Covid-19

Córdoba: nueve detenidos tras desactivar seis fiestas clandestinas

La policía llevó a cabo operativos en diferentes barrios de la capital provincial en medio de las restricciones dispuestas para frenar el avance del Covid-19.
La policía cordobesa desactivó seis fiestas clandestinas en distintos barrios de la capital provincial. Foto: archivo

La policía cordobesa desactivó seis fiestas clandestinas en distintos barrios de la capital provincial. Foto: archivo

Nueve personas fueron detenidas esta madrugada por organizar o ser anfitrionas de seis fiestas clandestinas en la ciudad de Córdoba, pese a que rige el decreto nacional que prohíbe este tipo de reuniones con motivo de la segunda ola del Covid-19.

Según informaron fuentes policiales, las fiestas fueron desbaratadas en los barrios Manantiales, Villa El Libertador, Jerónimo Luis de Cabrera, Villa Rivera Indarte, Villa Allende Parque y Liceo 1º Sección, en la capital cordobesa, mientras que otra reunión ilegal fue desarticulada en localidad provincial de Salsipuedes.

Embed

En la fiesta que se llevaba a cabo en el barrio Liceo había unas 60 personas, algunas de ellas menores de edad.

Este sábado, durante la primera noche de confinamiento estricto, una mujer, de 40 años, fue detenida en la ciudad de Río Cuarto, acusada de organizar una fiesta clandestina con más de 300 personas y de tener en planes próximos eventos.

Por su parte, el organizador de una fiesta clandestina en localidad platense de Los Hornos deberá pagar una multa de 355.000 pesos por violar las normas sanitarias de prevención y exponer a situaciones de contagio a la población.

Así lo decidió el juez de Faltas de la Municipalidad de La Plata Oscar Piloni, luego de que la policía desactivara, el pasado 18 de enero, una fiesta clandestina en la casa del sancionado, ubicada en la calle 71, entre 134 y 135, en Los Hornos.

De acuerdo a las normas municipales dictadas con motivo de las restricciones ante el avance del Covid-19, las multas pueden llegar a los 2.000.000 de pesos para quienes organicen fiestas clandestinas en bares, salones de fiestas o casa quintas, y recaerán en quienes organicen el encuentro y en los propietarios del inmueble donde se desarrolle.