accidente

Cuarentena obligatoria y coronavirus: ¿cómo explicarles a los más chicos?

Cuarentena obligatoria y coronavirus: ¿cómo explicarles a los más chicos?

Juegos y palabras sencillas. Esta es la receta que el Director de Ingeniería en Alimentos en Fundación UADE, Martín Piña, destacó a la hora de explicarles a los más chicos las razones de la cuarentena obligatoria por el avance de la pandemia de coronavirus.

Según explica el especialista, la suspensión de las clases por la pandemia de coronavirus y la presencia constante de la familia en las casas en la cuarentena obligatoria cambió los hábitos cotidianos en los hogares. "El tema ha marcado la agenda de los medios de comunicación y de nuestras vidas", señaló.

En ese sentido, Peña advirtió que al "estar expuestos a tanta cantidad de información, es normal que en los niños comiencen a surgir algunos miedos y preguntas" y dijo que el primer paso es consultarlos sobre sus conocimientos y sobre la situación actual, para, luego, dar paso a las explicaciones:

  • Honestidad ante todo: los especialistas en pedagogía recomiendan usar un lenguaje apropiado a la edad del niño, observar cómo reacciona y ser conscientes de su nivel de ansiedad. Si desconocemos las respuestas no hay que inventarlas, sino buscar la información juntos de fuentes confiables (OMS, Ministerio de Salud, etc) y “traducirles” a los más pequeños. Hay que evitar el uso de las redes sociales, ya que circulan un montón de “fake news” que pueden confundirlos.
  • Un mundo invisible que nos rodea: Lo primero sería explicarles que “no estamos solos”, que existe un mundo invisible que nos rodea todo el tiempo. Allí viven un montón de “bichitos” que se denominan microorganismos, y no los podemos ver. Hay tres tipos de bichitos: los “buenos”, algunos nos ayudan a fabricar alimentos (pan, yogur o queso), otros viven dentro de nuestro cuerpo y nos ayudan a defendernos de los “malos” (que nos quieren enfermar); y los “ni fu, ni fa”, que simplemente están ahí y no hacen nada.
  • Una guerra del bien contra el mal: así como los superhéroes tienen villanos, los microorganismos buenos tienen enemigos. Estos bichitos malos nos pueden enfermar y tenemos que eliminarlos, y por eso debemos adoptar una serie de pasos muy simples (medidas de prevención).
  • ¿Me voy a enfermar? Depende. Si hacemos las cosas bien, es poco probable que nos enfermemos y porque esto es como una rifa, en la que se sortea enfermarnos por Coronavirus, pero nadie quiere ganar. Si implementamos las medidas de prevención vamos a tener menos números y va a ser menos probable que salgamos sorteados. La buena noticia para los más pequeños es que, por el momento, el Coronavirus afecta más a otras personas, como los abuelitos o las personas que tienen otro tipo de problemas de salud. Con lo cual, se recomienda llevarles tranquilidad.

Más allá de la explicación, Piña destacó la importancia de la implementación de juegos para que comprendan con mayor facilidad algunos aspectos de nuestras palabras.

Probabilidad: este concepto es muy complicado de comprender por los más pequeños, es por eso que el Director de Ingeniería en Alimentos en Fundación UADE propuso un simple juego que solo necesita una bolsita (o recipiente), papel y lápiz.

Si hacemos las cosas mal. Armar 20 papelitos con la numeración del 1 al 20, que se introducen dentro de la bolsa, luego se arman 15 papelitos con la numeración del 1 al 15 para cada niño que debe tener en la mano. Luego llegó el turno del sorteo. El adulto extrae un papelito y lo lee en voz alta para que el pequeño verifique si está entre los que tiene. Si es así, entonces se habrá enfermado porque hizo las cosas mal. Es decir que no cumplió con las medidas de prevención (y es un buen momento para recordarlas). Además, se pueden registrar cuántos números se extrajeron hasta que, finalmente, el niño fue sorteado.

Si hacemos las cosas bien. Hacemos los mismo pasos que en juego anterior, salvo que antes de comenzar el sorteo se le pregunta a los niños sobre las acciones para no enfermarse. Por cada una (centrémonos en 4 o 5) le pedimos al pequeño que nos entregue números. Por ejemplo: te lavás bien las manos me das 3 números, no salís a la calle otros dos, desinfectamos todo dos más. Lo mejor es continuar hasta que al niño le resten uno o dos números. Ahora sí es el momento del sorteo. Las chances de que salga el número que tiene el pequeño son muy escasas, pero si esto ocurre lo mejor es repetir el sorteo. Si es que su número no salió, continuar el sorteo y tomar nota de cuántos números se sortearon.

El jabón, nuestro gran aliado: en este juego se busca mostrar la importancia del lavado de manos con agua y jabón. Para poder realizarlo es necesario un plato hondo, agua, pimienta molida y jabón. El experimento es sencillo: se llena el plato con agua hasta la mitad y se le espolvorea pimienta. El truco está en imaginar que los diminutos pedacitos de pimienta son el coronavirus. Ahora, el pequeño debe sumergir un dedo en el agua y verá como se pegan estos "virus". El siguiente paso es que el niño se lave las manos y se moje el dedo en jabón para volverlo a sumergir. Ahí podrá ver cómo los "bichitos" salen corriendo.

En palabras de Piña, es importante aclararles a los pequeños que cuando "pase esta Pandemia, todo volverá a la normalidad y podremos continuar nuestras vidas habituales" y resaltar la importancia sobre estar informados sobre "ese mundo microscópico que nos rodea para poder defendernos de ellos y prevenir otras enfermedades".

Se habló de
s