Pandemia

Coronavirus en Argentina: las claves para entender por qué el país llegó a los 120 mil muertos

A nivel mundial, son 5.6 millones los muertos desde que comenzó la pandemia. Los números que más duelen y un análisis de las proyecciones de los expertos.
Francisco Reyes
por Francisco Reyes |
Una cifra que duele: Argentina superó los 120 mil muertos con coronavirus desde el inicio de la pandemia. (Foto: Télam)
Una cifra que duele: Argentina superó los 120 mil muertos con coronavirus desde el inicio de la pandemia. (Foto: Télam)

Argentina superó este jueves las 120 mil personas fallecidas con coronavirus. Y vale la pena remarcar que detrás de la palabra " muertos" hay personas. Se trata de la variable que más duele de la pandemia. Las 5.6 millones de vidas que ya no están, que se cruzaron con el virus SARS-CoV-2 en alguna de las tantas olas y variantes que azotaron y azotan actualmente tanto al país como al mundo.

¿Qué quiere decir esto? Afortunadamente, la "nueva versión" del coronavirus que circula entre nosotros de forma predominante no generaría un tipo de enfermedad grave, y se concentraría en la parte alta de la vías aéreas respiratorias, causando síntomas leves que desaparecen en pocos días.

Sin embargo, la demencial cantidad de nuevos positivos que adquieren todos los días la enfermedad haría que por una simple ecuación matemática aumenten de forma considerable las muertes. Más de 69 millones personas tienen COVID-19, al día de la fecha alrededor del globo y según el sitio de estadísticas en tiempo real Worldometers. Es una consecuencia inevitable, advierten los expertos.

casos coronavirus argentina.jpg
Argentina superó los 120 mil muertos con coronavirus. (Foto: archivo)

Argentina superó los 120 mil muertos con coronavirus. (Foto: archivo)

¿Cuáles son los motivos que explican 120 mil fallecidos?

Con más de 120 mil muertos desde el 7 de marzo de 2020, fecha en la que el país reportó su primer víctima mortal con coronavirus, Argentina sufre un incremento muy lento pero sostenido del número de fallecidos reportados diariamente, como así también de los positivos, este martes se superaron los 8 millones. Según aclara el mismo Ministerio de Salud, hay una demora 'lógica' entre que se cargan los datos en cada jurisdicción, llegan al sistema nacional y se informan.

En este contexto, y en diálogo con A24.com, Carlos Javier Regazzoni, doctor en Medicina especializado en medicina interna, diplomado en Bioestadística y ex director Ejecutivo del PAMI, resaltó: "El número de fallecidos es muy elevado, estamos entre las peores pandemias del mundo, porque han habido muchos contagios, reportados y no reportados. También hay que considerar que los fallecidos reales sean probablemente un 20 a 30 % más. Causas: graves errores en el manejo epidemiológico, y altos niveles de pobreza en la población".

Consultado por este medio, el doctor en Salud Pública y ex ministro de Salud Adolfo Rubinstein, dio su visión al respecto, puntualizando: "Con 120.000 muertos estamos en los primeros lugares del número de muertos por población. La razón más importante que Argentina esté en esta posición tiene que ver con las medidas que se tomaron a lo largo de la pandemia. La más grave fue la cuarentena prolongada y pesimamente calibrada y muchas de las restricciones, sumado a la demora en la campaña de vacunación y la inclinación geopolítica sobre la compra de las vacunas".

coronavirus omicron.jpg
La subvariante BA.2 de Ómicron está causando una nueva oleada explosiva de casos en el mundo. (Foto: archivo)

La subvariante BA.2 de Ómicron está causando una nueva oleada explosiva de casos en el mundo. (Foto: archivo)

¿Cómo se ubica el país a nivel regional/mundial?

De acuerdo a Regazzoni, "Estamos entre las 20 peores pandemias del mundo, y América Latina es la región con niveles de mortalidad más elevados del planeta; causas: falta de coordinación regional, graves errores de manejo epidemiológico, elevados niveles de pobreza previos, una de las desigualdades sanitarias y sociales más altas del mundo".

En este punto y en relación al físico e investigador del CONICET Jorge Aliaga, "lo que hubo fue un grupo de países orientales que usaron estrategias para eliminar la circulación viral. China es un caso extremo por la enorme población y los bajos muertos que reportaron siempre. Japón, Corea, Nueva Zelanda tomaron decisiones para que no circulara el virus".

"En Occidente están todos en una situación mejor o peor, dependiendo del pico de la vacuna. Están con muchos muertos. Incluso Brasil o Perú, que están peor que nuestro país. Hay un problema de Occidente y es que se decidió en algún momento dejar de tomar medidas y no limitar los contagios. Lo que se hizo fue que los contagios no aparezcan todos juntos para no saturar el sistema de salud cuando no había vacunas, pero eso no evita los muertos porque a la larga la gente se muere de a poco", completó.

De acuerdo al físico, que monitorea día a día los números del COVID-19 en la Argentina y en el mundo, lo que muestra esta situación es que ha habido una enorme cantidad de muertos en Occidente producto de que no se cortó la circulación viral. "La estrategia local fue no aplastar la curva, sino aplanarla".

Muertes coronavirus mundo placa.jpg
Muertos acumulados con coronavirus por país, al 24 de enero. Argentina se ubica en la 13° posición, a nivel mundial. (Gráfico: Our World In Data)

Muertos acumulados con coronavirus por país, al 24 de enero. Argentina se ubica en la 13° posición, a nivel mundial. (Gráfico: Our World In Data)

¿Qué podemos esperar para las próximas semanas?

