COVID-19: ¿Cuál es la polémica que se armó por el barbijo negro del Conicet?

El barbijo Conicet estuvo en el centro de la polémica por su efectividad en la protección del COVID-19 y si era realmente el invento que parecía ser.
COVID-19: ¿Cuál es la polémica que se armó por el barbijo negro del Conicet?
Los barbijos Conicet son efectivos contra el COVID-19

Los barbijos Conicet son efectivos contra el COVID-19

Un informe de la Comisión Nacional de Energía Atómica generó lo impensable: dudas acerca de la eficacia de uno de los barbijos de mayor venta en la Argentina, el de Atom Protec y Conicet, mientras la segunda ola de COVID-19 llegaba a la nación.

Un documento de 9 páginas que se filtró y que estaba escrito por la CNEA cuestionaba la protección que brindaba el barbijo Atom Protect desarrollado por Conicet y que parece ser la solución mágica para protegerse del COVID-19 en la Argentina.

El informe, divulgado por el diario Clarín, asegura que el barbijo Atom Protect sería menos eficiente en filtrar al filtrar partículas tanto o más que cualquier tapabocas común. Esta afirmación generó una respuesta de Conicet y de sus creadores, y una aclaratoria de parte de la CNEA.

La CNEA tuvo que aclarar que los aerosoles utilizados por ellos para las pruebas que concluyeron en el informe poco se parecen a los aerosoles a los que está expuesto una persona en “la vida real”, en referencia a esas gotitas mínimas que exhalamos al hablar, respirar o cantar.

La CNEA no evaluó la efectividad de estos procesos en la reducción/eliminación de los microorganismos patógenos, sino solamente la eficiencia de filtrado del material una vez descontaminado. Y aunque sí evaluaron el funcionamiento de Atom Protec, junto con otros barbijos como el KN95 en la protección del COVID-19 también explicaron que los resultados del informe solo miden la capacidad de filtrado de las telas usadas, sin considerar ningún otro elemento que pudieran tener estas telas.

La creadora de estos barbijos, Ana María Llois, envió un comunicado en el que especificaba que los barbijos Atom Protect no basan su protección en una barrera mecánica sino en una química, pues los químicos y elementos con los que son tratadas las telas con las que se fabrica la mascarilla son las que eliminan hongos, virus y bacterias y proporcionan la protección a los usuarios.

El equipo responsable de la fabricación del barbijo anti COVID-19 de Conicet enfatizaron igualmente que estos barbijos son eficientes para uso social y que en ninguna circunstancia los recomiendan para el uso médico, como si están aprobados los barbijos KN95.

Conicet advirtió que la tela no es apta para fabricar productos o insumos de uso médico porque no tiene la capacidad filtrante requerida por las normas sanitarias para, por ejemplo, las máscaras N95, las cuales deben cumplir con la legislación vigente y aplicable (ANMAT).

Conicet también insistió en que poseen los estudios de comprobación del INTA y del INTI, ambos entes oficiales. Los ensayos dan que este barbijo elimina el 99,9% de los patógenos, sin contar los estudios de respirabilidad, todo aprobado y certificado bajo normas IRAM.

Se habló de