Nuevas restricciones

Por el DNU del Gobierno, advierten que miles de argentinos quedarán varados en el exterior

La última medida de Alberto Fernández limita a 600 el número máximo de pasajeros diarios que pueden llegar al país en vuelos internacionales.
Por el DNU del Gobierno, advierten que miles de argentinos quedarán varados en el exterior

A raíz del último DNU que anunció el Gobierno el pasado viernes, en el que limita a 600 el número máximo de pasajeros diarios que pueden llegar al país en vuelos internacionales, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) pidió "con urgencia" una reunión con la gestión de Alberto Fernández. Según advirtieron en un comunicado, la medida "obligará a las aerolíneas a dejar en el extranjero a miles de pasajeros".

Según declaró Peter Cerdá, vicepresidente regional de IATA para las Américas, "la nueva reducción de 70% en el número de pasajeros internacionales que puedan llegar diariamente al país, obligará a las aerolíneas a dejar en el extranjero a miles de pasajeros, principalmente ciudadanos y residentes argentinos, sin que ellos tengan la culpa".

"Argentina ya había puesto un tope de 2.000 pasajeros diarios que podían llegar en vuelos internacionales. Esto había obligado a las compañías aéreas a reducir y modificar drásticamente sus horarios", agregó el comunicado. "Pero según el último decreto emitido ayer por el Gobierno, con efecto inmediato, sólo se permitirá la llegada de 600 pasajeros al día en vuelos internacionales".

En ese sentido, Cerdá explicó que "las compañías aéreas no podrán aplicar la nueva norma del Gobierno. Como mínimo, deberían informar de cómo se distribuirán las 600 plazas entre las compañías aéreas que prestan servicios internacionales de pasajeros al país", por lo que "hemos solicitado una reunión urgente con los responsables", agregó la entidad.

"Al tomar estas decisiones unilaterales y de corto plazo, el gobierno corre el riesgo de aislar aún más al país. Tenemos que aprender a vivir con el COVID-19 en adelante y las autoridades responsables tienen que seguir la ciencia y no dejar que el miedo guíe sus decisiones", concluyó Cerdá.

Se habló de
s