icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Adopción de Perros: ¿qué debo tener en cuenta?

Adopción de Perros: ¿qué debo tener en cuenta?
Adopción de Perros: ¿qué debo tener en cuenta?

La adopción de perros es una oportunidad no sólo para darle hogar, comida y amor a un animal, sino también para adquirir un compañero de vida. Cabe destacar que, traer un cachorro a la vida de una persona, conlleva grandes cambios en la cotidianidad por lo que debe ser una decisión que debe ejecutarse con responsabilidad y gran compromiso. Evaluar seriamente las consecuencias de incorporar un perro en el hogar evita que, en un futuro, el animal sea abandonado o se lo devuelva al criadero o casa de acogida en donde muchas veces no pueden recibirlos nuevamente por falta de espacio.

Muchas personas optan por hacer una lista de pros y contras para analizar todas las aristas que involucra el proceso de adopción de perros. Es importante tener en cuenta que, a diferencia de los gastos, este animal es un ser completamente dependiente del ser humano. Es decir que buscan atención constante y desarrollan un apego emocional muy fuerte. De hecho, cuando el perro no recibe los cuidados que necesita demuestra actitudes depresivas y señales de tristeza.

Con el objetivo de tomar una decisión seria y comprometida, se aconseja reflexionar detenidamente sobre los siguientes aspectos que se deben tener en cuenta antes de concretar la adopción.

Estilo de vida y su espacio

El carácter del animal en relación a su raza y el tamaño que tenga es un factor fundamental que determina cuánto espacio y atención necesita el perro. Por ejemplo, si el departamento es chico -como un monoambiente- o como dueño no disponés de gran cantidad de tiempo para hacer paseos es recomendable tener un animal pequeño para que no sufra del encierro. En cambio, si el perro es mediano o grande no sólo va a necesitar un hábitat en donde se pueda desplazar sino también realizar largos paseos para jugar y descargar su energía.

A raíz de elementos tan simples como el estilo de vida y el espacio del hogar es muy fácil inclinarse por un animal en particular o directamente darse cuenta que la adopción requiere de una cantidad de sacrificio y esfuerzo que quizás por trabajo o múltiples motivos la persona no está dispuesta a hacer.

La educación

Al igual que un bebé, los cachorros necesitan aprender continuamente: desde cómo comer, dónde hacerlo, cómo jugar e incluso a hacer sus necesidades fuera de casa. Inculcar estas enseñanzas requiere por parte del dueño mucho tiempo, dedicación y constancia para lograr que su perro aprenda. Además, cabe destacar que la educación como ocurre con el ser humano es un proceso y cada quien incorpora nuevos conocimientos a su ritmo. En este sentido, es indispensable disponer de paciencia cuando haya destrozos por ejemplo de muebles y saber felicitar con caricias, juegos o comida especial cuando exista un logro por parte del cachorro.

Existen también adiestradores que, si bien conlleva un gasto en el ámbito económico, son profesionales que ayudan y orientan el proceso de aprendizaje. Además, suelen ofrecerle a los dueños diversas herramientas para que sigan enseñando en casa con mayor conocimiento.

Los cuidados

A lo largo de toda la vida del perro es importante llevarlo a la veterinaria para controlar su crecimiento, desparasitarlo, colocarle vacunas, entre otros. Además es muy importante estar atento a los comportamientos del cachorro porque es la única forma de identificar cuando siente dolor o presente síntomas de alguna enfermedad.

Por supuesto que, por sobre los cuidados médicos, es importante habituar al cachorro a los baños, a cortarle las uñas y cepillarle los dientes. Estas son rutinas que muchos dueños eligen hacer en casa mientras que otros optan por los servicios de las veterinarias para mantener la higiene del animal. Y, en el caso de que haya niños en el hogar, evitar que la mascota transporte bacterias o virus.

Comprarle alimento regularmente para cada etapa de su vida, forma parte de los cuidados del perro al igual que su higiene y control de salud. Todos estos elementos significan un gasto económico por lo que se aconseja considerar que un porcentaje del ingreso debe ser destinado para este tipo de necesidades.

Vacaciones con una mascota

Desde el momento en que se adopta un animal no sólo se modifica la cotidianidad y la dinámica del hogar sino también la forma de planificar las vacaciones. Si bien existen múltiples alternativas como dejar al animal bajo el cuidado de algún familiar o en una guardería canina, muchos dueños quieren llevarse a sus compañeros de vida con ellos. De ser así es importante seleccionar medios de transporte y alojamientos que sean “Dog Friendly” o amigos de los perros para que ambos puedan disfrutar del viaje.

En el caso de elegir un destino de aventura o que, por la dinámica del viaje el perro no pueda ir, días antes de la fecha de salida es importante realizar un periodo de adaptación tanto en la guardería o en el hogar de algún familiar o amigo en donde se va a quedar para que el animal sufra lo menos posible y se familiarice con lo que va a ser su nuevo entorno por unos días.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show