icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

"Biden presidente": ¿transformación profunda para Estados Unidos o solo un cambio de estilo?

El ex vice de Obama lidera actualmente los sondeos en la carrera hacia la Casa Blanca (Foto: AP).

"El responsable de la actual situación del país no debería continuar como presidente de los Estados Unidos". La frase la dijo Joe Biden en el último debate con Donald Trump. El hombre que actualmente lidera las encuestas, y parece perfilarse para arribar en breve a la Casa Blanca, define que para ese país -y por su importancia para el mundo- en las elecciones del 3 de noviembre está en juego una concepción del poder totalmente diferente.

Trump se apoya en los logros alcanzados en el campo económico en los años previos a la pandemia. "El éxito es la clave para avanzar en Estados Unidos", repite. Biden, en tanto, en la noche de Nashville, se definió como un eventual "presidente de todos". Y agregó: "Les voy a dar esperanza, no importa a qué partido hayan votado, para seguir avanzando. Para hacer las cosas mejor".

Un cambio profundo para los Estados Unidos

El candidato demócrata aspira a dejar atrás esa calificación de las últimas décadas para su partido: muy liberales (en términos de la política norteamericana; progresistas para el resto del mundo).

Eso llevó a que en Estados Unidos se profundice una división: los estados de las dos costas tienen una amplia preeminencia demócrata. El sur y el centro del país, en cambio, más conservadores, son bastiones de los republicanos.

Biden tomó en esta campaña posiciones más moderadas con el objetivo de romper la hegemonía republicana. O por lo menos ganar el voto de los "swing states", estados que cambian de color en las elecciones y que, finalmente, terminan definiendo quién ocupa el Salón Oval de la Casa Blanca.

Trabajo, inclusión y programas de Salud

La pandemia quebró el punto fuerte de Trump: la recuperación económica. En el debate final, el número récord de desempleados marcó las diferencias entre ambos. El presidente republicano confía en que pasada la pandemia, especialmente a partir de la llegada de la vacuna, retomará su crecimiento de los últimos años.

El ex vice de Barack Obama, a su vez, pronosticó un "invierno oscuro" para los Estados Unidos. La pandemia seguirá y la crisis económica necesitará planes de ayuda oficiales, no los recortes que aplicó sistemáticamente Trump.

Trump y Biden, el 3 de noviembre se define la elección en EE.UU. (Foto: AP).
Trump y Biden, el 3 de noviembre se define la elección en EE.UU. (Foto: AP).

El actual mandatario hizo de su lucha contra el "Obamacare", el programa de asistencia a personas de menores recursos, uno de sus pilares. Acusa a los demócratas de querer "socializar" la medicina y provocar un déficit mayor al fisco por el apoyo de estos planes de salud. Biden ya anunció que esa idea volverá a ser una política nacional.

Con China y Rusia, ¿solo cambio de estilo?

Trump y Xi Jinping, una relación compleja que no cambiará demasiado si gana Biden (Foto: archivo).
Trump y Xi Jinping, una relación compleja que no cambiará demasiado si gana Biden (Foto: archivo).

China es un claro competidor de la economía norteamericana. Biden lo ha incorporado en sus discursos. Trump tomó medidas contra Beijing: aranceles diferenciados; presiones contra la tecnología china del 5G; la clara batalla por la tecnología. Una lucha comercial que duró 18 meses y se reavivó por el origen de la pandemia. Pero el intercambio comercial bilateral es tan elevado (más de u$s 500.000 millones de dólares) que modera la disputa.

Biden apunta, con otro estilo, a lograr encauzar la abierta confrontación por el liderazgo económico mundial.

Con Rusia tampoco habrá demasiado cambio si finalmente llega a la Casa Blanca. En el debate final, dijo que los países involucrados en pretender alterar las elecciones de Estados Unidos (China, Irán y Rusia) pagarán por esos actos.

La mirada sobre Venezuela

El gobierno actual reconoce a Juan Guaidó como la autoridad de Venezuela. Apoya e impulsa cada pronunciamiento en la OEA y la ONU contra Nicolás Maduro e impuso sanciones económicas contra ese país. Además, apoya al Grupo de Lima, que busca elecciones libres para Venezuela, con garantías y veedores internacionales.

“Maduro es un dictador. El pueblo venezolano necesita nuestro apoyo para recuperar la democracia y reconstruir el país”. La frase no es de Trump, sino de Biden. Los separa la estrategia para llegar a ese objetivo. El candidato demócrata dice que la Casa Blanca solo ha "favorecido" a Maduro. Como un gato arrinconado, se hace más fuerte y se defiende.

¿Y Argentina?

En nuestro país, la opción de Biden parece más cercana a la simpatía del gobierno de Alberto Fernández. Inclusive, con su eventual arribo a la Casa Blanca, tal vez Estados Unidos se acerque más a las ideas que nuestro país comparte con México.

Un hecho reciente que hizo mella en la relación entre Argentina y Estados Unidos fue la elección del titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Siempre dirigido por un latinoamericano, Argentina impulsó la candidatura de Gustavo Béliz. Pero Trump promovió el nombre de su ex asesor Mauricio Claver-Carone. Finalmente, con el voto de muchos países latinoamericanos, un estadounidense se convirtió por primera vez en titular del BID. La Argentina no participó de la votación.

Los "nuevos funcionarios"

John Kerry, secretario de Estado con Obama, podría volver a ese cargo si gana Biden (Foto: AP).
John Kerry, secretario de Estado con Obama, podría volver a ese cargo si gana Biden (Foto: AP).

En caso de ganar la presidencia, ya hay nombres para acompañar a Biden.

  • John Kerry, quien fue candidato presidencial en 2004 (perdió con George W. Bush) y secretario de Estado con Barack Obama. Podría retomar ese cargo (habla muy bien en castellano) u ocuparse del cambio climático, otra prioridad para Biden.
  • Mike Bloomberg, el millonario que es la contraparte de Trump, podría ser propuesto para el Banco Mundial.
  • Sally Yates, despedida por Trump, podría regresar al cargo de Procuradora General de la Nación.
  • La conocida senadora Elizabeth Warren (intentó competir con Biden) podría ocupar la estratégica Secretaría del Tesoro. Un nombre a seguir para la alicaída economía argentina.

Faltan solo 12 días para la elección. Ya votaron 45 millones de personas por correo. El 3 de noviembre se sabrá si se viene un cambio de época.

Roberto Maidana
por Roberto Maidana
SUBIR

Poder

Ovación

Show