intrusos

Estados Unidos se prepara para su "semana más difícil y dura" desde el ataque a Pearl Harbor en 1941

Estados Unidos se prepara para su semana más difícil y dura desde el ataque a Pearl Harbor en 1941

Estados Unidos se prepara para vivir "la semana más dura y triste", solo comparable con el ataque japonés en Pearl Harbor en 1941 o el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York en 2001.

Anthony Fauci, el científico estadounidense que asesora al presidente Donald Trump sobre la pandemia, advirtió de una inminente "escalada",en los casos de COVID-19.

El administrador de la salud pública en Estados Unidos, Jerome Adams, hizo la advertencia aún más grave. "Esta va a ser la semana más dura y triste en la vida de la mayoría de los estadounidenses, sinceramente".

Adams dijo que los estadounidenses deberían seguir practicando el distanciamiento social y permanecer en casa al menos por 30 días.

A pesar de estrictas medidas de confinamiento, Estados Unidos, tuvo 1.200 personas muertes en las últimas 24 horas, uno de los picos diarios más altos, y se aproxima a los 10.000 muertos.

"Sabemos todos que debemos llegar a un cierto punto, y ese punto será horroroso en términos de muertos", dijo el presidente Donald Trump en rueda de prensa.

La cifra de muertes por coronavirus en Nueva York, el estado más afectado, alcanzó los 4.159, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

 Embed      
El gobernador de Nueva York, Mario Cuomo
El gobernador de Nueva York, Mario Cuomo

Sin embargo, fue la primera vez que el conteo diario cayó, luego del record de 630 muertos del día sábado.

"No lo sabremos hasta los próximos días, si sube o si baja", dijo Cuomo, consultado sobre si la ciudad, ya había llegado al pico de contagios.

Sobre el caso de Nueva York, via Twitter, Trump señaló: "Algunas cosas buenas pasaron. Por primera vez las muertes fueron menos que las del día anterior. Es la primera caída en los datos, tal ve sea un buen signo".

 Embed      

En su estado se han reportado 122.031 infectados confirmados, cerca de una décima del total mundial.

Cuomo dijo que su objetivo es trasladar a los pacientes de los hospitales ya sobrecargados a otros con más capacidad y equipamiento.

"No puedo decir a un hospital, te enviaremos todos los suministros que necesites, todos los ventiladores que necesites. No los tenemos", dijo.

El gobernador dijo que la prueba rápida, que aún no está al alcance, es la clave para "regresar a la normalidad", y volvió a pedir a otros estados y al gobierno federal que le presten material clave como los respiradores.

Los gobernadores demócratas de algunos de esos estados expresaron alarma de que el gobierno de Trump no haya ofrecido un plan de una política unificada.

Aún hoy, cuando Estados Unidos tiene 337.646 infectados, más que España e Italia juntos, hay nueve estados que no han emitido las normas de confinamiento.

Todos ellos, con gobiernos republicanos.

"Le corresponde al gobierno federal decir a todos los gobernadores de tomar medidas de confinamiento", dijo el gobernador demócrata de Illinois, J.B. Pritzker, acusando a Trump de ser "reticente" a tomar medidas económicamente costosas.

Pritzker criticó al gobierno de Trump por no preparar mejor a la nación, dejando que el virus afecte a Estados Unidos como lo ha hecho con Europa y China.

Donald Trump, cambió su mensaje inicial cuando señalaba: "El virus no tiene ninguna chance contra nosotros". En cambio, el sábado dijo Estados Unidos estaba entrando en un "período que será muy horroroso" con "muchos muertos".

s