LOCURA POR LA SCALONETA

Un futbolista se casó con la camiseta de la Selección Argentina y sorprendió a todos

Un futbolista surgido en Boca, llamó la atención por el atuendo particular que decidió vestir en su boda: dio el sí con la camiseta de la Selección Argentina. Mira.
Alexis Messidoro se casó con la camiseta de la Selección Argentina. 

Alexis Messidoro se casó con la camiseta de la Selección Argentina. 

Alexis Messidoro, futbolista surgido en Boca y que actualmente se desempeña en el Persis Solo de la Liga 1 de Indonesia, llamó la atención del mundo entero. ¿El motivo? Se casó con un atuendo muy particular: usó la camiseta de la Selección Argentina.

Alexis_debut_en_primera.jpg

El futbolista del Persis Solo se animó a llevar la locura por la Scaloneta a otro nivel: mientras estaba por dar el sí frente al altar apareció con la albiceleste debajo del saco.

En sus redes sociales, Messidoro compartió una foto donde se lo ve a punto de casarse vestido con los colores del campeón del Mundo. Junto a la imagen, saludó a quienes lo acompañaron: “Gracias a todos por acompañarnos en esta hermosa noche”.

6IFLU6QUAVFYLI3EIPPDJL5PXE.jpg

La intensa carrera de Messidoro

En 2016, Alexis Messidoro asomaba como una de las figuras de las inferiores de Boca. El enganche, con mucha explosión y talento, deslumbró al cuerpo técnico de Guillermo Barros Schelotto que lo sumó al primer equipo. Su debut con la camiseta xeneize fue ante Aldosivi por la fecha 11 del Torneo de Primera División, en donde jugó todo el partido y hasta se dio el lujo de convertir.

Sin embargo, poco a poco, ese crack que tanto prometía se fue apagando. O bien, nunca le dieron la confianza que necesitaba para seguir en Boca.

Fue entonces cuando arrancó un periplo que lo llevó por diferentes clubes. Pese a sus 25 años, ya vistió las camisetas de Sport Boys (Bolivia), Cruzeiro (Brasil), Talleres de Córdoba, Cerro Largo (Uruguay), Estudiantes de Mérida (Venezuela), Platense, OF Ierapetra (Grecia) y actualmente juega en Persis Solo. En su último paso por Argentina, en el Calamar, jugó apenas 4 partidos y convirtió un gol.