Estados Unidos

En su regreso a Washington, Donald Trump pidió la pena de muerte para los vendedores de droga

El expresidente volvió a la capital con proclamas extremistas. Quiere revancha en 2024, pero está muy comprometido por la violencia en el Capitolio en 2021.
Donald Trump

Donald Trump, en su regreso a la política pidió la pena de muerte para los vendedores de drogas (Foto: Gentileza The Independent)

"Si ejecutas a un traficante de drogas salvas 500 vidas", fueron algunos de los duros y radicales conceptos de Donald Trump en su regreso a Washington. Volvió a la capital de los Estados Unidos después de su complicada salida del poder en 2021. El objetivo: plantear la posibilidad de volver a competir por la presidencia en 2024. Y en su discurso, lanzó propuestas tan extremas como avalar la pena de muerte para los vendedores de drogas.

trump 2.jpg
Donald Trump volvió con un discurso radicalizado a la ciudad de Washington (Foto: Gentileza The independent)

Donald Trump volvió con un discurso radicalizado a la ciudad de Washington (Foto: Gentileza The independent)

Pena de muerte para vendedores de drogas

Donald Trump se presentó para dar un discurso en al American First Policy Institute. Sorprendió por la dureza con que encaró lo que debe ser la tarea de los gobiernos y las fuerzas de seguridad -y la Justicia- para lo que él entiende debe ser "restaurar el orden y la seguridad para los norteamericanos". La propuesta más extrema que hizo fue la de proponer la pena de muerte para quienes venden drogas.

“Las sanciones deberían ser muy, muy severas. Si nos fijamos en los países de todo el mundo, los que no tienen un problema con las drogas son los que instituyen una pena de muerte en un juicio muy rápido para los traficantes de drogas”, dijo Trump.

El expresidente habló durante una hora y media. Siempre sobre los mismos temas, aquellos con los que también machacó en la campaña electoral de 2016 y su presidencia. La delincuencia, las drogas, los robos, los inmigrantes ilegales y las personas que no tienen hogar ("homeless") y ponen en peligro a ciudadanos "pacíficos" en su concepción.

“Suena horrible, ¿no? ¿Pero sabes qué? Esos son los que no tienen ningún problema. No lleva 15 años en la Corte. Es rápido: usted ejecuta a un traficante de drogas y salvará 500 vidas”, dijo con fervor Trump.

Insistió con comparar lo que ocurre en países que tienen ese tipo de legislación: “Es terrible decirlo, pero echas un vistazo a todos los países del mundo que no tienen problemas con las drogas y tienen una pena de muerte para las personas que venden drogas”.

Donald Trump: "Hay que limpiar las calles"

Gran parte de su discurso lo empleó en trazar un oscuro panorama para los Estados Unidos desde el punto de vista de la seguridad cotidiana para los ciudadanos. Por eso, el lema de su discurso fue "La agenda para América primero".

Criticó a todos los gobernadores y alcaldes demócratas que son condescendientes con las personas que viven en la calle sin saber si son una amenaza para los ciudadanos. Para eso dio dos sugerencias, habituales a su estilo. Primero invitó a los líderes demócratas a que monten campamentos en sus casas y los lleven a vivir allí. Luego dijo que está dispuesto a implementar un sistema de hogares para retirarlos de la amenaza que representan estar en las calles.

Trump sugirió trasladar los campamentos de personas sin hogar fuera de las principales ciudades y a "grandes parcelas de tierra barata en las afueras" y crear tiendas de campaña con profesionales médicos.

Para demostrar la inseguridad urbana puso un ejemplo. En la ciudad de Chicago, gobernada por un demócrata, murieron más personas por episodios de inseguridad que los soldados norteamericanos que perdieron la vida en los 20 años que estuvieron en Afganistán.

También dedicó minutos de su discurso a otro tema recurrente: los inmigrantes ilegales.

"No sabemos de dónde vienen los inmigrantes ilegales que llegan sin papeles", dijo Trump al retomar un tema de la campaña de 2016. "No sabemos si pueden ser delincuentes o terroristas, pero lo que puedo decirles es que traen problemas a los Estados Unidos. Fue cuando aprovechó para criticar al presidente Joe Biden por liberalizar sus medidas restrictivas. "Esto tendremos que solucionarlo", prometió, como anticipando que está decidido a participar en las elecciones de 2024.

El fraude electoral de 2020 y ¿candidato en 2024?

Donald Trump se vanaglorió de su triunfo en 2016 y agregó: "En 2020 lo hicimos todavía mejor". Insistió con la versión de un fraude electoral de los demócratas para quedarse con la elección y que Biden llegara a la presidencia.

A pesar de que en todo este tiempo la justicia electoral de todos los estados no encontraron un solo elemento para dar credibilidad a sus denuncias, Trump insiste en que le "robaron un triunfo".

mike pence.jpg
Mike Pence, el vicepresidente en peligro el pasado 6 de enero de 2021.La investigación por los hechos de violencia en el congreso  comprometen seriamente al expresidente Donald Trump (Foto: AP)

Mike Pence, el vicepresidente en peligro el pasado 6 de enero de 2021.La investigación por los hechos de violencia en el congreso comprometen seriamente al expresidente Donald Trump (Foto: AP)

Sin embargo, la verdad es muy diferente y más complicada para el magnate que regresó a Washington. Un comité lo investiga en el Congreso por la violencia el 21 de enero de 2021 en el Capitolio.

El comité que investiga encontró numerosas pruebas (testimonios, mensajes de redes sociales y hasta discursos editados) que comprometen a Trump. O le "falto coraje para actuar", como dijo Biden hace pocos días, o peor todavía: impulsó, alentó y hasta quiso participar en ese día de violencia.

El procurador general, Merrick Garland, acaba de señalar que si se demuestra lo que sugieren las pruebas, Trump puede enfrentar graves cargos por "poner en peligro la transición pacífica y posterior entrega del poder". Si esto ocurre, su regreso a Washington será efímero.

s