Empresas nativas digitales

Frizata: cómo es la empresa en la que invirtió el dueño de Mercado Libre

Esta semana recibió una inversión de US$ 5 millones. A qué se dedica y cómo es el negocio que atrae fondos de reconocidos empresarios.
Redacción A24com
por Redacción A24com |
Adolfo y José

Adolfo y José, los emprendedores que buscan llevar al mundo una buena alimentación.  

Con una facturación que alcanzó los US$ 15 millones en menos de 2 años, Frizata está presente en 5 ciudades de Argentina, en Santiago de Chile y en Sao Paulo, Brasil. Y para el mes de septiembre está planificado que desembarque en Estados Unidos con su primera tienda online, en la ciudad de San Francisco, California.

Esta semana, además, la empresa flexitariana de alimentos congelados directo al consumidor, anunció el cierre de una ronda de inversión de US$ 5 millones liderada por SP Ventures, fondo brasileño líder en agro-foodtech en Latinoamérica. Pero también participaron otros inversores como Marcos Galperín, dueño de Mercado Libre; Jaime Soler Bottinelli, el ex CEO global de Cencosud; Gonzalo Ramírez Martiarena, ex CEO global de Louis Dreyfus, CEO de Swiss Pampa e inversor de alimentos sustentables; y Glocal AgriFood Tech, entre otros.

“Cuando se agrega el componente de accesibilidad a la ecuación, nos convencieron de que están creando algo increíblemente único. Tener acceso directo a los consumidores agrega capacidades rápidas de innovación, lo que vemos como fuertes ventajas competitivas a largo plazo”, destacó Alexandre Stephan, socio de SP Ventures.

Con esta inversión, los fundadores de la empresa, Adolfo Rouillon y José Robledo, están un paso más cerca de materializar su idea para llevar la “revolución Frizata” a más de 200 ciudades alrededor del mundo.

“Estamos construyendo una plataforma global para acercar una nueva generación de alimentos innovadores a millones de consumidores deseosos de repensar la forma en que se alimentan todos los días, con una experiencia simple y práctica, un fuerte impacto en la calidad y equilibrio de lo que comemos, con precios accesibles y cuidando el medio ambiente”, dijo Adolfo Rouillon.

Ambos emprendedores y cofundadores de la foodtech pertenecen a la comunidad Endeavor. Hace 20 años fundaron Amtec, una empresa de desarrollo de software, adquirida por Neoris; y en 2008 crearon Congelados del Sur, dedicada al desarrollo de alimentos congelados para grandes compañías alimenticias y cadenas de supermercados. Frizata, aseguran, “surgió del profundo entendimiento de ambas industrias”.

Frizata, una empresa nativa digital

Con su modelo de negocio de empresa nativa digital integrada verticalmente (Digitally Native Vertical Brand, DNVB por sus siglas en inglés), la foodtech de Rouillon y Robledo llegó para revolucionar el status quo de una industria dominada por gigantes, que se han mantenido sin innovación durante años.

Integramos todos los procesos. Somos responsables desde la producción, desarrollo de marca, comercialización (a través de la tienda online), hasta la distribución; y garantizamos una experiencia completa al consumidor”, explica Rouillon . Precisamente, ese contacto directo con el cliente, les permite innovar sin límites y a velocidad digital.

El objetivo, aseguran desde la marca, es que más personas se alimenten mejor y de manera equilibrada. Y para eso desarrollan la línea “meat free” más amplia del mercado, con productos que recrean la experiencia de comer carne pero sin carne.

Asimismo, sus productos no contienen conservantes, ya que el proceso de ultracongelado permite conservar todas las propiedades de los alimentos. Con más de 75 opciones en el portfolio, se pueden crear cientos de combinaciones para todas las comidas del día.

Por ejemplo, la línea meat free se complementa con los más de 40 alimentos veggies, y son una alternativa excelente para los consumidores flexitarianos, que buscan reducir el consumo de carne sin resignar experiencia ni sabor, una tendencia cada vez más fuerte en el mundo.

Ahora, la visión de sus creadores es llevar Frizata a todas las grandes ciudades alrededor del planeta y cambiar la experiencia de la comida de todos los días, haciéndola más simple y equilibrada.

Frizata pedidos.jpg

Un modelo de negocios para innovar

En la actualidad, más de 200 “food hackers” trabajan para hacer posible la revolución que quiere imponer la compañía para desarrollar continuamente más y mejores alimentos. Esta búsqueda por la innovación se aborda desde diferentes aspectos:

  • Co-creación de los alimentos junto con los consumidores: utilizan big data para analizar opiniones de los clientes, patrones y hábitos de consumo para desarrollar nuevos productos o mejorar los existentes, de acuerdo a sus necesidades. Se trabajan los alimentos como si fueran versiones de software que se van actualizando.
  • Velocidad de innovación: al ser una marca nativa digital sin intermediarios, el proceso de desarrollo de producto y de iteración de Frizata es rápido comparado con la industria tradicional, esto permitió aumentar el portfolio de productos en un 180% en menos de dos años. Esto es posible porque la empresa no depende de las decisiones de terceros como puntos de venta y retailers.
  • Reducción de costos y mejores ingredientes: las compañías tradicionales de alimentos suelen usar ingredientes de calidad regular o baja para mantener los costos competitivos. Frizata, al desintermediar la cadena, destina los ahorros a desarrollar alimentos de alta calidad y a crear nuevos. Su propuesta de valor combina alimentos de alta calidad e innovadores, a precios accesibles.

En este sentido, los nuevos inversores de la firma, remarcaron que quedaron muy impresionados con la visión sobre el valor de la propuesta que están llevando a los consumidores. “El suministro de alimentos congelados flexitarianos y de alta calidad, desafiando la distribución tradicional con un modelo D2C, fue una propuesta de valor convincente”, dijeron.

Proyecciones del negocio para Frizata

Una segunda fase de la foodtech incluye la llegada a Singapur, destino elegido como plataforma para el sudeste asiático, Londres, Madrid y México. Con esto en mente, la compañía comenzó la búsqueda de inversores para su serie B.

Al respecto, José Robledo anticipó que “ya estamos en conversaciones con diferentes fondos para levantar la Serie B a fin de año. Esta inversión será clave para continuar sumando los mejores profesionales e innovadores al equipo, acelerar la expansión geográfica, nuevas categorías de productos, una segunda ‘agile facility’ y redoblar la inversión en I+D y nuevas tecnologías”.