icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Una relación que sigue fría y la "alternativa China": qué dejó el diálogo telefónico entre Alberto y el FMI

Una relación que sigue fría y la
Kristalina Georgieva, la titular del Fondo.

La relación de la Argentina con el FMI no cambió, sigue fría, tras el llamado de Kristalina Georgieva a Alberto Fernández: el presidente electo confirmó que no habrá ajustes de la economía y que cuenta con un plan para crecer y luego "honrar las deudas". El comunicado de prensa de los argentinos fue mucho más extenso que el del organismo internacional. Hubo coincidencia en el objetivo de reducir la pobreza y la eliminación del hambre, algo que es de por sí obvio.

Si hubiera habido avances entre la Argentina y el FMI ayer se hubiera dispuesto el envío de una misión técnica del organismo hacia Buenos Aires. Por más que aún no asumió Alberto Fernández como presidente, el staff del FMI podría avanzar ya en el diseño de un nuevo entendimiento. Pero como ya señalara Fernández el fin de semana pasado al ser consultado por los tiempos de un acuerdo por la deuda, "tampoco es cuestión de salir corriendo a firmar cualquier cosa y que después terminemos arrepintiéndonos".

La "viabilidad fiscal", término que utilizó Kristalina Georgieva en una entrevista con la agencia Bloomberg, es lo que está en juego sobre el plan de Alberto Fernández. Concretamente apunta a las restricciones presupuestarias de las medidas que quiere imponer el nuevo gobierno. ¿De dónde van a sacar la plata? El presidente electo habló de la mentada "viabilidad fiscal" ayer con Georgieva y fue incluido en el comunicado de prensa doméstico. Ahí fue cuando señaló que "no podemos hacer más ajustes porque la situación es de una complejidad enorme".

Por ello es que los tiempos que se vienen no son de rosas en la relación entre la Argentina y el FMI. El propio Guillermo Nielsen, hace diez días, en una presentación en Miami, fue muy crítico del FMI y del plan que tuvo con la Argentina. Pero es difícil, por no decir que es imposible, que el staff del Fondo habilite un acuerdo con la Argentina y que no contemple el equilibrio de las cuentas públicas. Y que encima tolere que el Tesoro se financie con la máquina de imprimir billetes del BCRA. Imposible.

Un detalle que no pasa inadvertido es la frase de Alberto Fernández en su comunicado tras hablar con Georgieva. "Hemos realizado un plan sustentable que nos va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que la Argentina tiene con ustedes", le dijo. Es decir que no se piensa ya en recibir desembolsos pendientes del FMI, que son U$S 11 mil millones, sino directamente se piensa en cancelar la deuda.

Un actual funcionario del BCRA ayer destacó a A24.com que la alternativa de que haya desembolsos de China está abierta. "Nosotros quisimos habilitar el swap de monedas que tenemos firmado por u$s 18.000 millones, pero el resultado de las PASO frenó todo" dijo. Pero agregó que si lo deseara, el nuevo gobierno podría ampliar ese swap a U$S 30 mil millones y "lograr un desembolso inicial de U$S 10 mil millones". ¿Será China el prestamista de última, última instancia? Seguramente en algún momento estará en el menú de Alberto Fernández si lo del FMI se complica.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias