Reino unido

Crece el escándalo por las fiestas de Boris Johnson en plena pandemia: "Pensé que era un evento de trabajo"

El primer ministro británico atraviesa su peor momento político. Participar en varias fiestas en pleno aislamiento por el coronavirus hacen peligrar su continuidad.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
los diarios británicos

los diarios británicos, reflejan el pésimo momento del primer ministro británico (foto: Tapas de los diarios)

"Lo siento, pensé que era un evento de trabajo", dijo Boris Johnson ante la cámara de los Comunes en Gran Bretaña. Como cada miércoles, el primer ministro se somete a preguntas de todo tipo por sus pares. Conviene recordar que el primer ministro, dirige el gobierno, el poder ejecutivo, pero es un legislador más.

Su mandato puede caer en cualquier momento si pierde la confianza de la cámara. Precisamente, las fiestas en las que participó - ¿organizó?- mientras el país se encontraba "aislado" en el pico de la segunda ola de coronavirus, hoy lo tienen contra las cuerdas. En una posición más incómoda que en las arduas y eternas discusiones del Brexit.

Aquí lo que está en juego no es una decisión estratégica como separarse de la Unión Europea. Se juega algo mucho más trascendental y, a la vez, intangible: la confianza de los ciudadanos.

pide perdón johnson.jpg
Boris Johnson pide perdón ante el parlamento británico (Foto: Parlamento británico)

Boris Johnson pide perdón ante el parlamento británico (Foto: Parlamento británico)

¿Cómo disculpar a un dirigente de máximo nivel, que hacia fiestas mientras los ciudadanos estaban encerrados en sus casas, aún a riesgo de perder sus trabajos? Si los engañó en ese momento dramático, ¿qué más puede hacer?

Además, todo sucedió mientras Gran Bretaña era el epicentro de la variante Alfa y uno de los países europeos más afectados por la pandemia, en enfermedades y muertes.

Pedir perdón es un buen paso, pero es algo ya tan repetido que también, está bastardeado su concepto primario: el arrepentimiento genuino.

Boris Johnson dijo que cuando salió al jardín de la residencia del 10 de Downing Street (hogar del Primer ministro y casa de Gobierno) fue por varios motivos. Primero, por ser un lugar abierto, se constituyó en un lugar de trabajo en la pandemia. Además les agradeció a los funcionarios el esfuerzo hecho en plena pandemia. Pero que no sabía que se iba a encontrar con una "fiesta" en ese lugar.

Entonces, tuvo que reconocer que el mensaje fue malo para la sociedad: "Aprendí que hay cosas que no están bien y que debo asumir la responsabilidad".

boris azorado.jpg
Boris Johnson observa azorado como la oposición califica como ridícula su postura para pedir perdón diciendo que no sabía

Boris Johnson observa azorado como la oposición califica como ridícula su postura para pedir perdón diciendo que no sabía " a donde iba" (por las fiestas en pleno confinamiento) ( Foto: Cámara de los comunes)

"Imperdonable"

Si a Boris Johnson le cuesta ya convencer a sus correligionarios conservadores, imaginar qué ocurre con la oposición es muy simple. No sólo no le creen, sino que quieren dar un paso más contra el primer ministro. La ascendente legisladora laborista, Angela Rayner, dijo en el recinto de los comunes que es "imperdonable" si Johnson estaba de fiesta mientras la gente moría sola por los protocolos del covid".

El premier pidió disculpas, dijo que no sabía a que clase de evento iba hasta que se encontró dentro de la fiesta. Por eso, pidió perdón profundamente.

Pero fiel a su estilo, inmediatamente dijo que no iba a hablar más hasta que estuviera el resultado de la investigación abierta por el Parlamento. De inmediato, los abucheos característicos de sala de los Comunes resonaron en el salón.

Otra opositora laborista, en uso de la palabra, dijo que el primer ministro es un "sinvergüenza".

laborista pide que boris renuncie.jpg
El líder de la oposición, Keir Starmer, pidió que Boris Johnson renuncie (Foto: Parlamento Británico)

El líder de la oposición, Keir Starmer, pidió que Boris Johnson renuncie (Foto: Parlamento Británico)

Que renuncie

Uno de los discursos mas duros, lo pronunció el diputado laborista Keir Starmer, líder de la oposición laborista: "Su defensa sobre que no sabía que en realidad iba a una fiesta, es tan ridícula que ofende a este parlamento".

Starmer remató con fuerza: "La única manera de enmendar su conducta mientras millones de ciudadanos estaban aislados o morían solos es con su renuncia".

La fiesta de fin de año en diciembre de 2020 - en la segunda ola de aislamientos, fue el primer escándalo que debió sortear Boris Johnson. Pero ahora tuvo que ir a pedir perdón en el Parlamento por otra, que ocurrió antes, el 20 de mayo de 2020. El premier dijo que en un alto del trabajo, mientras estaban en el jardín de la residencia oficial, se realizó una celebración espontánea a la que calificó como un error. Pero legisladores opositores dicen tener pruebas de que el propio Johnson los convocó con bebidas para celebrar.

"Limpien todo"

El diario "The Independent" hace otra revelación escandalosa. Dice que tener testimonios de empleados de la casa en la que vive y gobierna el primer ministro. Estas personas habrían recibido la orden de "limpiar" todos los mensajes que por las redes pudiesen haber convocado a esta "fiestas" en pleno "aislamiento".

Todas estos nuevos datos no hacen más que complicar a un primer ministro que tiene una imagen muy deteriorada por el Brexit. "Seremos dueños de nuestro destino, lo marcaremos nosotros y no desde Bruselas", decía para impulsar la salida de la Unión Europea.

Pero a un año de esa decisión, El Reino Unido tiene problemas con las fuentes de trabajo, el comercio, la energía y la provisión de alimentos junto al aumento de precios. Ahora se le suma este escándalo, tomado como una falta de respeto absoluta para con el ciudadano británico.

Los aliados, comienzan a abandonar al pintoresco - por ser amables - Boris Johnson. Antes del inicio de la sesión parlamentaria, Douglass Ross, un legislador conservador escocés marcó perfectamente la cancha “Si el primer ministro ha engañado al Parlamento, entonces debe dimitir”.

Embed

s