icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Escándalo en Chaco: le apagaron los respiradores a pacientes graves de coronavirus

Escándalo en Chaco: le apagaron los respiradores a pacientes graves de coronavirus
Hospital Perrando - Chaco

La Justicia chaqueña investiga la denuncia de las autoridades del Hospital Perrando, sobre un hecho que sucedió el martes por la tarde cuando se vio interrumpido, de forma repentina, el suministro de la red de aire comprimido que alimentaba a los respiradores artificiales de siete pacientes. Según el fiscal Roberto Villalba, a cargo de la investigación, en el caso de que se confirme que "alguien cerró intencionalmente la circulación del aire", el delito se enmarcaría como "tentativa de homicidio".

“Podían haberse muerto varios pacientes”, aseguró uno de los codirectores del Hospital Perrando, Daniel Pascual. Afortunadamente, el ataque se descubrió a tiempo y no se materializó por la rápida respuesta de uno de los técnicos a cargo.

Hospital Perrando - Chaco
Hospital Perrando - Chaco

El hecho puso en alerta a todo el personal del Hospital Perrando. Para las autoridades sanitarias, quien planificó el crimen fue una persona con conocimiento del funcionamiento interno del centro de salud porque “conocía donde estaba la llave” y el sector donde están los tableros para cerrar los conductos de aire comprimido.

“No hay palabras para describir lo que pasó. Esto fue un sabotaje, un intento criminal, para mí, perfectamente planificado y tenía que provocar el caos, el día que llegaba nuestro Presidente a Resistencia. No me cabe la menor duda que eso fue un atentado”, consideró Pascual en diálogo con CiudadTV. Al final, Alberto Fernández canceló la visita al gobernador Jorge Capitanich antes de que se produzca el hecho.

Hospital Perrando - Chaco
Hospital Perrando - Chaco

Según la descripción de Pascual, el autor material del atentado hizo una tarea compleja para llevar a cabo su plan y afectar a las siete camas con asistencia respiratoria mecánica. Varias de ellas no están en la misma habitación, por lo que la acción fue direccionada con un objetivo preciso.

Hospital Perrando - Chaco
Hospital Perrando - Chaco

De acuerdo a la explicación detallada que dio a la prensa, Pascual graficó que la “mano sospechosa” tuvo que subir hacia donde están los equipos, donde “hay una maraña de caños y cables”, y desajustar una de las tuercas que abren el paso del aire comprimido. El trabajo consistió en cerrar tres válvulas que están separadas por una distancia entre 2 a 5 metros. “Uno podría decir que una lo podría hacer un burro o un loquito, pero esto fue hecho tres veces”, resaltó el médico.

SUBIR

Poder

Ovación

Show

Más Noticias