kardashian pero las cosas no salieron bien

Desde que era adolescente, Cherri Lee ha adorado por completo a la familia Kardashian, así como sus cuerpos curvilíneos. Se obsesionó tanto con ellos que derrochó U$S 70.000 en varias cirugías para parecerse a Kim K.

Cherri dijo que después de mucho gasto y trabajo duro, finalmente logró su sueño de parecerse a Kim, incluso si recibe algunos comentarios desagradables sobre su apariencia, informa Daily Star.

A la surcoreana de 28 años le tomó ocho años someterse a los procedimientos, incluidos tres levantamientos de glúteos, que se consideran bastante peligrosos, junto con cirugías faciales.

3j5r7K8fi_720x0__1.webp

Dijo que su primera operación tuvo lugar cuando tenía 20 años después de pasar por una ruptura bastante difícil, pero, después de agrandar sus pechos su ex regresó arrastrándose.

Cherri dijo: "Después de la ruptura, mi confianza estaba en el fondo. Siempre quise el look glamuroso de las Kardashian con el trasero grande y la figura de reloj de arena. Desde que vio mi transformación, mi ex volvió a ponerse en contacto conmigo y me dijo que ahora me quiere, ¡pero soy demasiado para él y estoy recibiendo propuestas de hombres de mejor condición que él!", indica Daily Star.

Cherri, también conocida por su nombre surcoreano, Hanbyeol, se ha sometido a 15 cirugías para tratar de lograr la "cara de Kardashian", así como la figura de reloj de arena característica.

MxURWtIwc_720x0__1.webp

Sus padres también colaboraron para ayudarla a financiar la transformación que insumió U$S 70.000, y dijo que ahora se ve tan diferente que la gente ni siquiera se da cuenta de que es de Corea del Sur.

"De hecho, me veo como una persona completamente diferente ahora. Algunos de mi familia coreana ya ni siquiera me reconocen", dijo.

y agrega: "Kim siempre ha sido una inspiración para mí y, a mis ojos, es la mujer más hermosa del mundo. No me arrepiento de ningún procedimiento y lo volvería a hacer igual. Lo único que lamento es por qué no lo hice antes", dice Daily Star.

JGg_eMVgD_720x0__1.webp

De 2019 a 2021, Cherri, que trabaja como profesora de inglés a tiempo parcial, se hizo tres levantamientos de glúteos para tratar de lograr el mismo trasero que una de las estrellas de telerrealidad más famosas del mundo. Añadió: "Me lo hice tres años seguidos. Cada vez no era lo suficientemente grande para mi gusto".

Durante este tiempo también se sometió a una operación de nariz, cirugía de pómulos, reducción de papada y dos rondas de eliminación de grasa bucal, que es un procedimiento que funciona para adelgazar las mejillas, informa Daily Star.

Dijo que ahora cree que ha logrado su objetivo pero, aun así, no ha tenido más cirugías desde su última eliminación de grasa bucal, que es algo que había hecho en Grecia el año pasado.

Cherri dijo: "No estoy planeando más cirugías ahora, sé cuándo parar. Era adicta antes. Sentía un zumbido cuando me despertaba con un dolor insoportable y luego me veía a mí misma y mi recompensa. Estoy muy agradecida de que ningún procedimiento que haya hecho haya salido mal, porque sé que eso puede suceder".

Dice que los extraños a veces piensan que es Kim K cuando caminan detrás de ella. "No creo que mis rasgos faciales se parezcan a los de Kim K, pero la vibra general es de ella. Tengo gente comentando desde atrás, pensando que no puedo escucharlos preguntándose si soy Kim. La gente dice que debería ser su doble de cuerpo", indica Daily Star.

Cuando está en público, Cherri dijo que también recibe muchas reacciones encontradas. "Me encanta cuando la gente se detiene y me hace cumplidos, pero odio cuando los chicos me piden mi número de teléfono. ¡Me ofende cuando piensan que tienen una oportunidad!. También he tenido algunas reacciones negativas", dice Daily Star.

"Una vez, una señora de mediana edad me miró y me preguntó cuánto cobraba por hora, sugiriendo que era una trabajadora sexual. Estaba en público con un vestido de verano, fue simplemente grosera. Pero no dejo que me afecte. Si no tienes nada bueno que decir, sigue adelante", agrega.

Y cierra: "Siempre he sido una buscadora de atención. Me hace sentir sexy. Me gusta que la gente al azar me haga cumplidos. Mi confianza está por las nubes, soy mucho más feliz ahora que cuando era más joven".

FUENTE: Clarín
s