Muerte en Villa Gesell

Crimen de Fernando Báez Sosa: rompió el pacto de silencio el papá de uno de los rugbiers

Se trata de Marcos Pertossi, padre de Lucas, quien por primera vez habló ante una cámara y defendió a su hijo.
Crimen de Fernando Báez Sosa. Los rugbiers se encuetran detenidos en el Pabellón 3 de la Alcaidía de Melchor Romero. 

Crimen de Fernando Báez Sosa. Los rugbiers se encuetran detenidos en el Pabellón 3 de la Alcaidía de Melchor Romero. 

El padre de uno de los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa rompió el silencio esta semana y salió a defender a su hijo, Lucas Pertossi, a quien calificó como un chico “que vive feliz con las cosas que hace”.

“Él no mató a nadie”, aseguró Marcos Pertossi, padre de Lucas, en declaraciones al noticiero Telenoche. “Él no tiene nada que ver con esto. No es ni asesino ni es malo”, agregó en otro segmento de la entrevista en relación a la muerte de Fernando Báez Sosa.

Lucas Pertossi se encuentra detenido junto al resto de los rugbiers acusados del asesinato en el Pabellón 3 de la Alcaidía de la localidad platense de Melchor Romero.

lucas pertossi.jpg
Lucas Pertossi, uno de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Baéz Sosa.

Lucas Pertossi, uno de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Baéz Sosa.

Los investigadores creen que fue el camarógrafo del grupo ya que solía filmar todos los ataques de la patota. En rigor, fue él quien registró el comienzo de la agresión de Fernando Báez Sosa. “El no tiene malas intenciones. Es un chico que vive feliz con las cosas que hace”, recalcó Marcos Pertossi con respecto a su hijo.

El asesinato de Fernando Báez Sosa: un crimen que conmocionó al país

El crimen de Fernando Báez Sosa ocurrió la madrugada del 18 de enero de 2020, cuando fue atacado a patadas y trompadas por un grupo de jóvenes a la salida del boliche "Le Brique", en pleno centro de Villa Gesell.

Fernando Baez Sosa.jpg
Fernando Báez Sosa.

Fernando Báez Sosa.

Tras el asesinato, Lucas les contó a sus amigos a través de un mensaje lo que había pasado. El joven mandó un mensaje de Whatsapp a pocos metros de la escena, a donde regresó minutos después del crimen.

"Amigo, estoy acá cerca de donde está el pibe y están todos a los gritos", se le escucha decir en uno de los audios de ese día. "Está la policía, llamaron a la ambulancia", decía otro texto, y, sobre Fernando Báez Sosa, remataba: "Caducó”. Poco después, se lo vio comiendo una hamburguesa junto a Thomsen en un McDonald's.

Se habló de
s