Estados Unidos y el aborto

Aborto legal: el fallo de la Corte abrió una grieta en EE.UU y se mete en la campaña electoral

La decisión del máximo tribunal se presenta como una posibilidad para que Joe Biden pueda recuperar su alicaída imagen de cara a las legislativas de fin de año.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La decisión de la Corte sobre el fallo Roe vs. Wade abrió una grieta en la sociedad de EE.UU. y convirtió al aborto legal en un tema electoral (Foto: AP)

La decisión de la Corte sobre el fallo Roe vs. Wade abrió una grieta en la sociedad de EE.UU. y convirtió al aborto legal en un tema electoral (Foto: AP)

Desde el viernes, los Estados Unidos viven una división en su sociedad que puede agravarse rápidamente. El fallo de la Corte Suprema que desestimó la vigencia del aborto legal hizo caer una norma vigente durante 50 años. Pero la discusión en la sociedad y en la política y en los tribunales apenas ha comenzado. Y seguramente será un argumento clave en la campaña electoral para renovar los cargos a mitad de mandato en el Congreso.

Si los efectos residuales de pandemia, la inflación y la guerra entre Rusia y Ucrania eran los argumentos del primer semestre, anular el fallo Roe vs. Wade (que permitió el aborto legal) pasó a ocupar el primer lugar en la sociedad de los Estados Unidos.

Una transformación de alcances insospechados

Lo primero que puede decirse sin temor a equivocarse es que dividió casi en dos mitades exactas a las mujeres en edad reproductiva. La Corte Suprema dijo que los estados deben decidir sobre el derecho al aborto porque en la Constitución no hay un solo artículo que se refiera a esta posibilidad. En consecuencia, 26,5 millones de mujeres con capacidad para ser madres han quedado en los 21 estados que ya aseguraron que mantendrán la posibilidad del aborto como un derecho legal.

En cambio, otras 25, 5 millones de mujeres en la misma condición viven en estados en donde el aborto es un delito, no está permitido o cambió de inmediato la normativa sobre el tema. Son los llamados estados con "cláusula gatillo". Es decir, aquellos que someten su legislación a la norma federal.

Cuando la Suprema Corte lo permitía, el aborto era legal. Desde el viernes, con la derogación del fallo Roe vs. Wade, esos estados pasaron a considerarlo fuera de la ley.

mapa en estados Unidos.jpg
El fallo de la Corte Suprema abrió una grieta que dividió en dos a la sociedad norteamericana en materia del aborto (Foto: Insider)

El fallo de la Corte Suprema abrió una grieta que dividió en dos a la sociedad norteamericana en materia del aborto (Foto: Insider)

Varios estados pasaron de la noche a la mañana a un cambio de 180° sobre el aborto, como un derecho o todo lo contrario.

Mississippi, el estado testigo

Por ejemplo, el estado de Mississippi pasó desde el viernes a ser uno de los que se encuentra en esta situación totalmente diferente. Con mujeres que estando embarazadas podían abortar legalmente y ahora ya no poseen ese derecho.

La clínica de Mississippi, por la cual se planteó el caso que terminó anulando el fallo Roe vs. Wade, tiene que dejar de realizar prácticas abortivas. Desde que se conoció el fallo, estuvo asediada por integrantes de los grupos "pro life" que celebraban la decisión de la Corte Suprema. Pero las autoridades de ese instituto aseguran que seguirán dando este servicio al menos hasta el mes de julio, cuando la norma sancionada por el estado en 2007 entre en vigor.

clínica de mississippi.jpg
La clínica Jackson Women's Health Organization, de Mississippi, quedó en medio de la legislación de los estados que cambian de permitir el aborto a considerarlo ilegal (Foto: Jackson Women's Health Organization)

La clínica Jackson Women's Health Organization, de Mississippi, quedó en medio de la legislación de los estados que cambian de permitir el aborto a considerarlo ilegal (Foto: Jackson Women's Health Organization)

Jackson Women's Health Organization es la única clínica que ofrece abortos en el estado y continuará hasta la publicación en el boletín oficial del estado la prohibición que se deriva de la resolución de la Corte.

Esta publicación hará que entre en vigor automáticamente una "cláusula gatillo" que se aprobó en 2007 contra el aborto como un derecho.

Mississippi tiene otra particularidad, es uno de los estados más pobres de EE.UU. y con mayor porcentaje de población afroamericana. Los datos estadísticos dicen que los integrantes de esa comunidad, como los latinos, son quienes más acuden a los centros médicos para ejercer el derecho a abortar.

Corregir otros errores

Uno de los integrantes de la Corte Suprema que dio fuerza al voto de la mayoría fue Clarence Thomas. Tiene 74 años, es afroamericano, pero conservador. Nominado al máximo tribunal por el entonces presidente George Bush (P), es el miembro más antiguo de la Corte Suprema. Poco después de conocerse la anulación del fallo Roe vs. Wade, el juez Thomas desató otra tormenta. "La Corte tiene el deber de 'corregir el error' que establecieron otros integrantes".

Según él, habría entonces que analizar si otros apartados de la Constitución "garantizan el sinfín de derechos así generados", explicó. Entre ellos podrían caer los casamientos entre personas del mismo sexo o las prácticas de la contracepción. De todos modos, otro de los jueces que falló como él señaló que derogar el fallo Roe vs. Wade solo se refiere al aborto y no a otros derechos personalísimos o que fuercen el derecho de libertad de elección.

El aborto, en la campaña electoral

Este segundo año de mandato de Joe Biden lo encuentra en una crisis profunda. Mala imagen general, sigue lidiando con los efectos de la pandemia, abrumado por la inflación más alta de los últimos 40 años y las consecuencias globales de la guerra sin fin entre Rusia y Ucrania.

En este clima enrarecido para la política interna, la Casa Blanca se vio sacudida por el fallo de la Corte del pasado viernes. Aunque el tema puede darle una tabla de salvación al alicaído Biden, quien dijo de inmediato que anular el aborto legal fue un "error trágico" del tribunal. No obstante, ahora le puede dar un buen instrumento de campaña en la lucha para aumentar la representación de los demócratas en el Capitolio. Tiene mayoría en la Cámara de Representantes (como nuestros diputados), pero hay un empate en 50 senadores por partido en la cámara alta. En caso de empate, define la vicepresidenta Kamala Harris. Tal vez ahora pueda ganar alguna banca más al calor del debate por el aborto legal.

la Corte conservadora que dejó Trump.jpg
Donald Trump nombró 3 jueces de la Corte Suprema en solo 4 años y dejó una mayoría conservadora en el el máximo tribunal (Foto: archivo)

Donald Trump nombró 3 jueces de la Corte Suprema en solo 4 años y dejó una mayoría conservadora en el el máximo tribunal (Foto: archivo)

El legado de Donald Trump

El expresidente republicano tuvo la rara oportunidad de nombrar a tres jueces para la Corte Suprema en un breve mandato de 4 años. Pero usó su mayoría en el Capitolio no para buscar consensos, sino para nombrar a tres jueces conservadores. El desbalance en la Corte es de 6 a 3 en favor de los conservadores sobre los liberales o progresistas.

Con el fallo del viernes esto quedó en evidencia y la sociedad norteamericana, sumida en una grieta que no necesitaba.

Embed

s