Día del periodista

¿Quién fue la primera periodista mujer del país?

Escritora, poeta y docente, Petrona Rosende de Sierra lanzó en 1830 "La Aljaba", un periódico inédito para la época.
por Ayelén Bonino |
Una de las publicaciones del diario La Aljaba. 

Una de las publicaciones del diario La Aljaba. 

Considerada la primera periodista mujer del país, Petrona Rosende de Sierra tenía solo 40 años cuando comenzó a escribir en Buenos Aires el periódico La Aljaba. Corría el año 1830 y era el primer gobierno de Juan Manuel de Rosas, una época de contexto político convulsionado debido al enfrentamiento entre Unitarios y Federales.

Escritora, poeta y docente, esta montevideana de nacimiento había desembarcado en la Argentina durante la invasión luso-brasileña junto a su esposo José Agustín Sierra, luchador de la Revolución de 1811-1815. Por esos años, Rosende de Sierra llevó a cabo una tarea inédita para esos tiempos: lanzar una publicación escrita por una mujer y dedicada a otras mujeres.

“La Aljaba puso el acento en la importancia de la educación de las mujeres”, afirma a A24.com Mirta Zaida Lobato, historiadora de la Universidad de Buenos Aires en la Facultad de Filosofía y Letras. “El tono que apareció en esa prensa estaba articulado alrededor de un debate que marcaba la contradicción de aquellas que tenían que capacitar a sus hijos y manejar el hogar, pero no tenían acceso a una formación”, agrega.

El periódico vio la luz el 12 de noviembre de 1830. El nombre hacía referencia al estuche en el que las guerreras guardaban sus flechas. En sus artículos, Rosende de Sierra provocaba con frases como “nos libraremos de la injusticia de los demás hombres, solamente cuando no existamos entre ellos”.

periódico la aljaba rosende de sierra.jpg
El periódico La Aljaba. Fuente: Cultura.gob.ar

El periódico La Aljaba. Fuente: Cultura.gob.ar

La publicación tenía cuatro hojas y, además de educación, hablaba de, por ejemplo, los diferentes roles e injusticias de la sociedad hacia el género femenino. “El hombre civilizado (...) no duda del talento de las mujeres, sabe que ese talento asociado al continuo estudio hace los mismos efectos, y tiene los mismos resultados, porque no hay superioridad en uno ni inferioridad en otro, como creen los que se oponen a la instrucción del sexo”, decía en una de sus tantas notas.

El diario dejó de imprimirse después de 18 ediciones, luego de que la salud de Rosende de Sierra se deteriorara. La periodista volvió a Montevideo y durante los últimos años de su vida se dedicó a dirigir una escuela para señoritas. Sin embargo, su legado siguió vigente.

Las ideas que aparecen en La Aljaba tuvieron continuidad en otras publicaciones con una serie de periódicos que se expandieron en los años de la caída de Rosas. Esto permitió ver a muchas convertirse en periodistas, escritoras y editoras de textos donde sus voces adquirían mayor resonancia”, adhiere Lobato.

En rigor, a la La Aljaba le siguieron los escritos de Rosa Guerra, que en 1852 lanzó La Camelia; Juana Manso, que en 1854 sacó el Álbum de señoritas; y Juana Manuela Gorrit, quien en 1877 editó La Alborada de Plata. En estas publicaciones, también hablaban de la expansión de derechos y planteaban la "Igualdad entre ambos sexos".

En su libro La Historia Argentina Contada por Mujeres, la historiadora Gilda Manso afirma que estos diarios “en general duraban pocos números porque los bancaban ellas con sus sueldos de maestras o costureras o de los trabajos que hacían. Eran periódicos revolucionarios por el hecho de que eran mujeres expresándose públicamente, dando su opinión”.

¿Por qué se recuerda el Día del Periodista?

El Día del Periodista se conmemora en la Argentina el 7 de junio en referencia al nacimiento de La Gazeta de Buenos Aires (1810), el órgano de la Primera Junta de Gobierno dirigido por Mariano Moreno.

En el marco del proceso revolucionario que expulsó a los españoles del Río de La Plata, Moreno fundó ese diario para dar cuenta de los acontecimientos políticos que marcaban el nacimiento de un nuevo rumbo en la región. "El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes", dice el decreto emitido el 2 de junio de ese año por el primer gobierno criollo, la Primera Junta.