icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

Las jeringas para vacunar contra el Covid 19: de dónde vienen y por qué no se fabrican en la Argentina

Las jeringas para vacunar contra el Covid 19: de dónde vienen y por qué no se fabrican en la Argentina
Empieza la vacunación contra el coronavirus en el país: se usarán 20 millones de jeringas chinas.

El mundo marcha hacia la vacunación masiva contra el coronavirus. Como buena parte de lo que vivimos en este 2020, los operativos para concretarla tienen una logística inédita, a tal punto que según las autoridades es la campaña de vacunación más grande de la historia.

Además de una producción a gran escala, habrá que lograr que esos tubitos con el antídoto recorran miles de kilómetros hasta llegar a los brazos de entre el 60 y 70% de la población mundial, unos siete billones de personas. Eso es lo que se necesita, según la OMS, para conseguir la llamada “inmunidad de rebaño” a escala global.

Los países se enfrentan al desafío de coordinar un despliegue logístico nunca antes visto. Entre tanta inmensidad hay un detalle potente. Para el paso final se necesita de algo chiquito y nada extraordinario: jeringas descartables.

El Ministerio de Salud encargó hasta el momento 20 millones de jeringas. El costo asciende a 58.400.000 de pesos que saldrán del presupuesto de esa cartera para los ejercicios 2020 y 2021. Eso publicó el Boletín Oficial el 20 de noviembre pasado. Ni una sola de esas jeringas es de origen local.

Un imprescindible

“Fabricación nacional de jeringas no hay”, dice a A24.com Mario Propato, dueño de Propato Hnos. S.A.I.C. La empresa ganó la licitación que abrió el Gobierno frente a cuatro competidoras: Suizo Argentina S. A., Antigua San Roque S.R.L., Euro Swiss S.A. y Decobuil S.A.

Estas que nos encargaron para la vacuna no son como las de uso corriente”, cuenta el empresario desde su escritorio en la planta de Santos Lugares inaugurada en 2014. “Tienen un tamaño distinto, son más largas. Pedimos esta partida específicamente”. La ANMAT las aprobó bajo certificado de “Producto Médico”.

Todas por $2,92

Propato es de esos empresarios de raza. “Voy a cumplir 77 años y me estoy despidiendo de la actividad”, dice. “Yo quería que las jeringas fueran nuestras, dejar eso”. Cuando apareció la licitación bajo el programa "Contratación por Emergencia Covid 19" N° 5/2020, no lo dudó.

“Fue una decisión política cotizar a bajo precio sin considerar todos los factores del costo. Las ofrecimos a $2,92”, cuenta. El precio era muy ajustado. “Queríamos brindar nuestro aporte solidario en esta crisis sanitaria por la que está atravesando el país”.

Mario Propato, importador de las jeringas que se usarán para vacunar contra el Covid (Foto: Propato S.A.I.C.)
Mario Propato, importador de las jeringas que se usarán para vacunar contra el Covid (Foto: Propato S.A.I.C.)

Después de que se conociera el resultado de la licitación, supo que el oferente más cercano había pedido el doble, el resto incluso más. “Un precio razonable hubiera sido $4 por unidad”, dice.

La empresa – que emplea a 220 personas - provee más de 30% de las jeringas del mercado. “Atendemos al sistema de salud nacional y al privado”, cuenta el dueño de la firma. Están en el rubro hace 60 años.

Made in China

Las jeringas que se usarán para vacunar contra el coronavirus se fabrican en China. Junto con la India son los principales productores de este insumo en el mundo.

“Los fabricantes están acusando un incremento de la demanda por parte de distintos países y piensan que irá en aumento; pero que no provocara un colapso”, dice Propato. Como pasa con la ropa o la tecnología, los gigantes de Asia son los fabricantes más baratos y las empresas de todo el mundo terminan comprándoles a ellos.

El sueño de la casa propia

La historia de Propato recorre parte del imaginario argentino: el de las ansias de industrialización. Soñadores hay en todas las épocas. Este es bien contemporáneo. “Hicimos el intento de producir en el país hace dos o tres años atrás”, recuerda el hombre. “Habíamos comprado un predio para construir una fábrica en Florencio Varela. Implicaba una inversión de 250 millones al año”, dice.

Sin embargo, después de afilar bien el lápiz, notaron que no era viable y en 2019 vendieron el predio. “Los costos distaban mucho de los de importación. Acá me hubiera salido casi el doble”, asume el empresario.

Hubo una fábrica que cerró hace aproximadamente 15 años”, recuerda el hombre que conoce hace décadas el mercado. La otra que quedaba era Productos Médicos Descartables (PMD), estaba en Morón y bajó sus persianas hace unos 2 años, entre otras razones, por no poder pagar las facturas de electricidad por la suba en las tarifas.

En la Argentina ya no se fabrican jeringas, un recurso sensible
En la Argentina ya no se fabrican jeringas, un recurso sensible

¿Alguna vez la Argentina llegó a autoabastecerse de jeringas?

Nunca hubo autoabastecimiento total. Entre dos fábricas produciendo no cubrían más del 50% de la necesidad. En la Argentina es muy difícil producir estos insumos. El tema del dólar, el impositivo, el laboral. Es una industria de productos commodities. Para ser competitiva debería poder exportarse el 80% de su producción. Y contar con un mercado protegido con aranceles, quizás”.

La jeringa es un producto “con mucho flete, se suma un 20% al traerlos de China”. Pero eso no alcanza para jugarse por hacerlas acá. Tampoco se producen otros insumos sensibles como los catéteres, los elementos que se usan para pasar el suero.

En la Argentina se usan entre 430 y 440 mil jeringas descartables por año. Un promedio de 10 jeringas por habitante.

Aplicación de la vacuna contra el Covid-19 (Foto: EFE)
Aplicación de la vacuna contra el Covid-19 (Foto: EFE)

Hasta el momento llegaron al país 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V. El ministro de Salud, Ginés González García, confirmó que en enero se recibirán otras cinco millones de dosis. Y 14,7 millones en febrero. El contrato podría extenderse a otras cinco millones de dosis más.

Para el plan de vacunación masivo contra el coronavirus se necesitarán más que los 20 millones que compró el Gobierno. La vacuna rusa se aplica en dos dosis. Es decir que, con la compra de jeringas ya hecha, es viable pinchar los brazos de 10 millones de personas. Por ahora, las jeringas también entrarán por Ezeiza.

por Luciana Arias
SUBIR

Poder

Ovación

Show