Previsiones económicas

Presupuesto 2022: por qué economistas descreen de los números que presentó Guzmán sobre inflación y otras variables

Ponen en duda las cifras y consideran que en la discusión en el Congreso se harán cambios. ¿Qué escenario imaginan respecto del crecimiento, la emisión y las tarifas?
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Presupuesto 2022: para el Ministro Guzmán

Presupuesto 2022: para el Ministro Guzmán, Argentina crecería 4% con una inflación del 33%.

"Confío que el Presidente se va a sentar con su Ministro de Economía para mirar los números del presupuesto", escrito en una carta abierta la Vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner , días después de las PASO 2021. Y la ex mandataria no es la única preocupada por las cifras que Martín Guzmán presentó ante el Congreso para el próximo año.

A la espera del paquete completo de medidas económicas que anunciará el Gobierno de Alberto Fernández como respuesta a lo que sucedió en las urnas, el mercado también se pregunta de qué manera logrará el ministro de Economía llevar la inflación al 33%, el dólar a $ 131 o alcanzar un crecimiento del PBI del 4%.

Los números del proyecto de ley son difíciles de cumplir , porque parten de una pauta macroeconómica poco creíble”, asegura a A24.com Isidro Guardarucci , economista asociado de FIEL. Por lo tanto, sostiene, "podemos suponer qué es lo que pasará en función de un presupuesto que no tiene ninguna posibilidad de respetarse ".

Según Martín Burgos , economista del Centro Cultural de la Cooperación, la derrota electoral “impactó fuerte en el Gobierno” y eso, claramente, “repercute en el Presupuesto” que se discutirá en los próximos días. Los números que presentaron el jefe del palacio de Hacienda, analiza, permiten observar cierta " pérdida de poder respecto del año anterior y denota algún desgaste ", pero "habrá que ver lo que ocurre en el Congreso donde se esperan varias modificaciones".

En su visión, hasta “se privilegió el equilibrio fiscal y la negociación con el FMI, pero eso cambió y todo se enfocará en ganar las elecciones”.

Para Camilo Tiscornia , director de C&T Asesores Económicos, también en diálogo con A24.com, se trata de “ supuestos muy ambiciosos, con una cifra de crecimiento algo optimista pero con una inflación demasiado optimista , si consideramos que el presupuesto de este año la coloca en 45% y podría llegar a 50% ”.

Días atrás, el economista había publicado en sus redes sociales sobre el tema: “En la historia argentina, la baja de la inflación que contempla el # Presupuesto2022 estuvo asociada a planos de estabilización, recesiones o férreos controles de precios. ¿Cuál se dará para que se cumpla? Si no, nuevamente subestimará groseramente la inflación, como este año ”.

La inflación que calcula el Presupuesto 2022

De todas las cifras, la que más incredulidad despierta es la de una inflación anual estimada en 33% , lo que supone una variación mensual promedio de precios del 2,4%.

“Se adoptó el supuesto de que la inflación se mantendría ligeramente por debajo de la registrada en agosto último, que fue del 2,5%”, comenta Víctor Beker , director del Centro de Estudios de la Nueva Economía en la Universidad de Belgrano. Y considera que se trata de un objetivo “bastante ambicioso si se tiene en cuenta que sólo bajo la cuarentena las variaciones mensuales de precios se mantuvieron por debajo del 3% ”.

En este sentido, para Guardarucci es importante remarcar que “sobre estimar el crecimiento de la economía infla las bases imponibles de los impuestos y mejora los números”.

Es decir: “ Parte de la estrategia oficial radica en un discurso de bajas expectativas inflacionarias que permiten contener los gastos , al menos en los primeros meses. En los niveles de gasto e inflación que tiene Argentina, cada mes que se puede dilatar los aumentos de gastos (asistencia social, por ejemplo) le genera un fuerte ahorro al fisco ”.

Presupuesto 2022: de la inflación al FMI

Más allá del contexto de pandemia que todavía existe, algo que impacta en los presupuestos de los países de todo el mundo, la Argentina también debe contemplar esa “variabilidad de la inflación que lleva a que las medidas económicas tienen cierta flexibilidad , para bien o para mal, donde a veces las políticas que se plantean no se condicen con las que se dan luego en realidad ”, dice Burgos. Para el economista del CCC, ese margen, junto a lo que ocurre con el Fondo Monetario Internacional, “será la clave para un impulso en el crecimiento, porque el país necesita crecer pensando ya en 2023”.

Sin embargo, destaca Tiscornia, el nuevo Presupuesto “ya quedó alterado con el Decreto que salió después de los cambios de Gabinete en el que computarán ingresos como para 2021 toda la plata que entró del FMI , lo cual representa un cambio muy importante”.

¿Por qué? Porque esto le permite al Gobierno, según el asesor económico, “ expandir el límite de lo que el BCRA puede emitir para financiar el déficit fiscal, a través de una maniobra contable , por lo que podrán gastar más con el mismo déficit”. Esto, evidentemente, se condice con lo que escribió la Vicepresidenta en su carta.

¿Un horizonte con aumento de impuestos?

Para el analista de la UB, “la monetización de los DEG aportados al gobierno argentino por el FMI, de los incrementos salariales, de jubilaciones y pensiones, así como de otros rubros del gasto público, implicarán un fuerte aumento en la circulación monetaria y consiguientes presiones inflacionarias ”.

Por lo tanto, concluye Beker, cumplir con la previsión presupuestaria “ exigencia de un plan integral anti-inflacionario para 2022 que coordinara medidas monetarias, cambiarias y de política de ingresos , lo que, por ahora, no se avizora”.

En esa misma dirección, Guardarucci , considera que “ el cierre de 2021 no parece caracterizarse por la disciplina fiscal y las consecuencias las vamos a ver en algunos meses” .

Por último, dice, habrá que ver si "un año par le da margen para corregir el gasto".

Según el economista de FIEL, el aumento del gasto para 2022 “tiene un incremento modesto en transferencias a empresas privadas, donde se encuentran los subsidios a la electricidad, por ejemplo. Lamentablemente, la opción de aumento de impuestos no debe descartarse , aun cuando sea una decisión muy mala y lo último que necesite la Argentina ”.

s