Historias

Primo de Sarmiento, enemigo de los zoológicos y los circos: ¿quién fue Ignacio Albarracín, el primer animalista argentino?

Hoy se celebra en Argentina el Día del Animal en honor a la obra de Ignacio Albarracín, creador de leyes de protección para las mascotas.
por Redacción A24 | 29 de abril de 2021 - 00:25
Primo de Sarmiento, enemigo de los zoológicos y los circos: ¿quién fue Ignacio Albarracín, el primer animalista argentino?

En todo el mundo, el día del animal se festeja el 4 de octubre, en honor a San Francisco de Asís, patrono y defensor de las animales. Sin embargo, en Argentina se usa otra fecha para celebrar el vínculo con las mascotas. El 29 de abril de 1926 murió Lucas Ignacio Albarracín, un personaje central en la historia de la defensa de los derechos y la protección de los animales. Albarracín, primo lejano de Domingo Faustino Sarmiento, dedicó su vida para garantizar leyes y tratados que evitaron el maltrato animal. También estuvo en contra de los circos y los zoológicos, y llevó la militancia a su vida privada. De sus diarios se desprende que llevaba una vida casi vegetariana.

La Sociedad Argentina Protectora de Animales fue fundada el 21 de agosto de 1879 en Buenos Aires por un argentino-escocés llamado Juan Francisco Thomson. Era un pastor metodista, que organizaba reuniones en la iglesia ubicada en la avenida Corrientes al 700. Allí empezaron a llegar figuras importantes de la época, como Domingo Faustino Sarmiento, Bartolomé Mitre, el poeta Guido Spano, Vicente Fidel López y el propio Albarracín. Sarmiento fue el primer presidente de la entidad, pero una de las figuras más importantes de ese primer grupo terminó siendo Albarracín, cuyo padre era primo segundo de doña Paula Albarracín, madre de Sarmiento).

Albarracín fue un precursor en la lucha contra las riñas de gallos, la doma de potros, las corridas de toros y el tiro a la paloma. Fue el principal impulsor de la Ley Nacional 2786 sancionada en 1891 que prohíbe los malos tratos, los declara actos punibles y sanciona con multas o arresto para quienes los ejerzan. Esa ley fue conocida como "Ley Sarmiento", pero lleva el empuje y la tenacidad de Albarracín para defender su causa.

Además luchaba contra el maltrato animal en circos y estaba en contra de los zoológicos en el centro de la ciudad, algo decididamente innovador y controversial para la cosmovisión de principios del Siglo XX.

Albarracín había nacido en Córdoba el 31 de julio de 1850 y se recibió de abogado en la UBA a los 23 años. Fue secretario personal de Sarmiento luego de que este abandonara la presidencia. Allí forjaron una amistad hasta inquebrantable. Solían reunirse en la casa de Flora Rojo, su madre, donde personas prominentes como Bartolomé Mitre, Guillermo Rawson y Sarmiento cenaban y discutían de política.

Se casó con Sara Bibiana Carranza Davison y tuvo nueve hijos. Murió un 29 de abril de 1926 y la fecha recuerda su legado, que cuenta con miles de activistas que siguen defendiendo los derechos de las mascotas.