Criptomonedas

Bitcoin: qué significa el principio "DYOR" y por qué hay que usarlo

Con el auge de de los activos digitales también abunda el "pescado podrido". Cómo aprovechar la transparencia de Bitcoin y qué hacer para evitar las malas prácticas del ecosistema.
Adam Dubove
por Adam Dubove |
Criptomonedas: cada vez es más importante diferenciar entre conocimiento útil y el ruido que distorsiona la información.

Criptomonedas: cada vez es más importante diferenciar entre conocimiento útil y el ruido que distorsiona la información.

Un titular del lunes pasado disparó los precios de algunas criptomonedas: “Walmart anuncia una importante asociación con Litecoin”. La noticia fue publicada por una conocida empresa de difusión de comunicados corporativos y rápidamente replicada por otros medios y agencias de noticias.

Era un acontecimiento importante por tres motivos: una de las empresas icónicas de la economía estadounidense había decidido comenzar a aceptar una criptomoneda; habían optado por Litecoin; y, en tercer lugar, porque era una noticia falsa.

Alguien, desde un correo electrónico que aparentaba haber sido enviado desde una cuenta de Walmart (@walmart-corp.com), había logrado una fake news que empujó el precio de Litecoin un 38% en apenas 30 minutos. Una vez que se conoció que la noticia era falsa, el precio se desplomó.

Detrás de esta maniobra, conocida habitualmente como pump & dump, siempre hay una persona que necesita vender sus tenencias. Para eso, genera un pump (inflar) del precio, ya sea a través de noticias falsas o de una comunidad organizada, para luego vender a mejor precio a los incautos que caen en estos engaños.

Mientras que un periodista de Reuters publicaba la novedad sin verificar si era cierta o no, en Twitter ya había usuarios señalando algunas luces rojas que indicaban que Walmart no había firmado ese comunicado. Una hora más tarde, la cadena de supermercados confirmó que la información era falsa.

La transparencia de Bitcoin

El problema del “pescado podrido” abunda tanto en los medios tradicionales como en los medios digitales y sociales. En pleno siglo XXI, estar informado ya no es suficiente, si no que la clave es estar bien informado. Saber diferenciar entre lo que sirve saber y lo que es ruido que distorsiona la información.

Una de las grandes ventajas de Bitcoin frente al sistema monetario y financiero tradicional es su transparencia. Además, claro, de poder verificar la cantidad de total de bitcoin circulando y observar todas las transacciones que se registran en la blockchain. Es decir, las discusiones y debates acerca del camino que debe seguir Bitcoin son transparentes.

Mientras que las decisiones monetarias de los bancos centrales se hacen a puertas cerradas y con secretismo, en Bitcoin todo el debate ocurre a la vista del público y es abierto, cualquier persona puede participar.

El debate abierto de las criptomonedas

Los debates abundan. Desde cuestiones filosóficas o económicas, hasta cuestiones técnicas de alto nivel, pasando por diseño o memes. En un blog, un podcast, una conferencia, en Telegram, en Reddit y, especialmente, en Twitter, cualquiera puede sumarse a este debate.

No hay requisito alguno para participar. Una cuenta anónima o con nombre y apellido es lo mismo. El CV o los pergaminos académicos no valen de mucho. Es más importante la sustancia que el empaque. Eso sí, saber inglés o ser hábil con el traductor de Google son conocimientos fundamentales para leer gran parte de esos contenidos.

Estos debates son fructíferos. Permiten entender mejor la naturaleza de Bitcoin y su impacto en el mundo, las propiedades económicas, el comportamiento del precio, sus mejoras técnicas, caminos probables sobre su escalabilidad o la representación gráfica de un satoshi.

Criptomonedas: qué es el principio DYOR

Esta apertura y variedad de ángulos desde los que se puede aportar a Bitcoin tienen su lado negativo. Ante una mayor participación, aparece más de lo bueno, pero también de lo malo. Contribuciones sin valor, usuarios dedicados a promover monedas desconocidas o la desinformación están a la orden del día.

De ahí, precisamente, se desprende uno de los principios más importantes antes de tomar cualquier decisión en torno a Bitcoin u otra criptomoneda: DYOR, las siglas en inglés de “haz tu propia investigación” (do your own research). Parece un concepto obvio, pero muchos lo pasan por alto y lo pagan caro.

El dinero es un poderoso imán para estafadores y otros personajes indeseables que intentan mezclarse entre la multitud. Por eso, a la hora de buscar información siempre es preferible ir a aquellos lugares donde fluye el debate y uno puede conocer lo bueno, pero también lo malo.

Se habló de
s