Sigue la búsqueda

El desesperado pedido de la familia de uno de los argentinos desaparecidos en el Caribe

A más de una semana de la desaparición de la tripulación en un yate en el Caribe, los familiares temen que hayan sido víctimas de un ataque pirata.
El desesperado pedido de la familia de uno de los argentinos desaparecidos en el Caribe

El desesperado pedido de la familia de uno de los argentinos desaparecidos en el Caribe

"Estamos desesperados, necesitamos que todo el mundo siga colaborando en la búsqueda de mi hijo, desde rastrillajes hasta la réplica de las noticias por parte del periodismo", expresó el hombre.

El barco "MOI Guadalupe" está regresando al destino inicial, pero en mitad de camino perdió todo tipo de contacto. La última comunicación fue en Jamaica. La Marina mexicana está en el lugar con avionetas y embarcaciones por toda la zona en la que nevegaban.

El cónsul argentino en Playa del Carmen, Lautaro Filchtinsky, dijo que "no hay no hay novedades acerca del paradero". La familia del argentino Spasiano -otro de los desaparecidos- lo está haciendo con un avión particular al sur. En comunicación con la agencia Télam, Filchtinsky expresó: "Están trabajando coordinados, buscando en áreas distintas, pero por ahora nada".

Quiénes son los argentinos desaparecidos

Los argentinos desaparecidos son Renzo Spasiano, de 20 años, y Carlos Eduardo Juárez, de 45, quienes junto a un ciudadano cubano y otro mexicano regresaban de un viaje a Haití al que llegaron para llevar alimentos, remedios y hasta un hospital de campaña.

Luis Spasiano, papá de Renzo, le dijo a Télam que con la ayuda de conocidos están realizando una "búsqueda voluntaria pero inexperta". "El cónsul nos está acompañando para ver si podemos lograr que las autoridades mexicanas le asignen más medios y recursos a la búsqueda", indicó.

Se esperaba que el barco arribara al puerto de Cozumel en la mañana del miércoles 29. Según detalló el cónsul, la última señal se recibió a 130 millas del balneario de Cozumel, una isla ubicada frente a Playa del Carmen, y de acuerdo a lo que le informó la marina mexicana ese día no se registraron tormentas de importancia en la zona.

Ambos argentinos viven en Puerto Aventuras, a unos 10 kilómetros de Playa del Carmen, donde Juárez tiene una empresa de yates en la que trabaja Spasiano.

El barco, al mando del capitán cubano Fernández Díaz, había partido desde Puerto Aventuras, el pasado 17 de septiembre para llevar ayuda a las víctimas del terremoto que en agosto causó más de 2200 muertos en Haití. El viaje había sido organizado por los voluntarios de la Brigada de Rescate Internacional Cancún junto con los Misioneros de Cristo Resucitado. Una semana tardaron en cargar la mercadería y equipamiento que habían logrado recolectar.

Se habló de
s