Sin energía

Siguen los cortes de luz y las quejas a Edesur: unos 50 mil usuarios del AMBA continúan sin suministro eléctrico

En la ciudad de Buenos Aires, los barrios más afectados hasta el viernes por la noche eran Balvanera, Monserrat, Mataderos, Parque Patricios, Boedo, Flores y Caballito.
Miles de usuarios continuaban sin suministro eléctrico (Foto: Telam).

Miles de usuarios continuaban sin suministro eléctrico (Foto: Telam).

Los cortes de luz en el AMBA parecen no disminuir. Un total de 51.646 usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense (AMBA) continuaban durante la mañana de este sábado sin suministro eléctrico, pese a que descendieron las altas temperaturas que afectaban la zona.

Según el reporte del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) de las 7:55, en el área de concesión de Edesur sumaban 48.316 usuarios sin luz, especialmente de las localidades de Avellaneda, Almirantes Brown, Lanús, Lomas de Zamora, Quilmes y Ezeiza en el sur del conurbano bonaerense.

En el distrito porteño, los barrios con mayor cantidad de cortes de luz ayer eran Balvanera, Monserrat, Mataderos, Parque Patricios, Boedo, Villa Devoto, La Paternal, Flores y Caballito. Otros 3.330 usuarios de municipios bonaerenses también seguían con problemas.

cortes de luz.jpg

A través del ENRE, el Gobierno nacional presentó el jueves una denuncia penal contra las autoridades de la empresa Edesur para que se los investigue por defraudación por desbaratamiento de los derechos acordados, abandono de persona y entorpecimiento de los servicios públicos.

Protestas en la ciudad y provincia de Buenos Aires por los cortes de luz

Este viernes por la noche, se realizaron cortes de calle y movilizaciones para reclamar contra los cortes de luz. Además de los barrios de Caballito y Almagro, uno de los puntos donde los vecinos se concentraron fue en la esquina de Jujuy y Brasil, en Parque Patricios, donde unas 120 familias pidieron que les restituyan el servicio eléctrico, después de dos semanas sin energía.

Embed

"Los vecinos viejitos están atrapados, no pueden bajar porque no hay ascensores, no tienen agua y no tienen luz. Esto es deprimente, los comercios están a punto de quebrar. Nos soltaron la mano, nadie nos escucha", contó otra vecina, en el barrio de Monserrat.

Se habló de