Inés, una de las debilidades de la reina Máxima
LaMuerteDeInésZorreguieta

Inés, una de las debilidades de la reina Máxima

Inés Zorreguieta, que apareció muerta en un departamento de Almagro a los 33 años, sufría depresión y había atravesado problemas de alimentación, que incluso llevaron a que la internaran en una clínica en 2012. De esos inconvenientes siempre trató de protegerla Máxima, que la cuidaba como lo que era: su hermana favorita.

Aunque tenían 13 años de diferencia, cultivaban una relación estrecha. La reina de Holanda era su protectora. Seguía de cerca sus problemas de salud y hasta intentó convencerla en el pasado –sin éxito– de mudarse a Holanda para tenerla más cerca.

El secretario de Agricultura en la última dictadura militar ya tenía tres hijos de su matrimonio anterior, con Marta López Gil: María (1956), Ángeles (1958, química) y Dolores (1965, artista). De la segunda pareja, nacieron Máxima (1971), Martín (1972, empresario gastronómico) y Juan (1982, químico). La última en llegar fue Inés, en 1984.