Emocionante

Dólar futuro: la operatoria por la que CFK y Kicillof van a ser juzgados y ahora el FMI mira con buenos ojos

Catalina de Elía
por Catalina de Elía |
Dólar futuro: la operatoria por la que CFK y Kicillof van a ser juzgados y ahora el FMI mira con buenos ojos

La ex presidenta Cristina Kirchner y el ex ministro de Economía Axel Kicillof están procesados y esperan el juicio oral en la causa por el supuesto fraude al Estado a través de la venta de dólar futuro durante los últimos meses de su gobierno.

Junto con otras once personas, les endilgan el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública. Según la denuncia, la presunta defraudación consistió en vender dólar futuro a 10 pesos a sabiendas que cotizaría alrededor de los 15 pesos en el momento en el que el Gobierno tendría que cancelar esas operaciones.

La investigación del juez Claudio Bonadio y el fiscal Eduardo Taiano determinó que se habría generado una pérdida para el Estado argentino de U$S 17 mil millones.

El origen de la causa contra los funcionarios kirchneristas fue una denuncia de Federico Pinedo y Mario Negri en 2015 que terminó con la ex presidenta al borde de sentarse en el banquillo de los acusados.

La causa fue elevada a juicio oral y público en marzo de 2017 y aún no tiene fecha de inicio. Pero, lo paradójico de este caso es que ahora el Fondo Monetario Internacional (FMI) incentiva al gobierno de Mauricio Macri a que se use esta herramienta por la que Cristina Kirchner y Kicillof están procesados.

Hace unos días, el FMI autorizó al Gobierno a hacer contratos de dólar futuro por hasta U$S 3.600 millones para calmar el dólar. Esta decisión implica para el Banco Central (BCRA) pasar de los U$S 1.000 millones a un nuevo máximo en septiembre de U$S 3.600 millones.

Las preguntas se imponen. ¿Qué elemento permite separar las hechos de una y otra administración? ¿Se está incubando un nuevo expediente penal contra el macrismo en las propias entrañas del Banco Central? No hay razones para sostener una u otra posición porque el oportunismo y el azar deciden demasiadas cosas en la argentina.

Pero, ¿qué puede pasar si esto también se judicializa? Sobre todo porque en la Argentina la política se judicializa, la Justicia se politiza y las respuestas de Comodoro Py son más que inciertas.