icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Qué es la apostasía?

¿Qué es la apostasía?
¿Qué es la apostasía?

Qué es la apostasía y cómo se renuncia a la iglesia en Argentina.

¿Qué es la apostasía? Es la acción y efecto de apostatar. Apostatar, por su parte, significa abandonar o romper públicamente con la doctrina que se profesa. Es decir, renunciar a la religión. La coalición argentina por un Estado Laico invita a la sociedad a realizar una apostasía colectiva.

Este idea sobre qué es la apostasía y para qué sirve comenzó a instalarse en conjunto al movimiento de la legalización del aborto en agosto del año pasado. En primer lugar, muchas personas apostataron debido a que la iglesia fue una institución con mucha incidencia que, por supuesto no apoyaba la despenalización del aborto. Y, apostatar es un modo de quitarle poder debido a que pierden seguidores. Por otra parte, los cristianos bautizados que renuncian a su religión, creen y apuestan a un Estado independiente de la iglesia.

Cómo apostatar

Es una tramitación muy sencilla. Se solicita por escrito, de manera presencial o por email personal, que se elimine cualquier información personal de los registros eclesiásticos. Entre ellos se encuentra fecha de bautismo, comunión, la dirección de la parroquia entre otros.

La misma debe ser enviada a la parroquia de bautismo. En el caso de desconocer la información, existe un espacio de consulta digital. Mediante el respaldo de la Ley 25.326 de protección de datos personales se inicia la tramitación. Una vez procesada, en aproximadamente 5 días, la Iglesia debe enviar la confirmación de la desafiliación. En la página web oficial de apostasía colectiva proveen el formulario.

Por qué apostatar

Según indican en el sitio apostasía colectiva consideran que apostatar es importante porque: “tanto las estadísticas de la Iglesia, como las encuestas que conocemos (la citada del CONICET, por ejemplo), coinciden en que casi un 90% de los argentinos y argentinas recibieron el bautismo, y por lo tanto engrosan en padrón de la Iglesia Católica. Dicho de otra manera, casi el 90% de los los habitantes de nuestro país pertenecen a la Iglesia Católica en los papeles, y por lo tanto ésta habla en su nombre. Ahora que tenemos una idea de las bases sobre las cuales la Iglesia Católica justifica su poder a la hora de negociar con el estado nacional”.

En resumen, lo que proponen es que si una persona no está de acuerdo con la posición tomada por la Iglesia en cuestiones sociales, apostatar es el modo para que pierda poder sobre esas temáticas y que, no represente ideales en nombre de los bautizados con los que quizás no coinciden. Los ejemplos dados en el blog parten desde temas como el aborto, la homosexualidad, entre otros.

"El hecho de apostatar es ejercer el derecho a poder tener la libertad de conciencia absoluta, de que no se imponga una religión simplemente por una cuestión de tradición, y de empezar a andar otro camino diferente", dijo a la agencia Sputnik Fernando Lozada, integrante de la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL).

Estado laico

"La Iglesia se arroga una representatividad grande, basada en el número de bautizados. Pero cuando te ponés a ver el discurso de la Iglesia y las acciones del común de la gente que se dice católica, la coincidencia es muy baja”, sostiene Andrés Miñones, miembro de Coalición Argentina por un Estado Laico. Y agrega: “es una representatividad muy inflada: el 76% de los argentinos no está en contra del aborto o las relaciones prematrimoniales, ni cree que la homosexualidad sea una enfermedad".

Este movimiento propone entonces un Estado Laico. En este sentido, es un organismo que accionaría de manera neutral por lo que no ejerce ni apoyo u oposición a las organizaciones religiosas. Ya que, el Estado es de todos no puede ser de ninguna religión.

Hasta el momento, en Argentina el artículo 2 de la Constitución Nacional establece que el gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano pero no como en sus inicios.

Una de las principales separaciones del estado con la inglesa fue mediante la creación del Registro Civil de la Nación. Hasta ese momento, los nacimientos, casamientos y defunciones era una información que yacía en las Iglesias.

Luego, el año 1994 se eliminó el requisito de profesar el culto católico para ser presidente, la fórmula del juramento, la promoción de la conversión de los indios y las normas referidas al patronato.

Otro suceso importante que independizó el estado de la iglesia fue el apoyo en 1884 a una educación laica y gratuita. Años más tarde, en el año 1918 se llevó a cabo la reforma universitaria que abrió la puerta hacia una educación laica, gratuita y cogobernada.

Por último, se consagró la ley de divorcio y hace 10 años el matrimonio igualitario los cuales son temas que generan grandes debates dentro de la misma iglesia y a nivel social.

Estos sucesos demuestran que a pesar de cómo Estado sostener una religión se ha independizado en múltiples aspectos. Para aquellos que quieren llevar las reformas más lejos, pueden apostatar en el caso de haber sido bautizados.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show