Sociedad

Impactante: una ambulancia estaba en movimiento, se abrieron las puertas y un paciente cayó a la calle

Según los testigos, los enfermeros debieron ser alertados por los vecinos y por un automovilista que frenó la camilla.
Según los testigos

Según los testigos, los enfermeros debieron ser alertados por los vecinos y por un automovilista que frenó la camilla.

Un insólito episodio ocurrió este miércoles por la tarde en Bariloche cuando una ambulancia privada, en pleno movimiento, ”perdió” la camilla con un paciente que transportaba en su interior.

La ambulancia de la empresa Vittal se dirigía con un paciente a bordo en camilla y una acompañante hacia el Hospital Privado Regional cuando la puerta trasera se abrió y la camilla se deslizó hacia el asfalto.

Según testigos, el paciente atado en la camilla se deslizó por unos 30 metros hasta el conductor de la ambulancia advirtió lo sucedido y se detuvo de inmediato en plena calle. También otro conductor que circulaba en automóvil por el lugar descendió de su vehículo para detener el avance de la camilla que por la pendiente moderada podría terminar impactando en otro vehículo.

Embed

Con la rápida advertencia de los peatones, vecinos y automovilistas, la situación no pasó a mayores y pudieron recuperar al paciente. Según relataron medios locales, en la zona de Onelli y Sobral, las puertas de una ambulancia se abrieron sin los propios ambulancieros se dieran cuenta.

“Se le abrieron las puertas a la ambulancia. En la parte de atrás solamente iba el paciente en la camilla y la señora. Exactamente en Sobral y Onelli, al doblar en dirección a Elordi, fue donde perdieron al paciente. Se les cayó con camilla y todo a la calle”, señaló Nicolás, un testigo del hecho, a una radio local.

ambulancia-barilochejpg.jpg

El hombre, además, agregó que los enfermeros no notaron que les faltaba el paciente, sino que fue la mirada de los vecinos y el aviso de un automovilista, que debió frenar ante a camilla, lo que provocó la frenada y el retroceso.

“Actuaron rápido. Los enfermeros lo cargaron enseguida y se fueron. Había mucha gente alrededor”, dijo el testigo. “Cuando cayó el paciente, ellos no se dieron cuenta de lo ocurrido. Hicieron más de media cuadra y ahí se dieron cuenta debido a la gran cantidad de gente que se reunió. Además un hombre frenó en la mitad de la calle. Frenó el auto y salió corriendo. La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”, concluyó.

s