Rosario

Murió un enfermero vacunado con las dosis de la Sputnik V

Sus compañeros denunciaron que el personal de salud está expuesto a "malas condiciones laborales".
El enfermero que falleció por Covid-19 se desempeñaba en el Hospital Roque Sáenz Peña de Rosario (Foto: Municipalidad de Rosario).

El enfermero que falleció por Covid-19 se desempeñaba en el Hospital Roque Sáenz Peña de Rosario (Foto: Municipalidad de Rosario).

Un enfermero del Hospital Roque Sáenz Peña de Rosario, que había recibido las dos dosis de la vacuna rusa Sputnik V, murió el lunes tras haberse infectado de Covid-19.

Rubén Bentos, que integraba el grupo de riesgo por ser insulinodependiente, fue internado primero en el Hospital Intendente Gabriel Carrasco y luego debió ser derivado al Hospital de Emergencias Doctor Clemente Álvarez (Heca), de Rosario, donde finalmente falleció.

La víctima ya había sido inoculada con las dos dosis de la vacuna Sputnik V, según informaron sus compañeros, que denunciaron malas condiciones laborales y falta de personal en el nosocomio Roque Sáenz Peña, de la ciudad perteneciente a la provincia de Santa Fe.

La enfermera Gabriela Cáceres, que trabaja en el mismo hospital, se refirió a la muerte de su colega: “Hoy nos toca despedir a un compañero más, con mucha tristeza y angustia. Era un gran compañero, supervisor del área, entró por concurso. Hacía más de veinte años que trabajaba en salud pública. Trabajó primero en el Carrasco y hace cinco años pasó al Roque. Era una persona con gran empatía”, describió. Y añadió: “Era un adulto mayor con comorbilidades, era insulinodependiente. Tenía las dos vacunas, pero no por eso estaba libre de tener la enfermedad. Sabemos que las vacunas solo disminuyen la mortalidad”.

Qué reclaman sus colegas

Cáceres, en diálogo con La Capital, expuso: “Hace mucho que venimos reclamando mejores condiciones de trabajo. No queremos ser aplaudidos, no nos sirve. Queremos que nos cuiden”. Y detalló: “En lo que tiene que ver con recursos humanos, el personal de enfermería sigue trabajando pese a tener comorbilidades y nos suspenden vacaciones. Venimos pidiendo que traigan gente nueva como política de salud, pero no lo hacen. Esperábamos 18 personas y llegó apenas una nueva".

Cáceres, por último, indicó: “En la maternidad del Hospital Roque Sáenz Peña no se respeta el DNU,no hay distanciamiento. Además de médicos y enfermeros entran padres, familiares y las camas están muy cerca. Tampoco tenemos elementos de protección correspondientes. Nada de esto se visibiliza y nos seguimos muriendo”.

Se habló de