Estados Unidos

Hace 25 años que no se corta las uñas y reveló el conmovedor motivo

Su nombre es Diana Armstrong, vive en Minnesota y desde comienzos de este año inscribió su nombre en el libro Guinness de récords.
Diana Armstrong hace 22 años que no pasa por un salón de belleza (Foto: Kevin Scott Ramos/Guinness World Records).

Diana Armstrong hace 22 años que no pasa por un salón de belleza (Foto: Kevin Scott Ramos/Guinness World Records).

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Una mujer que rompió el récord mundial Guinness por tener las uñas de las manos más largas del mundo contó cómo realiza las tareas diarias teniendo en cuenta que, sumadas, tienen una longitud unos 12 metros. Además, reveló el conmovedor motivo por el que se las dejó crecer durante 25 años y por el que lleva 22 sin pisar un salón de belleza.

Oriunda de Minnesota, en Estados Unidos, Diana Armstong se cortó las uñas por última vez en 1997, cuando prometió no volver hacerlo después de que Latisha, de 16 años, falleciera trágicamente mientras dormía debido a un ataque de asma. Su hija fue la última persona en arreglarle las uñas. Y aunque sus otros hijos trataron de persuadirla para que se las cortara, una vez que entendieron el significado de su decisión, optaron por no insistir.

Diana_Armstrong_dos_Kevin_Scott Ramo_Guinness World_Records.jpg

"Puedo subirme el cierre de los pantalones o de una chaqueta. También puedo abrir una lata de gaseosa, aunque para eso necesito un cuchillo. Una vez manejé un auto, pero como tuve que sacar la mano por la ventana, no manejé más", reveló Diana, según consigna Mirror.

"Y en los baños públicos, necesito usar el cubículo más grande. Mis uñas suelen ser más largas que los cubículos de tamaño normal. Si tengo que recoger dinero del piso, puedo hacerlo si son billetes. Pero si son monedas, se quedarán ahí", agregó.

Diana_Armstrong_uno_Kevin Scott Ramos_Guinness World_Records.jpg

Por otro lado, expresó que, si bien no se las corta, somete a sus uñas a un cuidado especial: "Con cada uña se tarda unas 10 horas en limarse y pulirse. Para limarlas, necesito usar una herramienta de carpintería Dremel. Me las arreglo cada cuatro o cinco años y consumo entre 15 y 20 esmaltes. De hecho, me los pinté la semana pasada y tardé cuatro días".

Después de que el equipo de Guinness World Records se contactara con ella a principios de este año para reconocerla oficialmente por su marca, Diana admitió que pensó que se trataba de una broma. Sin embargo, al ver que era cierto, se sintió y se siente orgullosa de su galardón y cree que Latisha también lo estaría.

s