Economía

La propuesta de Claudio Lozano y las críticas a las cuasimonedas

Los dichos del presidente del Banco Nación recordaron los tiempos de caos financiero en la crisis argentina del 2001. ¿Hay margen para que vuelvan los Patacones y Lecop?
Cuasimonedas: Patacones y Lecop

Cuasimonedas: Patacones y Lecop, las más recordadas de la crisis del 2001 en Argentina.  

Después del duro traspié del Gobierno en las elecciones PASO 2021, los esfuerzos del oficialismo de cara a noviembre se centran en las medidas económicas que permitan revertir el panorama. En esa línea, hubo ideas en las últimas horas para paliar la crisis. Uno de los que propuso acciones fue el director del Banco Nación, Claudio Lozano, que durante una entrevista televisiva en C5N, a pocas horas de la derrota, propuso "crear una moneda que no sea convertible a dólar”.

Para Andrés Borenstein, de la consultora Econviews, una “interpretación lógica” de esos dichos sería que Lozano pide una moneda “como el Patacón o Lecop, pero sinceramente creo que son cosas que se dicen sin sustento”.

En su momento, recuerda, esas cuasimonedas salieron porque en la convertibilidad no se podía emitir moneda. Por el contrario, si ahora se necesita dinero “se emite moneda que, en cierta manera, no es convertible al cambio oficial porque hay cepo”. En cualquier caso, sostuvo, “sea Lecop, Patacón o la moneda de Lozano, siempre van a aparecer en el mercado negro donde por algún precio la van a convertir a dólares”.

En efecto, “se trata esencialmente de algo que profundiza el cepo existente en Argentina”, coincidió el economista Martín Tetaz, candidato a diputado nacional porteño de Juntos por el Cambio (JxC). Y agregó que en el país "ya hay una moneda inconvertible para la mayoría" de la gente: “Las personas que reciben el IFE o que cobran un sueldo en este país no pueden acceder masivamente al mercado oficial de cambio desde septiembre del año pasado ni siquiera para comprar los US$200 que les permitía el Gobierno hasta entonces”.

El compañero de fórmula de María Eugenia Vidal, aseguró que lo que propone Lozano es “imprimir sin ningún límite y sin riesgo de que se vaya al dólar, lo cual significa cerrar toda opción de compra de dólares, incluso para la compra de insumos o productos importados por parte de las empresas”.

Cuasimonedas y experiencias bimonetarias

Según Tetaz, hay economías bimonetarias en el mundo que tienen un sistema parecido al que propone Lozano: “Cuba tiene el peso cubano que usa la mayoría pero con el que no pueden comprar bienes en divisas, que se adquieren con otra moneda convertible llamada CUC. Es un sistema que fracasó y, de hecho, ya piensan en abandonarlo ”.

Argentina también tuvo su experiencia en este tipo de sistema. Durante la crisis económica del 2001 una de las medidas más importantes fue la implementación de las “cuasimonedas”, nombre que se le dio popularmente a los bonos emitidos por el gobierno de la Nación o los gobiernos de cada provincia y que circularon junto al peso.

Los Patacones y Lecop fueron los más conocidos pero en todo el país surgieron al menos diez tipos diferentes según la provincia que los emitía: en Tucumán estaban los Bocade; en Formosa y Entre Ríos, los Federal; en Chaco, los Quebracho; Córdoba tenía sus Lecor y Mendoza los Petrom, entre otros.

Más cerca en el tiempo, en el comienzo de la pandemia mundial por Covid-19, en el país circularon rumores sobre la vuelta de las cuasimonedas.

Sin embargo, el Presidente Alberto Fernández, en una entrevista con el diario La Voz del Interior, los descartó profundamente: “Las cuasimonedas están desterradas en Argentina, fueron una emergencia que tuvo que ver con la crisis de la convertibilidad. Nosotros ahora tenemos que ser cuidadosos”, expresó en abril de 2020, en plena revisión de las medidas extraordinarias tomadas por el avance del Coronavirus.

Se habló de
s