Desastre medioambiental

Incendios forestales: la historia de un emprendedor de las islas del Paraná que pide cuidar a los humedales

Es uno de los afectados por los fuegos sin control en el delta del Paraná. A las quemas sin control se les suma la bajante histórica del río.
Luciana Arias
por Luciana Arias |
 Todo lo que hice lo hice ahí. Tengo una isla

 "Todo lo que hice lo hice ahí. Tengo una isla, animales y dos colmenares. Antes tenía 7, el año pasado se me quemaron los otros", dice Fabián del Pardo, apicultor y productor ganadero.

Esta foto

Esta foto, que recorrió el país, se tomó el 28 de agosto desde la desembocadura del río Los Laureles próxima a la ciudad santafecina de Villa Constitución, unos 60 km al sur de Rosario. Muestra la quema que sufren las islas del delta.

Desde el año pasado estamos sufriendo la destrucción de los humedales. Con la bajante del río

"Desde el año pasado estamos sufriendo la destrucción de los humedales. Con la bajante del río, las lagunas y riachos están ahora secos. La pastura se convierte en algo altamente combustible", dice la abogada ambientalista Romina Araguas.

Si no se toman medidas esto va a seguir. Sabemos que lo peor de la bajante llegará en 3 o 4 meses
"Si no se toman medidas esto va a seguir. Sabemos que lo peor de la bajante llegará en 3 o 4 meses", asegura Romina Araguas, que colabora en la ONG "El Paraná No Se Toca".
Prenden un fueguito para quemar unos yuyos y no toman dimensión de lo que hacen. Hay más de 180 focos de incendio en toda la zona. Me quemaron un alambrado y ahora los animales se me pasan para el lado del vecino. Se me quemaron como 180 o 200 hectáreas

"Prenden un fueguito para quemar unos yuyos y no toman dimensión de lo que hacen. Hay más de 180 focos de incendio en toda la zona. Me quemaron un alambrado y ahora los animales se me pasan para el lado del vecino. Se me quemaron como 180 o 200 hectáreas", dice Fabián del Pardo.

En noviembre de 2020 se logró un proyecto unificado de Ley de Humedales. que busca conservar y proteger estos ecosistemas. Pero le falta pasar por cuatro comisiones aún. Está cajoneado

En noviembre de 2020 se logró un proyecto unificado de Ley de Humedales. que busca conservar y proteger estos ecosistemas. Pero le falta pasar por cuatro comisiones aún. "Está cajoneado", dice Diego Martin, presidente del Concejo Municipal de Villa Constitución.  

La imagen recorrió el país. Una nube de humo con base rojiza y forma de hongo nuclear se levantaba sobre la línea del horizonte. Se tomó desde la desembocadura del río Los Laureles en el arroyo Pavón, próxima a la ciudad santafecina de Villa Constitución, unos 60 km al sur de Rosario.

Los habitantes del lugar debieron cerrar puertas y ventanas para evitar que el humo se colara a sus casas. "Fue respirarlo en toda la ciudad. La cantidad de campo que se quema es superior a la superficie de nuestras ciudades, Villa Constitución y San Nicolás", dice a A24.com Diego Martin, presidente del Concejo Municipal de la primera de ellas.

Incendios delta Paraná desde Villa Constitución.png
Esta foto, que recorrió el país, se tomó el 28 de agosto desde la desembocadura del río Los Laureles próxima a la ciudad santafecina de Villa Constitución, unos 60 km al sur de Rosario. Muestra la quema que sufren las islas del delta.

Esta foto, que recorrió el país, se tomó el 28 de agosto desde la desembocadura del río Los Laureles próxima a la ciudad santafecina de Villa Constitución, unos 60 km al sur de Rosario. Muestra la quema que sufren las islas del delta.

Como sucedió hace un año, los incendios forestales vuelven a castigar a las islas entrerrianas ubicadas frente a la ciudad de Rosario y a otras ubicadas en las costas del sur de provincia de Santa Fe y el norte de la de Buenos Aires. Sucede en medio de la bajante histórica del río Paraná. "Son distintos focos en las costas de Entre Ríos, pero depende de cómo rote en viento nos llegan de lleno", agrega Martin. "No fue solo acá, también alcanzó a San Nicolás, provincia de Buenos Aires y hasta San Pedro".

