icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

El dilema de Alberto en el peor momento: qué hace con la deuda y cómo sigue la negociación

El dilema de Alberto en el peor momento: qué hace con la deuda y cómo sigue la negociación
Cerrar la negociación de la deuda, clave para Alberto Fernández ( Foto: Captura de tevé)

En las últimas horas ha habido una respuesta de los acreedores muy fuerte respecto a rechazar la oferta argentina y hacer una contrapropuesta para la renegociación de la deuda.

Alberto Fernández está en un dilema porque necesita cuanto antes cerrar la renegociación de la deuda. Necesita que la Argentina salga del default en el que ya está desde que el 22 de abril cuando dejó de pagar una serie de bonos en dólares bajo jurisdicción extranjera.

Esta es la piedra angular de lo que puede ser para iniciar una reactivación económica o es la piedra puesta enfrente del camino para agravar aún más la crisis si no se resuelve.

Es el eje principal para Alberto Fernández. Él lo ha reconocido, está en el eje de su agenda y es el tema que más lo preocupa y ocupa, junto a la pandemia.

Está en una cuenta regresiva porque Larry Fink (de BLackRock) se plantó y consiguió el apoyo para que los tres más grandes grupos de acreedores para rechazar la propuesta argentina (tienen el 30% de los bonos y pueden bloquear cualquier acuerdo) .

Pero al mismo tiempo, le han tendido un puente al gobierno con una contraoferta. Ya que lo que han contraofertado no está muy lejos de la propuesta de la Argentina.

El dilema es ver qué hace: si vuelve a negociar, cuando acaba de decir que es "imposible moverse más de lo que ya se ofreció"; o si busca una negociación política con el presidente Donald Trump, el secretario del Tesoro y el FMI para presionar a los "díscolos" y que cierren un acuerdo.

Lo mejor que puede pasar es terminar en una negociación y acuerdo que deje a todos contentos , pasar a otra pantalla, que va a ser también muy dura para el país, pero sin duda será mucho peor no hay acuerdo y se mantiene el default.

Emmanuel Álvarez Agis ha dicho que " en términos generales las diferencias en números son mínimas entre ambas posiciones".

En definitiva se trata de sumar unos US$1.900 millones a lo que la Argentina debería pagar entre 2021 y 2047.

Pero el tema está en que el país ha presentado ya cuatro ofertas, todas de manera pública y no en negociaciones reservadas. Entre la primera y la última, hay un compromiso de pagar unos US$ 13.000 millones, básicamente en intereses de la deuda.

También hay una cuestión legal que es mostrar que el final es una negociación exitosa. El default quedaría atrás, satisface a grandes y pequeños acreedores y para la Argentina significa que baja el riesgo país y puede acceder nuevamente a mercados financieros.

Alberto Fernández le dijo al "financial times" que "no creo en los planes económicos, creo en los objetivos que nos podemos fijar y trabajar para conseguirlos".

El panorama del país es muy diferente al que encontró Néstor Kirchner en 2003 ( cuando Alberto Fernández era el jefe de Gabinete). A Kirchner tampoco le gustaba hablar de planes para evitar que generara luego situaciones contraproducentes por los resultados.

Pero ya tenía gran parte de la economía ordenada en las áreas principales, con un dólar alto y la soja en alza.

Para Alberto Fernández el panorama es muy diferente. Tiene que lidiar la crisis por la pandemia y la negociación de la deuda. Pero luego, debe presentar para 2021 un presupuesto. Cuál será la política económica para el próximo año. En el que debe balizar el camino que pretende para una recuperación económica.

El presidente no ve temores en una espiralización inflacionaria. En una depresión, la inflación está controlada en torno al 45%. Hay una megaemisión monetaria. El tema inflacionario sigue estando muy presente.La situación es muy frágil.

Si se cae la expectativa por una solución para la deuda, te empiezan a correr los depositantes en dólares más los depositantes en pesos. El dólar paralelo o los alternativos pueden ir a cualquier valor y detrás, se van los precios, más allá de que haya o haya una gran recesión.

Esto lo sabe Alberto Fernández. También lo transmite Martín Guzmán en la lectura fina de cada comentario que hace.

Hay que salir del círculo vicioso en le cual la economía permanentemente oscila entre una depresión y una crisis cambiaria y una devaluación todavía mayor

Clave final

"En 2021 habrá un rebote a partir de la demanda internacional de granos argentinos, a la recuperación también del plan de obra pública y la construcción privada", dice Alberto Fernández.

Para que esto ocurra la economía argentina necesita reglas claras.

  • El campo y los alimentos necesitan un dólar real alto sin brecha.
  • La obra pública necesita recursos que puede conseguir si se sale del default.
  • Construcción privada: necesita confianza y un dólar estable para que los argentinos inviertan los dólares del colchón (hay 30 veces mas dólares que los que tienen en las reservas netas el BCRA).

Para esto hace falta, si no quieren llamarlo plan, trazar un rumbo y es lo que Alberto Fernández tiene que definir en los próximos días.

Qué hace con la renegociación de la deuda y luego como sigue. Que haya negociado sin plan es una ventaja porque no tuvo que soportar las presiones del FMI o los acreedores, por ejemplo. Si así arregla la deuda y sale del default, estará en una mejor condición para mostrar un plan económico.

Hay que definir el plan, hacia donde vas y cuál va a ser tu camino de recuperación de la economía en el próximo año.

por Maxi Montenegro
SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias