icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

8 propiedades del ajo que no te podés perder

8 propiedades del ajo que no te podés perder
8 propiedades del ajo que no te podés perder

Si bien, el ajo es un alimento fuerte y con un perfume particular, lo cierto es que las propiedades del ajo parecen ser milagrosas. Desde las cualidades nutricionales que tiene hasta los múltiples efectos positivos en el organismo hacen que este alimento sea un condimento medicinal ideal para ingerirlo en algunas comidas.

De hecho, las propiedades del ajo se remontan al momento histórico en que los faraones egipcios lo valoraban de tal modo que, a los esclavos que construían las pirámides, les daban una ración diaria del alimento para que se mantuvieran sanos. Además, el ajo se utilizó a lo largo de la historia como un remedio contra la tuberculosis y el cólera. Incluso, se cree que en la Primera Guerra Mundial el ajo funcionó como antiséptico para limpiar y curar, y para tratar las diarreas ocasionadas por las condiciones poco sanitarias en las que se vivía en las trincheras.

¿Qué es el ajo?

Es una planta de la familia de las Liliáceas, de 30 a 40 cm de altura, con hojas ensiformes muy estrechas y bohordo con flores pequeñas y blancas. El bulbo es también blanco, redondo y de olor fuerte y se usa mucho como condimento.

1- Protege tu corazón

Se cree que el consumo regular del ajo, mejora ampliamente la circulación sanguínea. Esto se debe a que el alimento provoca un fenómeno llamado vasodilatación el cual aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos. En consecuencia, la sangre fluye por el organismo con mayor facilidad disminuyendo así la presión.

2- Reduce el colesterol malo

El colesterol malo (LDL) con el correr del tiempo obstruye las paredes de las arterias y, por ese motivo, es esencial mantener este valor controlado por un médico e intentar bajar los niveles del mismo presente en sangre. Para todos aquellos que tienen un alto nivel de colesterol malo, el ajo actúa como un regulador interno disminuyendo el porcentaje presente en sangre. De hecho, en Estados Unidos muchos ciudadanos consumen extractos de ajo para equilibrar su colesterol.

3- Abre el apetito

Otra de las cualidades del ajo más amadas es que estimula las mucosas gastrointestinales. Esto genera un aumento exponencial de las secreciones digestivas y de la bilis. Es decir que produce una mejor preparación del tracto digestivo para la digestión de los alimentos.

4- Es un eficaz antibiótico

Un estudio de la Universidad Estatal de Washington (Estados Unidos) publicado en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy, concluye que el sulfuro de dialilo -uno de los compuestos del ajo- es 100 veces más eficaz que los antibióticos populares para luchar contra la bacteria Campylobacter (una de las causas más comunes de infecciones intestinales).

5- Disminuye el riesgo de parto prematuro

¡Atención embarazadas! Diversos estudios médicos como el realizado por la División de Epidemiología del Instituto Noruego de Salud Pública demostró y concluyó que la ingesta de frutos secos y verduras tales como el ajo, reducen ampliamente el riesgo de parto prematuro. Esto se debe a que mantienen las infecciones microbianas totalmente controladas durante el período del embarazo.

6- Combate el resfrío

Un equipo de científicos del St. Joseph Family Medicine Residency en Mishawaka, Indiana concluyó que a raíz de la ingesta de ajo se puede disminuir la frecuencia de los resfriados en adultos. Esto se traduce en que, el alimento, es beneficioso para las defensas ya que es antiviral, antihongos y antibacteriano.

7- Poderoso antioxidante

El ajo también resulta ideal para mantener nuestro organismo en perfectas condiciones y evitar la oxidación de las células. Esto se debe gracias a los numerosos antioxidantes presentes en el ajo y que ayudan a neutralizar los radicales libres y a mantener el cuerpo más joven y protegido. La alicina es uno de los antioxidantes más poderosos presentes en el ajo y con los que lograrás estos beneficios.

8- Cuida tus huesos

Por último, otra de las propiedades del ajo es la capacidad que tiene de beneficiar a todas aquellas personas que sufren de artritis o cualquier dolor articular gracias a su alto contenido de selenio y sulfuro.

Cómo ingerir el ajo

Para aprovechar realmente todas las propiedades que aporta el ajo y los beneficios anteriormente mencionados, lo ideal es consumirlo crudo para obtener al 100% todos sus nutrientes. En cambio, cuando se ingiere este alimento cocido, porque se lo incluye en alguna receta, se puede perder hasta el 90% de sus propiedades.

Además, otra de las ventajas de consumir este alimento es que el precio del mismo es muy económico y es posible comprarlo en cualquier verdulería o supermercado cerca del hogar.

Si bien consumir ajo crudo puede dejar mal aliento, lo cierto es que masticando unas hojas de perejil, menta fresca o apio es muy fácil combatirlo porque tienen la capacidad de neutralizar el olor gracias a sus contenidos de clorofila. Y, lo ideal, es finalizar el enjuague de la boca con agua y algunas gotas de limón para evitar cualquier rastro del consumo de ajo.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show