¿Cómo afectan los incendios forestales a los habitantes?

"La quemazón acá ya viene de hace rato. Pero con la sequía que hay y los niveles de agua tan bajos, como los de ahora en San Pedro -tenemos nivel cero, cuando lo normal es de un 1,80 metros- está todo seco", dice Fabián del Pardo, apicultor y productor ganadero.

Su terreno está a la altura del km 245, en la margen derecha del Río Paraná, a unos 40 de San Pedro. "Me dediqué a un negocio y a tener un poco de hacienda. Antes me dedicaba a hacer fletes con un barco de transporte de animales así que conozco bien toda la zona de islas de San Pedro, Baradero, Ramallo y parte de Entre Ríos".

Incendios delta Paraná 2.png

"Prenden un fueguito para quemar unos yuyos y no toman dimensión de lo que hacen. Hay más de 180 focos de incendio en toda la zona. Me quemaron un alambrado y ahora los animales se me pasan para el lado del vecino. Se me quemaron como 180 o 200 hectáreas", dice Fabián del Pardo.

Según Martin, durante el último fin de semana, cuando se vio la imagen de las columnas de humo, "en nuestro Hospital Juan Milich, aumentaron mucho las consultas por afecciones respiratorias, por ejemplo en el área de pediatría. Y estamos en medio de una pandemia".

Parte de los habitantes de la ciudad que, además, tienen casas y ganado en las islas - que en el lugar llaman 'ranchos- ahora "deben llevarse a los animales de ahí. Además en las casas entran ratones y serpientes, que escapan del fuego", explica el concejal.

La isla de Fabián

Fabián empezó a trabajar en la isla desde muy joven. "Todo lo que hice lo hice ahí. Tengo una isla, animales y dos colmenares. Antes tenía 7, el año pasado se me quemaron los otros", dice.

Durante los primeros focos de incendio, que empezaron hace un mes y medio, uno afectó a su casa. "Quemó una persona que está cerca. Él dice que no pero todos te lo niegan. El fuego agarró para mi lado y quemó una franja de 500 metros por unos 5.000 metros. Y eso que no es de los incendios más grandes, que tienen miles de hectáreas".

"Prenden un fueguito para quemar unos yuyos y no toman dimensión de lo que hacen. No de gusto hay más de 180 focos de incendio en toda la zona. Esto lo corroboran los aviones y los helicópteros. Me quemaron un alambrado y ahora los animales se me pasan para el lado del vecino. Se me quemaron como 180 o 200 hectáreas que había de comida para mis animales", agrega.

En esa zona Fabián tenía una reserva para alimentarlos. "En el verano buscan la costa por la sombra y el agua. Yo tengo pocos animales. Pero se quemó todo, hasta los palos de quebracho, que es madera dura". Por ahora no podrá reponerlos. "Nadie hace absolutamente nada para prevenir. Porque cuando arranca el fuego se sigue quemando todo".

El pasado fin de semana esas nubes que afectaron a Villa Constitución también invadieron la ciudad de San Pedro. "El humo tapó las casas. Van por etapas; queman un lado y otro, hay focos muy importantes, con quemas de 4.000 o 5.000 hectáreas", explica. Y vuelve sobre la bajante: "Esto está todo seco, es un colchón de pasto. Hay mucha vegetación en verano que, con las heladas del invierno se seca. No hay agua abajo: ni napas, ni hay lagunas ni arroyos. Y el fuego pasa por arriba ".

¿Qué pasa con los incendios forestales en el Delta del Paraná?

A mediados de 2020 el tema de los incendios en el delta alcanzó dimensión nacional. El humo había llegado a la ciudad de Buenos Aires. "Desde el año pasado estamos sufriendo la destrucción de los humedales. Con la bajante del río, las lagunas y riachos están ahora secos. La pastura se convierte en algo altamente combustible", dice Romina Araguas, abogada ambientalista de Rosario y miembro de la ONG "El Paraná No Se Toca".

Incendios delta Paraná 3.png

"Desde el año pasado estamos sufriendo la destrucción de los humedales. Con la bajante del río, las lagunas y riachos están ahora secos. La pastura se convierte en algo altamente combustible", dice la abogada ambientalista Romina Araguas.

