Coronavirus

La mujer de Jair Bolsonaro se vacunó en Estados Unidos contra el coronavirus y estallaron las críticas

El mandatario brasileño había dicho que no se vacunaría hasta que inocularan todos los basileños.
Jair Bolsonaro y su mujer.

Jair Bolsonaro y su mujer.

Durante las últimas horas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su esposa Michelle se volvieron foco de miles de críticas después de que el mandatario brasileño contó que su mujer se vacunó contra el coronavirus en Estados Unidos.

La decisión de la primera dama contrastó con la del mandatario, uno de los pocos jefes de Estado sudamericanos que no quiso vacunarse contra el coronavirus, ya que, según sus palabras, se inoculará cuando "el último de los brasileños esté inmunizado".

"Tomar una vacuna es una decisión personal. Mi mujer (Michelle Bolsonaro), por ejemplo, decidió tomarla en Estados Unidos. Yo no la tomé", dijo Bolsonaro en una entrevista publicada por la revista Veja.

Si bien el mandatario no brindó mayores detalles, se estima que su mujer, de 39 años, se aplicó el inmunizante esta semana en Estados Unidos, a donde viajó como parte de la delegación oficial para asistir a la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Ola de críticas

La decisión de la primera dama de vacunarse en Estados Unidos generó una ola de críticas por parte de todo el arco político brasileño.

"Esa escena de la primera dama vacunándose en Estados Unidos es lamentable, desvaloriza a las autoridades sanitarias, desvaloriza una conquista del país que ya tiene más de 30 años, como el Programa Nacional de Inmunización", indicó el senador Randolfe Rodrigues, vicepresidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) del Legislativo brasileño.

Por su parte, el senador Omar Aziz, presidente de la CPI, felicitó a la primera dama por vacunarse, para luego criticarla por hacerlo en el extranjero. "Alguien le debía decir que la vacuna que aplican en Estados Unidos es la misma que se aplica en Brasil", ironizó y agregó: "Bien podría haberse vacunado en Brasil y mostrarlo a todos, para dar un buen ejemplo. Si hubiera sido así, habríamos visto un acto de patriotismo de verdad, no de la boca para fuera".

Se habló de
s