Rompió el silencio

En 2020 los salarios perdieron 2,3% de su capacidad adquisitiva y por tercer año consecutivo cayeron contra la inflación

Ignacio Ferreiro
por Ignacio Ferreiro |
En 2020 los salarios perdieron 2,3% de su capacidad adquisitiva y por tercer año consecutivo cayeron contra la inflación
Embed
salarios 2020 inflación
salarios 2020 inflación

En un año marcado por la parálisis de actividades que provocó la pandemia del coronavirus, los salarios volvieron a perder contra el índice de precios y acumulan tres años en caída libre. A lo largo del 2020, los sueldos aumentaron 33%, mientras que la inflación subió 36,1%, lo que significa que los salarios perdieron 2,3% de su capacidad adquisitiva.

Según datos del INDEC, el sector que percibió menos aumentos durante el año pasado fue el de los empleados públicos. Para estos 3 millones de trabajadores –un tercio de los asalariados registrados-, los sueldos se incrementaron un 26,8%, lo que representó una baja del 6,8% del salario real. En tanto, los más de 6 millones de trabajadores registrados del sector privado tuvieron una expansión en sus sueldos del 34,4% en el 2020, lo que significó una pérdida del 1,3% contra la inflación.

Embed

En el otro extremo, el sector que registró mayores subas en sus salarios y que incluso percibió un aumento por encima de la inflación fue el de los trabajadores no registrados, cuyos sueldos avanzaron un 39% en 2020. Esta tendencia, sostuvo el Indec ante la consulta de A24.com, responde a que "este fue el sector donde hubo una mayor pérdida de puestos de trabajo en contexto de pandemia. Entonces, como se miden las variaciones entre dos períodos y quedaron aquellos puestos de trabajo con mejores condiciones laborales, la comparación termina siendo positiva".

La dinámica de los salarios durante el 2020 se explica por un único factor: la pandemia. “Al principio de la pandemia, mucha gente cobró una porción de su salario y más hacia finales de año se ve cómo se reactivan los salarios formales, pero también se acelera la inflación”, indicó a A24.com Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma. Y añadió: “Los últimos tres años los salarios perdieron contra la inflación. Los dos anteriores fueron recesivos y este que pasó la gente prácticamente no pudo trabajar y no hubo paritarias”.

Embed

El economista destacó que los sectores que menos sufrieron el impacto en sus salarios fueron los productores de bienes y las distintas ramas, en general, de la industria porque fueron quienes retomaron sus actividades más rápido. Sin embargo, los más golpeados fueron los productores de servicios, sobre todo del ámbito de la recreación y el esparcimiento, como espectáculos y turismo.

En coincidencia, Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, subrayó que los números demuestran que durante el año pasado el impacto de la pandemia no fue parejo. “Hubo sectores a los que le fue muy bien y otros muy mal. La gran mayoría de los sectores creo que va a poder recuperarse naturalmente. Da la sensación de que hoteles, restaurantes, turismo, entretenimiento van a quedar golpeados”, dijo a este medio.

En tanto, describió que “si uno ve esto parece bastante poco el impacto, sobre todo si se lo compara con la crisis del año pasado y si se tiene en cuenta la caída del PBI y el desempleo, pero cuando ves la evolución del salario real, está cayendo en forma ininterrumpida hace tres años”. Además, alertó: “Que hubiera tan poca caída del salario real dice que las empresas ajustaron más por cantidad de trabajadores en lugar de precios, es decir, que se destruyeron más puestos de trabajo”.

Se habló de
s