ELIMINATORIAS

Las duras sanciones que podría recibir Brasil tras la represión policial a los hinchas argentinos

Brasil podría recibir duras sanciones, según el reglamento de la FIFA, tras la bochornosa represión policial contra los hinchas argentinos que estaban en el Maracaná alentando a la Selección Argentina.
Las duras sanciones que podría recibir Brasil tras la represión policial a los hinchas argentinos
image.png

Conforme al artículo 17 del Código Disciplinario de la FIFA, la CBF es la única encargada de la seguridad durante el partido: "Los clubes y federaciones locales son responsables del orden y la seguridad dentro y alrededor del estadio antes, durante y después de los partidos", y para que no haya dudas, explica que "se hacen responsables de incidencias de cualquier tipo". Este artículo establece claramente que son responsables de cualquier incidente, por lo que Brasil sería la única federación sujeta a posibles sanciones.

En cuanto a las posibles penalizaciones, la FIFA no especifica castigos para cada infracción, pero enumera diversas medidas que podrían aplicarse según la decisión del Comité. Estas medidas incluyen multas económicas, la disputa de uno o más partidos a puerta cerrada (o con acceso limitado al público), la prohibición de jugar en un estadio específico, la obligación de jugar en un campo neutral e incluso la pérdida de puntos y la exclusión de competiciones.

Hasta el momento, no se anunciaron decisiones por parte de la FIFA y no hay una fecha límite para el anuncio de posibles sanciones. Las Eliminatorias no regresarán hasta septiembre de 2024, ya que las fechas FIFA de marzo y junio del próximo año estarán ocupadas con encuentros amistosos.

image.png

El comunicado oficial de la CBF tras el partido ante Argentina

"La Confederación Brasileña de Fútbol brinda las siguientes aclaraciones respecto de los incidentes ocurridos. Es importante aclarar que la organización y planificación del partido fue realizada cuidadosa y estratégicamente por la CBF, en conjunto y en constante diálogo con todos los órganos públicos competentes, especialmente la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro. Toda la planificación del partido, especialmente el plan de acción y de seguridad, fue discutido con las autoridades públicas de Río de Janeiro en reuniones celebradas entre las partes", comenzaron el comunicado.

"Los planes de acción y seguridad fueron aprobados sin reservas ni recomendaciones por parte de las autoridades de seguridad pública presentes (Policía Militar de RJ, SEPOL, Ministerio Público, Cancha de Fanáticos, Guardia Municipal, CET-RIO, Subprefectura, Concesionaria del Maracaná, SEOP, etc.), incluyendo la Policía Militar de RJ, en la primera reunión realizada en la sede de la Federación de Fútbol del Estado de Río de Janeiro (FERJ), el día 16 de noviembre de 2023. Además de los planes de acción y de seguridad, los participantes en la reunión también abordaron toda la preparación del desarrollo del partido, con la participación de todas las partes directamente involucradas y responsables de la organización del partido y las autoridades públicas", prosiguieron más tarde.

"El lunes, el plan operativo del juego también fue aprobado en la reunión celebrada en el Estadio Maracaná, con la presencia de la CBF, representantes de la Conmebol, la Policía Militar, las empresas responsables del operación Maracaná, y que operan más de 70 juegos en el estadio por año, y otras autoridades públicas. La realización del partido con aficionados mixtos siempre ha sido conocimiento de la Policía Militar y otras autoridades públicas, como es la norma en las competiciones organizadas por la FIFA y la Conmebol, como ocurre en las Eliminatorias, el Mundial, la Copa América y otras competiciones", añadieron luego.

"Otros partidos entre Brasil y Argentina, incluso con mayor atractivo, como la semifinal de la Copa América 2019, también se jugaron con afición mixta. Este no es un modelo inventado o impuesto por la CBF. Es decir, todo el plan de acción y seguridad fue elaborado y escalado ya considerando la clasificación del juego como rojo y con la presencia de aficionados mixtos, tanto es así que 1050 guardias de seguridad privados y más de 700 policías militares de la Policía Militar trabajaron para asegurar el partido. Por lo tanto, la CBF reafirma que el plan de acción, seguridad y operación para el partido fue seguido estrictamente, aprobado por la Policía Militar y otras autoridades", concluyeron.