Pronósticos

Diálogos con José Tasa | Guzmán en aprietos: sube el dólar y cae la negociación con FMI

El asesor financiero "José Tasa" hace una dura descripción del momento de la economía Argentina. ¿A cuánto puede llegar la inflación en enero?
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
El ministro de Economía

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el canciller, Santiago Cafiero. (Foto: MECON)

Todo se acelera: el dólar blue quiebra nuevos máximos y el incumplimiento con el FMI puede darse esta semana. El tradicional encuentro semanal con el experto financiero que se refugia detrás del seudónimo de José Tasa gana en atractivo en el actual contexto: al fin de cuentas hace más de un año que viene advirtiendo sobre el default con el FMI y sus efectos.

Alberto Fernández está arrinconado por la suba de la moneda norteamericana en el mercado informal; pero más importante aún, por la creciente probabilidad de devaluación del peso en el mercado oficial de cambios. Tambalea Martín Guzmán cuyo sostén hoy es el Presidente de la Nación. La ausencia de reemplazos inmediatos hace que perdure en su puesto. ¿Hasta cuándo? El derrumbe de las criptomonedas y las acciones en Estados Unidos son también temas centrales del diálogo vía zoom con el banquero ahora en Miami.

Periodista: Se dio lo que usted tanto advirtió: el incumplimiento con el FMI y su impacto en el dólar.

José Tasa: Creo que la mayoría de los analistas se equivocó pensando que el FMI iba a dar un acuerdo light al gobierno argentino. Desconocen el funcionamiento del organismo internacional. Imposible. Tan imposible como que el kirchnerismo acepte una fuerte reducción del rojo fiscal. Me preocupa porque subestiman el impacto del atraso en los pagos con el FMI. La brecha no tiene techo, lo que quiere decir que el blue tampoco, ni los dólares en la Bolsa. Creo que lo que realmente va a gatillar la tensión política y económica es cuando el BCRA no pueda seguir manteniendo al tipo de cambio oficial. Que la brecha suba, vaya y pase. Pero con la alta inflación actual, que encima se produzca una devaluación es muy preocupante. Piense que en enero la suba de los precios de nuevo orilla el 4%.

Periodista: ¿Para usted el gobierno le pagará este viernes el vencimiento de deuda al FMI?

José Tasa: Sí. Tiene los Derechos Especiales de Giro que recibió del propio FMI para hacerlo. Esos DEG no los puede utilizar para otro destino. Creo que el gobierno hizo circular la versión de que no iba a pagar este mes como una herramienta de presión, muy berreta por cierto, al staff del organismo. No entienden por dónde pasa el problema. Se repite todo lo que describe Juan Carlos Torre en su libro “Diario de una Temporada en el Quinto Piso” acerca de su experiencia en el gobierno de Alfonsín. El despacho del ministro queda en el quinto piso, de ahí el título. Lo estuve leyendo estos días y los paralelismos son sorprendentes. Guzmán vendría a ser el Bernardo Grinspun de Alfonsín, es decir, el ministro que presentaba números sin sustento sobre la economía, con los que quería engañar al FMI. Los coqueteos con el default, las luchas internas dentro del radicalismo en aquellos años, la resistencia a achicar el gasto público son un espejo de los problemas actuales. ¿Vendrá un Sourrouille después de Guzmán? Podría decirse más un Juan Carlos Pugliese o un Jesús Rodríguez dado que resta poco tiempo para las elecciones del 2023 y no hay demasiado margen para planes económicos con la profundidad de las reformas que hacen falta. Veremos igual como navega Guzmán las grandes olas que se le vienen encima con un default al FMI y una devaluación temida ante la escasez de las reservas del BCRA. Volviendo a su pregunta, igual que le pague o no esta semana me es indiferente. El 21 de marzo no podrá pagar. Son dos meses de diferencia. El mercado igual lo anticipa.

Periodista: ¿Tan complicado lo ve a Guzmán?

José Tasa: Sí. El kirchnerismo no lo respalda, -todo lo contrario-, y en el gabinete y en el BCRA tampoco. La lentitud con la que negocia con el FMI termina costando muy caro a todos los argentinos. Igualmente su futuro está atado más al tipo de cambio oficial que a un default con el FMI. Miguel Pesce por ejemplo, hubiera sido mucho más veloz en la negociación con el FMI de haber sido elegido ministro. Recuerde que tras el default del 2001, como secretario de Hacienda de Aníbal Ibarra en CABA renegoció velozmente la deuda con acreedores. Hoy ello se ve en las menores tasas que paga CABA por sus emisiones de deuda en comparación con otras provincias que le dieron la espalda a los acreedores. El default de 2019 de la Nación no contagió a CABA, lo que la sigue haciendo una buena cumplidora en los mercados internacionales.

Periodista: Los papeles argentinos se siguen destruyendo…

José Tasa: Es que habría que calcular su precio en función del valor de recupero cuando venga la próxima reestructuración de la deuda. ¿Qué quita aplicará el nuevo gobierno en 2023-2024 sobre la deuda? Porque no hay dudas de que gane quien gane deberá hacer una nueva reestructuración de la deuda. Para peor el contexto internacional se complica. La inflación en EE.UU. no es transitoria y se vienen las subas de las tasas. El desplome de las acciones norteamericanas fue muy fuerte en las últimas ruedas. Hay que estar atento porque no se sabe cuándo terminará esta corrección del mercado. La semana pasada se la anticipé.

Periodista: ¿Y las criptomonedas?

José Tasa: Se mueven ya con una alta correlación con las acciones de Wall Street pero potenciada su volatilidad. Esperaría a pasar una orden de compra sobre bitcoin o ether. Creo que aún puede haber más días de tensión y caídas.

s