icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

El desafío de Alberto Fernández: de la escuela del hambre a la escuela de generación de la riqueza

El desafío de Alberto Fernández: de la escuela del hambre a la escuela de generación de la riqueza
Alberto y Cristina en el Congreso

Un campesino que no tenía como alimentar a su familia entró en desesperación y desafió a un maestro de escuela a un duelo de espadas a cambio de una recompensa si lo vencía.

El maestro dudaba de aceptar el duelo por la falta de destreza del campesino. Al comenzar el combate, el campesino, desesperado por el hambre, se abalanzó ante el maestro que, determinado por el miedo que le generó el ímpetu de su adversario, bajó la espada y lo reconoció como vencedor al campesino. Al consultarle cuál era el nombre de su escuela. El campesino respondió: “La escuela del hambre”.

De acuerdo con el Indec, la indigencia (el límite de ingresos necesario para cubrir una canasta básica alimentaria) fue del 7,7% en las personas y 5,5% en los hogares en el primer semestre de 2019.

Según los datos que adelantó la UCA, la indigencia es del 8,9% en el tercer semestre del año, avanzando en el tiempo la medición del último informe del INDEC.

Alberto Fernández expresó que a lo largo de su gestión “le vamos a poner fin al hambre”.

“No es que nosotros seamos tan buenos, sino que los demás son peores”, dijo el General Juan Domingo Perón.

Venimos de 8 años de caída de la actividad industrial e inflación de dos dígitos pero los últimos 4 años siguieron siendo aún más malos con caída de la actividad económica, producto bruto per cápita, consumo y crecimiento de la pobreza, el desempleo y la inflación. Por eso el nuevo presidente Alberto Fernández promete “que volvieron y van a ser mejores”.

En el año 2002 y 2003 se le dieron alas a muchos microempresarios que generaron pequeñas inversiones que generaron trabajo en volumen.

Fueron esos microempresarios los que permitieron que miles de personas salgan de la pobreza post crisis del 2001. Son el 85% del volumen empresario argentino y en promedio generan entre 2 y 3 fuentes de trabajo.

El plan “contra el hambre” debe venir a contener la situación de extremo social. Un plan de reducción de la presión impositiva sobre los emprendedores y microempresarios sobre una escala progresiva de pago de impuesto sobre la tasa efectiva de facturación la posibilidad de darle la espada a miles de “emprendedores” que pueden integrar a millones de personas a la escuela de “generación de la riqueza”.

Argentina no es un país rico sino que tiene que generar las condiciones para extraer en forma eficiente su riqueza.

Esperemos que se regeneren esas condiciones sostenibles en el tiempo y no con planes cortoplacistas de la política que van de las “elecciones legislativas” a las “elecciones nacionales” para garantizar la continuidad en el poder.

Cualquier accionar de una persona desde el hambre será por necesidad. Cualquier accionar de una persona desde el trabajo será por su dignidad.

SUBIR

NWS

Ovación

Show