Balance

A un año de pandemia y confinamiento, los argentinos resumen al 2020 como "incertidumbre"

El impacto más negativo de la pandemia por el Covid-19 recayó en el aspecto económico, el trabajo y la salud mental, según la Facultad de Psicología de la UBA.
por Romina Cansler | 18 de mar de 2021 - 19:45
Para los argentinos

Para los argentinos, el impacto más negativo de la pandemia derivada del Covid-19 recayó en el aspecto económico, el trabajo y la salud mental.

Con 365 días de confinamiento entre ASPO y DISPO, los argentinos eligen la palabra incertidumbre como definición del 2020, según el último relevamiento del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la UBA. Además, evaluaron que el impacto más negativo de la pandemia derivada del Covid-19 recayó en el aspecto económico, el trabajo y la salud mental, siendo que los ámbitos más perjudicados fueron los de estudio, laborales y amistad.

Emociones a flor de piel

En el informe denominado “A un año de la crisis: balance 2020 e impacto en la salud mental”, los especialistas advirtieron que los argentinos se expresan de forma “claramente negativa” sobre el 2020 por la pandemia y el confinamiento.

Escriba con una sola palabra lo que le dejó el 2020.jpg
Covid-19: Así describieron los argentinos el año de confinamiento por la pandemia.

Covid-19: Así describieron los argentinos el año de confinamiento por la pandemia.

En ese sentido, al pedir que califiquen con una sola palabra las emociones y sentimientos que percibieron el pasado año, los encuestados eligieron: incertidumbre, tristeza, angustia, miedo, soledad, desastre y pérdida. Mientras que al solicitar que describan un aprendizaje o experiencia positiva, la más elegida fue nada/ninguna, seguida por unión, familia, solidaridad, valorar, paciencia, amor y empatía.

En palabras de los propios argentinos, la crisis sanitaria los afectó más negativamente en el aspecto económico, el trabajo y la salud mental, siendo que las relaciones interpersonales más perjudicadas se dieron en los ámbitos de estudio, laborales y de amistad. De todas maneras, destacaron que lo más positivo este año de confinamiento les permitió reflexionar, autodescubrirse y replantearse valores y prioridades en la vida.

Transcurrido casi un año del comienzo de la pandemia y que el gobierno nacional decrete el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, nuestra ‘Curva de Salud Mental’ sigue presentando indicadores negativos en niveles bastante altos”, destacaron los especialistas del OPSA.

Describa algo positivo que le haya dejado el 2020.jpg
Covid-19: Para los argentinos, el 2020 con confinamiento y pandemia no dejó

Covid-19: Para los argentinos, el 2020 con confinamiento y pandemia no dejó "ningún" aprendizaje.

Aunque destacaron que, por primera vez desde abril 2020, se quebró la tendencia negativa y experimentó “una leve mejoría (leve declive en sus valores)”, situación que calificaron como “auspiciosa y alentadora en cuanto a una posible remisión del estado generalizado de malestar psicológico”.

Año nuevo, ¿emociones nuevas?

Con la llegada del 2021, las sensaciones se renovaron. Es por eso que los argentinos esperan a este nuevo año de forma expectante, en un 42%, y con esperanza, en un 34%. “La elección mayoritaria de estas dos palabras supone un posicionamiento de autoexigida prudencia, que anida dosis equilibradas de ansiedad, temores al porvenir e ilusiones de buenaventura”.

Incluso, al ser consultados sobre los sentimientos, emociones y estados de ánimo en lo que va del año, 5 de cada 10 argentinos eligieron pusieron la incertidumbre al tope de la lista, seguida por cansancio, reflexión y agotamiento, 26% cada una.

Emocionalmente frente a 2021.jpg
Tras un año de pandemia por el Covid-19, los argentinos reciben al 2021

Tras un año de pandemia por el Covid-19, los argentinos reciben al 2021 "expectantes" y "esperanzados".

“Este resultado coincide con las respuestas espontáneas referidas al balance 2020 y nos lleva a pensar que, en el actual contexto de crisis global y multidimensional, la incertidumbre sigue estando en el centro de nuestro eje emocional-cognitivo”, señalaron desde el OPSA.

Asimismo, destacaron que la extensión de la pandemia promovió y hasta maximizó las “incertezas que atraviesan todos los ámbitos de la vida: salud física y mental, trabajo, familia, economía y proyectos de vida”. “Esta incertidumbre multidimensional es posible que siga constituyendo una verdadera 'incubadora' de emociones negativas, como angustia, temor al futuro y depresión”, alertaron.

Futuro incierto

Con el 60% de los argentinos asegurando que se encuentran “algo peor o mucho peor que antes de la pandemia”, el 28% asegura que su visión y expectativas respecto a su futuro han sido afectadas negativamente, un 19% afirma que “será más dura y difícil que antes”, un 9% aseveró que cambió “drásticamente y se siente desesperanzado y con angustia”.

De todas maneras, según los especialistas de OSPA, la media general de “pesimismo-optimismo” se sitúa en 5,4 puntos, casi equidistante de los extremos, siendo que quienes expresaron mayores emociones negativas sobre el futuro fueron los segmentos más jóvenes y quienes se autoperciben con una clase social más vulnerable.

“Se observa una asociación negativa entre clase social y la preocupación por la economía personal: a medida que se baja en la pirámide social sube la preocupación por lo económico”, destacaron.

Virus y miedos

La mirada hacia otros continentes y la persistencia de la pandemia en la Argentina, sumada a las variaciones del virus y la fluctuación en la cantidad de contagios (divididos en olas), mantienen a los argentinos subyugados ante el Covid-19.

Percepción de peligrosidad del Covid.jpg
Pandemia: así perciben la peligrosidad del Covid-19 los argentinos.

Pandemia: así perciben la peligrosidad del Covid-19 los argentinos.

En ese sentido, el relevamiento destacó que un 73% de la población afirma que está entre “muy asustada” (34%) y “un poco asustada” (39%) ante la chance de contagiarse, siendo que un 55% estima que alguna vez estuvo infectado y un 9% lo piensa que lo está todo el tiempo.

Es más, un 82% califica al Covid-19 como un factor de alta peligrosidad, mientras que 1 de cada 2 argentinos lo considera una gran amenaza para la salud pública del país. Incluso, pese a que el 42% de los padres prefiere “volver a las clases presenciales” y un 43% prefiere un modelo mixto entre presencialidad y virtualidad, el 47% estima que el riesgo de contagio aumentará.

Sentimientos en cuanto a contraer Covid-19.jpg
Pandemia: al 73% de los argentinos lo asusta, entre mucho y poco, contraer Covid-19.

Pandemia: al 73% de los argentinos lo asusta, entre mucho y poco, contraer Covid-19.

Y si de educación se trata, los padres se dividieron al calificar a la experiencia virtual: un 37% aseguró que fueron entre buenas y muy buenas, un 35% entre mala y muy mala, y el 28% restante regular, siendo que al evaluar los objetivos de aprendizaje más de la mitad de los adultos (53%) los ubicó entre “negativo y muy negativo”.