Colombia

Muerte asistida: la aprueban en una mujer sin enfermedad terminal

Martha Sepúlveda no tiene una enfermedad terminal, pero accedió a la aplicación de la eutanasia, es decir, adelantó su muerte. "Soy una mujer con suerte", afirma. Conocé su historia
Kristel Freire
por Kristel Freire |
Muerte asistida: la aprueban en una mujer sin enfermedad terminal

Martha morirá este domingo. Sonríe, porque ha podido ponerle fecha a algo a lo que a la mayoría se nos escapa de las manos: la muerte. Ella será la primera mujer en Colombia en acceder a la eutanasia sin tener una enfermedad terminal. La lucha fue larga, pero está decidida. "Soy una mujer con suerte", afirma.

A Martha le diagnosticaron ELA hace tres años y, para el 2020, sus piernas dejaron de responder. Camina con dificultad. Tiene 51 años, pero le duele todo el cuerpo. “Lo mejor que me va a pasar es descansar”, afirma Martha.

El 6 de agosto pasado a Martha le autorizaron el procedimiento de muerte asistida y, en primera instancia, eligió morir el 30 de octubre pero después de calcular sus tiempos, movió la fecha mucho antes.

Colombia aprueba eutanasia en pacientes no terminales

La Corte Constitucional de Colombia emitió el jueves 22 de julio de 2021 un fallo judicial en donde amplía las solicitudes de eutanasia o muerte asistida, que es legal desde 1997, para enfermedades no terminales.

eutanasia.jpeg

La única condición de que fija el fallo es que “el paciente padezca un intenso sufrimiento físico o psíquico, proveniente de lesión corporal o enfermedad grave e incurable”.

El fallo incluyó a aquellos pacientes que padecen una enfermedad que les provoca intenso sufrimiento por lesión corporal o enfermedad grave incurable.

“Estoy totalmente tranquila. Me considero muy creyente de Dios, pero repito Dios no me quiere ver sufrir a mí y yo creo que a nadie. ¿Qué padre quiere ver sufrir a sus hijos?”, afirmó la mujer que se reconoce creyente.

Yo sé que la vida la da la voluntad de Dios, pero creo que él me está permitiendo esto y me está premiando a mí porque no voy a estar postrada en una cama”, agregó.

Se habló de
s