Ciencia

Detectan un partícula de altísima energía y de origen desconocido cayendo sobre la Tierra

La actividad anormal fue detectada por investigadores japoneses quienes captaron el segundo rayo cósmico más enérgico observado hasta la fecha, al que han llamado Amaterasu.
Un rayo con una energía única. (Foto: archivo)

Un rayo con una energía única. (Foto: archivo)

La partícula llamada “¡Dios mío!”, que es un rayo cósmico inimaginablemente energético, intriga a los científicos. Los facultativos en los últimos años han logrado comprobar la existencia de diferentes partículas en el campo de la física con cada nuevo descubrimiento y ahora se da lugar a un nuevo hallazgo.

Investigadores japoneses han descubierto una partícula de altísima energía cayendo a la Tierra llamada “Amaterasu” en honor a Amaterasu mikami, la diosa del sol y el universo en la mitología japonesa, cuyo nombre significa “brillando en el cielo”.

Esta partícula, que tiene un nivel de energía un millón de veces mayor que el que se puede generar incluso en los aceleradores de partículas más potentes de la humanidad, parece haber caído a la Tierra en una lluvia de otras partículas menos energéticas. Estos bits provienen de regiones lejanas del espacio y se conocen como rayos cósmicos.

Cuando los rayos cósmicos de energía ultra alta impactan la atmósfera de la Tierra, inician una cascada de partículas secundarias y radiación electromagnética en lo que se conoce como una extensa lluvia de aire.

Algunas partículas cargadas en la lluvia de aire viajan más rápido que la velocidad de la luz, produciendo un tipo de radiación electromagnética que puede ser detectada por instrumentos especializados.

Uno de esos instrumentos es el observatorio Telescope Array en Utah, que encontró la partícula Amaterasu. Este misterioso evento parece haber surgido del Vacío Local, un área vacía del espacio que bordea la Vía Láctea.

6CCOEK6STJGTLB2LZPBKW6EA7Y.avif

El rayo cayó el 27 de mayo del 2021

El impacto del rayo sobre la Tierra fue capturado el 27 de mayo de 2021 en el marco del proyecto del Telescopio Array por un equipo internacional liderado por el profesor asociado Toshihiro Fujii de la Escuela de Ciencias y el Instituto Yoichiro Nambu de Física Teórica y Experimental de la Universidad Metropolitana de Osaka.

Los rayos cósmicos son partículas cargadas de energía que se originan en fuentes galácticas y extragalácticas y pueden alcanzar una energía de más de 1.018 electronvoltios o un exaelectrónvoltio (EeV), en torno a un millón de veces la potencia de los aceleradores de partículas más potentes fabricados por el ser humano.

Los de energía extremadamente alta, como el caso de Amaterasu, de 244 EeV o el equivalente a 2,4 billones de veces la energía del rayo de una tormenta convencional terrestre, son excepcionalmente raros.

Se habló de