Violencia de género

En primera persona: ¿cómo (sobre)vivir a un abuso sexual?

Según datos de las Naciones Unidas, menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda.
Kristel Freire
por Kristel Freire |
En primera persona: ¿cómo (sobre)vivir a un abuso sexual?

En primera persona: ¿cómo (sobre)vivir a un abuso sexual?

En la clase media alta los trapos sucios se lavan en casa. Decir o sugerir que no sos de una "familia feliz" puede ser una blasfemia, pero, en realidad, hay secretos, algunos muy escandalosos. Decir, por ejemplo, que tu abuelo es un abusador puede convertirse en un hacha que destroza para siempre una familia.

El padre de mi madre abusó de mí cuando yo tenía 7 años, me ofrecía galletitas en forma de ositos con chispas de chocolate para que entrara a su habitación. Yo amaba esas galletitas, pero odiaba lo que tenía que hacer para recibirlas. Durante años, muchos años, pensé que parte de la culpa era mía y en mi casa nunca se habló de "eso" hasta que cumplí 13 años y exploté. Quería que se haga justicia.

Por eso, me interioricé en el tema. La investigación del abuso sexual contra los niños y niñas es compleja. En una revisión de las investigaciones efectuada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2004, se calculó que la prevalencia mundial de victimización sexual en la niñez era de alrededor de 27% entre niñas y de aproximadamente 14% entre niños varones de 12 años. El promedio de abuso sexual en la niñez informada por mujeres era de alrededor de 7% a 8% en estudios realizados en América del Sur, América Central y el Caribe.

Según datos de las Naciones Unidas, menos del 40% de las mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda. En la mayoría de los países para los que existen datos disponibles sobre esta cuestión se constata que, entre las mujeres que buscan ayuda, la mayoría acude a familiares y amistades. Muy pocas recurren a instituciones formales, como la policía o los servicios de salud. De hecho, menos del 10% de quienes buscan ayuda acuden a la policía.

¿Cómo sobrevivir a un abuso sexual?

  • Si no tenés nadie cercano o de confianza que te pueda ayudar existen refugios o líneas gratuitas que te asesoran. Por ejemplo, la organización Aldeas Infantiles tiene un Programa Las Víctimas contra las Violencias a la que podés comunicarte al 08002221717. Si sos mayor de edad también podés comunicarte al 144 donde te brindarán asesoría.
  • Además, podés denunciar a tu agresor llamando al 911 o ir su comisaría local de la policía para denunciar la agresión y pedirles que empiecen una investigación criminal.
  • Si sos menor de edad podes llamar al 102. Este es un servicio gratuito y confidencial, de atención especializada sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes. También te podes comunicar ante una situación de amenaza o vulneración de derechos o si necesitás asesoramiento.
  • Por otra parte, los especialistas recomiendan contar con ayuda profesional. Si no tenés un psicólogo/a de confianza podés comunicarte con https://redpsicologxsfeministas.org/, que brinda una red de asesoramiento.
  • En tanto, si necesitás salir del lugar donde estás porque es un lugar inseguro, podés entrar a http://redlibres.com.ar/guia/refugios y encontrar el lugar más cercano donde podrán ayudarte

¿Cómo denunciar un abuso sexual?

Es necesario un abogado cuando se quiere acusar, aportar pruebas y apelar, entre otras cosas, a la par de la o el fiscal. No importa si el hecho pasó hace años, ya que la prescripción depende de varios factores y no se puede determinar al momento de radicar la denuncia.

Para saber cómo denunciar un caso de abuso sexual en la Justicia, la denuncia se puede hacer en comisarías, fiscalías especializadas -como la UFEM, la DOVIC o la UFISEX-, juzgados en lo criminal y correccional, o centros pensados para ese fin. Por ejemplo, la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema, en Lavalle al 1250, también tiene un número de teléfono. Es el 4123-4510.

Para radicar la denuncia se necesita únicamente contar con el DNI de la o el denunciante. En caso de que se quiera presentar un caso de abuso infantil, su DNI y partida de nacimiento no necesitan acercar inmediatamente.

Una vez hecha la denuncia comienza la etapa de la investigación penal, que contará con la intervención de un juez y un fiscal. Para cumplir con los derechos de la víctima, la Justicia tiene que seguir varias pautas durante todo el proceso, como el principio general de no revictimización, que intenta que el daño ya sufrido por la víctima no se incremente por su contacto con el sistema penal; el acceso a la información judicial a lo largo de todo proceso; la orientación y el acompañamiento, el derecho a la atención médica y el resguardo a la identidad física.

s