Los expertos, en su gran mayoría, coinciden en que ahora tenemos mucha gente vacunada en el país. Según Aliaga, "en Argentina desde octubre los casos subieron 120 veces. De 700 y pico a más de 100.000, pero los muertos subieron 20 veces, de ocho a 150 por días. Subieron menos losmuertos que los casos".

"Si hubiéramos tenido esta circulación viral y sin vacunas hubiera sido una catástrofe. Lo mismo que al principio si no se tomaban medidas", advirtió.

¿Qué sucederá ahora? Para Aliaga, ahora vamos a tener unos miles de muertos más por haber decidido que no había que afectar la economía y el turismo en verano. Se dejó en diciembre que hubiera eventos masivos y eso impulsó los contactos en ese mes.

"Llegamos a 120.000 fallecidos con coronavirus porque se tomó la decisión de seguir sin cortar los contagios con el argumento de que va a haber pocos muertos", consignó Aliaga.

En contraposición y según Adolfo Rubinstein, "todavía estamos viendo el impacto de Delta, no de Ómicron. Por eso todavía vemos muertes y ocupación de camas de terapia intensiva. Estamos viendo la complicación de los contagios que ocurrieron hace tres o cuatro semanas.

Seguramente en las próximas semanas vamos a tener el impacto de la Ómicron, en una o dos semanas más, así que espero que empiecen a bajar las muertes y las complicaciones rápidamente. Pero aun así, cuando estamos viendo el impacto de Delta, la realidad es que en la segunda ola nos agarró con 40.000 casos y 800 muertes diarias, ahora la cosa está muchísimo mejor cuando tenemos un 75% de la población vacunada con dos dosis".

"La realidad es que, si uno compara con la segunda, por caso detectado hay probablemente cuatro casos no detectados, sobre todo porque se está testeando muy poco, y con un número de muertes que está en promedio en 200 depende de los días, la realidad es que aun así tenemos al menos cuatro o cinco veces menos que el pico de la segunda ola", reflexinó.

ops y covid.jpg
Según la OPS, en una semana promedio aumentaron en un 50% los contagios de coronavirus, pero las muertes solo aumentaron un 11%. La vacunación, la responsable del menor impacto en el número de fallecidos. (Foto: Archivo)

Según la OPS, en una semana promedio aumentaron en un 50% los contagios de coronavirus, pero las muertes solo aumentaron un 11%. La vacunación, la responsable del menor impacto en el número de fallecidos. (Foto: Archivo)

150 muertos diarios, acumulados en el tiempo

El investigador del CONICET, Aliaga, cree que es inaceptable que los mismos que dicen que hay que contagiarse para generar inmunidad después ponen el grito en el cielo porque llegamos a 120.000 muertos con esta subida. Esta subida no va a acumular tantos muertos como mayo o junio porque va a ser mucho más corta y menos alta. No vamos a tener 600 muertos por día, sino 150 más o menos, pero se van a acumular unos miles de muertos más.

"El clima explica no más de un 10% de las variaciones de incidencia de casos. Lo que ocurra en el invierno va a depender de: evanescencia de la inmunidad adquirida por vacuna o infección previa, el impacto de las escuelas en los contagios (la vacunación temprana de los niños, en este sentido fue un gran acierto), la eventual aparición (o no) de nuevas variantes con capacidad de escape inmunológico, y la implementación o no de un plan asertivo de vigilancia epidemiológica", expresó Regazzoni a A24.com, médico y político argentino.

Y concluyó: "De nosotros depende el desarrollo de una estrategia; sin ella, es esperable un escenario de lucha desigual con consecuencias perjudiciales especialmente para los sectores más vulnerables".

antivacunas en Bruselas.jpg
Las personas no vacunadas son las que sufren formas más graves del COVID-19, coinciden los profesionales de la salud. (Foto: archivo)

Las personas no vacunadas son las que sufren formas más graves del COVID-19, coinciden los profesionales de la salud. (Foto: archivo)

Complicaciones en personas no vacunadas

El dilema de vacunarse o no contra el coronavirus se ha convertido en una grieta de escala mundial. Pero los datos científicos avalan, una vez más, la eficacia de esta estrategia sanitria para evitar formas graves de la enfermedad. "Las complicaciones están ocurriendo en la población no vacunada o con esquemas incompletos. Más allá de todo, las complicaciones en los no vacunados son entre 10 veces más que en los vacunados", resaltó el doctor Rubinstein a A24.com.

"Creo que la tercera ola va a empezar a mitigarse pronto. A mediados o fines de febrero la cosa empiece a bajar. Probablemente dure menos que la segunda ola. Esto tiene que ver con el altísimo número de casos, es decir, que el flujo de casos, que es altísimo se está comiendo el stock de población susceptible y espero que signifique la transición a la etapa endémica del COVID-19 o hacia la extinción del coronavirus", añadió el ex ministro de Salud durante el gobierno de Mauricio Macri.

"A medida que aumente la vacunación vamos a tener la circulación del virus y va a terminar en una enfermedad estacional, como la gripe, y vamos a ir a una transición hacia una enfermedad benigna", vaticinó Rubinstein, a modo de conclusión.

Colaboración: Julia D'Arrisso

s