Según explica, quienes tratan de cambiar el uso de el suelo de las islas, por ejemplo para llevar ganado, aprovechan esa sequía para hacer las quemas. "Hay un millón y medio de hectáreas de islas sin ningún control porque es una zona que pertenece a varias jurisdicciones: Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires".

Romina trae a la memoria lo que vivieron con las quemas de abril de 2008, donde fueron afectadas más de 170.000 hectáreas del delta. "En ese momento la ciudad de Rosario demandó a esas provincias y a la Nación. Se llegó a un acuerdo: el Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (PIECAS)".

Esa búsqueda de solución "se desfinanció hacia 2014 y 2015. Nunca entró en vigencia", dice Araguas. "No hay voluntad política. Hay varios diputados que tienen campos en San Nicolás, por ejemplo".

El pedido por una Ley de Humedales

En noviembre de 2020 se logró un proyecto unificado de Ley de Humedales. Lo impulsaron diversas organizaciones ambientalistas para conservar y proteger estos ecosistemas que, entre otras ventajas que otorgan, funcionan como esponjas que regulan la cantidad de agua ante las lluvias. Se trata de un ecosistema que recorre toda la zona del delta del Paraná.

Aunque obtuvo en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente de la Cámara de Diputados, "está cajoneada, le queda por pasar por 4 comisiones", dice Martin.

"Los humedales están disminuyendo rápidamente, con pérdidas del 35 por ciento desde 1970”, sostiene un documento informativo que publicó la ONU en el que alertó respecto de necesidad de que el Estado argentino regule su conservación. En 2020, en Argentina se perdieron cerca de 350 mil hectáreas de humedales por los incendios en las islas del delta del Paraná.

Incendios delta Paraná 1.png
En noviembre de 2020 se logró un proyecto unificado de Ley de Humedales. que busca conservar y proteger estos ecosistemas. Pero le falta pasar por cuatro comisiones aún.

En noviembre de 2020 se logró un proyecto unificado de Ley de Humedales. que busca conservar y proteger estos ecosistemas. Pero le falta pasar por cuatro comisiones aún. "Está cajoneado", dice Diego Martin, presidente del Concejo Municipal de Villa Constitución.

¿Qué dijo la Corte Suprema de Justicia sobre los incendios forestales?

Tras los incendios de 2020 la ONG Equísticas presentó un pedido de amparo que presentó ante la Corte Suprema. Desde allí conformar un comité de emergencia. "A pesar de eso no hubo ninguna acción para prevenir. Hubo muchas promesas pero nada concreto. Por eso nosotros sabíamos que los incendios volverían", dice la abogada ambientalista.

El concejal explica: "El 22 de agosto del año pasado se anunció un dispositivo de Faros de Conservación para evitar que se propague el fuego. Incluía drones, lanchas para mover dotaciones, guardaparques y torres para detectar focos ígneos en altura. Una de ellas iba a estar en nuestra Reserva Municipal", explica. Sin embargo solo llegó un guardaparques. Y volvió el fuego.

¿Qué puede pasar de acá en adelante?

Según Martin, la falta medidas concretas "se repitió durante 2020 y no cambió mucho ahora. No vemos una política de preservación de los humedales. Solo se articula cuando se enciende el fuego".

"Si no se toman medidas esto va a seguir. Sabemos que lo peor de la bajante llegará en 3 o 4 meses. Este año vimos una cantidad de cabezas de ganado como nunca. Se están pampeanizando los humedales con vacas", dice Araguas. Según los expertos un exceso de animales pisando los campos deteriora los suelos de los humedales.

Fabián, que pasó buena parte de su vida en la isla, ve mucho más allá del hongo gris que capta la foto. Sabe lo que viene y lo que, quizás, no se llegue a recuperar. "El desastre ecológico es importante. El económico también. Si lo ves desde un helicóptero quedan cenizas nomás. Para la vegetación y la fauna es un desastre".

Paraná sequía imagen aérea.png

"Si no se toman medidas esto va a seguir. Sabemos que lo peor de la bajante llegará en 3 o 4 meses", asegura Romina Araguas, que colabora en la ONG "El Paraná No Se Toca".

s