icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

El coronavirus y el nuevo rumbo de la música: recitales virtuales, eventos parcelados y un golpe duro a las giras

El coronavirus y el nuevo rumbo de la música: recitales virtuales, eventos parcelados y un golpe duro a las giras
conciertos

Desde que se desató la pandemia por coronavirus la industria musical y los músicos se vieron en la obligación de ir ajustándose a nuevas plataformas y estilos de vida a los que no estaban acostumbrados en pos de mantenerse a flote. Este cambio radical produjo un impacto sin precedente en la industria que tuvo que promover desde recitales virtuales hasta comenzar a idear planes para garantizar el distanciamiento social en un espectáculo al aire libre.

Las redes sociales, el escenario virtual

A raíz de las masivas cancelaciones de eventos alrededor del mundo, como fue el caso del multitudinario festival Coachella, que tiene lugar en California, muchos músicos y bandas de renombre como los Rolling Stones, Pearl Jam y Post Malone no tuvieron otra alternativa que cambiar las fechas de las giras y, en el mientras tanto, volcarse a las redes sociales que en esta ocasión sirven de escenario virtual.

El evento más destacado de estas caractarísticas fue el megafestival solidario "One World: Together at Home", organizado en conjunto con Global Citizen y Lady Gaga, del cual fueron parte Rolling Stones, Paul McCartney, Elton John, Stevie Wonder, Jennifer López, Jennifer López, Taylor Swift y Celine Dion, entre otros.

El concierto virtual, que además contó con importantes anfitriones como Jimmy Fallon, Jimmy Kimmel y Stephen Colbert, duró dos horas y recaudó más de 50 millones de dólares que fueron destinados a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el plano nacional, algunas bandas como Divididos e Iván Noble brindaron recitales desde su casa vía Twitter, Facebook o un vivo de Instagram para al menos sentir que siguen cumpliendo con la gente. También es el caso de miles de músicos y bandas independientes en todo el país que utilizan esos medios para promocionarse y compartir sus dotes musicales con sus seguidores. Ni siquiera la banda de barrio puede darse el lujo hoy en día de ir a una sala de ensayo, un acto religioso para los amantes del instrumento.

En formato digital, también vuelve a resurgir después de siete años en el Quilmes Rock, un histórico festival que se llevó a cabo el pasado fin de semana a través de Youtube. El mismo contó un tributo a Gustavo Cerati, sets en vivo y una finalidad solidaria que consistió en donar artículos de limpieza y material educativo en barrios y para los trabajadores del rubro de la música.

La grilla completa del Quilmes Rock
La grilla completa del Quilmes Rock

Un nuevo formato para festivales

Los creadores del festival español Montgorock Xábia, que se lleva a cabo en la localidad valenciana de Jávea, se encuentran trabajando en un nuevo formato de shows que permita seguir viviendo la experiencia de la música en vivo manteniendo medidas que garanticen la seguridad de las personas.

Se trata de un proyecto al que llamaron "Sistema Marko" el cual consiste en la parcelación de pequeñas zonas de 150 metros cuadrados rodeados por una valla de 1,50 metros de altura, con una capacidad limitida de 50 personas. La entrada cuenta con un arco de admisión por el que sólo sería posible ingresar con una pulsera electrónica, que además permitirá llevar la cuenta de la gente que se encuentra allí dentro.

Cada cuatro parcelas habrá una barra central para pedir bebida y comida. Los baños estarán colocados en fila a ambos lados del recinto y cada palco tendrá asignado un cierto número de baños para utilizar.

Además, en la entrada del evento habrá tres puntos de control. El primero medirá la temperatura de la gente, el segundo controlará el acceso y el tercero utilizará un sistema para desinfectar al público con distintos productos.

La industria discográfica

Aquellos artistas que esperaban sacar discos para el verano, otoño y principios de invierno ahora están revaluando sus planes. Quizás visto desde afuera lanzar un álbum parece una tarea relativamente simple, en especial en el ámbito digital. Es decir, grabar la música, publicarla en los servicios de transmisión y se terminó el asunto. Sin embargo, para la mayoría de los artistas que viven de la música el lanzamiento de canciones es solo una pequeña parte de una tarea mucho más compleja.

"El problema no es lanzar un proyecto, el problema más importante es la promoción", dijo Antonio Dixon, productor de grandes artistas como Beyoncé y Ariana Grande a la revista Rolling Stone. Y es que primero se tienen que filmar videoclips con meses de anticipación para ir moviendo el piso en las redes sociales, luego las apariciones en televisión y radio, conferencias de prensa y giras para promocionar el nuevo material. Hoy en día, todas estas cosas están fuera del alcance de los artistas.

Para el mundo del rock las cosas son aún más difíciles. Los músicos de este género dependen principalmente de las giras mundiales para poder mantenerse a flote y así poder financiar nuevas grabaciones en un futuro. Los fanáticos del rock, además, suelen comprar discos físicos más que los oyentes de otros géneros. Y teniendo en cuenta que de momento nadie puede ir a un recital o ir a un local a comprar un álbum (que representan el 40% de los ingresos) la situación para la industria es catastrófica.

Conciertos y venta de discos

El difícil momento de los discos físicos
El difícil momento de los discos físicos

Los analistas señalaron que la llegada de la pandemia está causando impactos sin precedentes y devastadores en la industria de los conciertos ya que podrían perder hasta 5 mil millones de dólares luego de que se suspendieran festivales como South by Southwest (SXSW) y Coachella (que atraen a más de 600.000 personas), que iban a contar con la participación de artistas como Celine Dion, Billie Eilish, Travis Scott y Rage Against The Machine, entre otros.

Las ventas de discos corren con la misma suerte. Según los números arrojados por el proveedor de análisis de datos Alpha Data, las ventas físicas de álbumes disminuyeron un 6% por semana desde que se inició la cuarentena a mediados de marzo y es muy probable que continúe disminuyendo a medida que las personas sigan en aislamiento.

A esto se le suma el anuncio de Amazon, uno de los portales de venta con mayor distribución de música en Estados Unidos, en donde alertaron que detendrán los envíos de vinilos y CD's para darle prioridad a otras entregas como insumos médicos.

Daños colaterales

Los trabajadores de la música también sufren
Los trabajadores de la música también sufren

El mundo de la música no solo pasa por sus protagonistas, los artistas, o las discográficas. Hay miles de trabajadores a su alrededor que están sufriendo las consecuencias de la propagación del virus COVID-19. Promotores de giras, sonidistas, plomos, choferes, empleados de seguridad, entre otros, no pueden contar con un salario en caso de que no haya espectáculos.

A esto se le suman hoteles y comercios de localidades que se prestan para mega festivales y que están acostumbrados, al menos una vez por año, a recibir a miles de personas. En el plano local sucede lo mismo cada vez que bandas como La Renga o Los Redondos brindar conciertos en el interior del país o mismo el Cosquín Rock, que se lleva a cabo en Córdoba, donde una gran cantidad de comerciantes esperan la llegada de estos potenciales consumidores.

En ese sentido, una de las grandes preocupaciones es el tiempo que llevará retornar a ese tipo de eventos, teniendo en cuenta que los lugares donde se aglomeren personas serán los últimos en volver a la actividad, ya sea teatros, cines, partidos de fútbol y, por supuesto, recitales. Otro de los factores es el temor a las multitudes que quedará a raíz de este nuevo virus, similar a lo que ocurrió después de la Gripe A en 2009, y el poder adquisitivo de las personas para poder ir a shows.

por Daniel De Amo
SUBIR

Poder

Ovación

Show