Dudas y misterio

Declaró el presunto asesino de Ramallo y explicó sus macabras búsquedas en Google

Pablo Damián Grottini es juzgado por las muertes de su hermano en 2019, su hija en 2021 y su madre en abril de 2022. Qué dijo sobre su extraña conducta antes de esos decesos.

Grottini continúa en el banquillo del acusado. Foto: archivo. 

Grottini continúa en el banquillo del acusado. Foto: archivo. 

En su declaración, Grottini describió el vínculo con su familia como cercano y afectuoso: "La relación con mi hermano era muy buena. Nosotros éramos familia. Éramos cuatro, incluyendo a la nena, a mi hija. Pero nosotros tres éramos un circuito muy cerrado. Lo que pasaba en casa era una cuestión de nosotros tres y considerábamos tanto con mi hermano como con mi mamá, que no teníamos por qué darle motivo ni implicación a los demás, a terceros", afirmó.

El acusado mencionó que, aunque tuvo "alguna discusión como hermanos" con Germán, nunca llegaron a las manos. Sobre su madre, comentó: "Daba todo por mí, por mi hermano y por mi hija. Hasta el último día vivió por nosotros tres".

El presunto asesino serial de Ramallo rompió el silencio y cargó contra la fiscal: "Nadie me escucha"
El presunto asesino serial de Ramallo rompió el silencio y cargó contra la fiscal: "Nadie me escucha" (Foto: archivo).

El presunto asesino serial de Ramallo rompió el silencio y cargó contra la fiscal: "Nadie me escucha" (Foto: archivo).

Grottini está acusado de manipular los sueros para inyectar aire y fármacos durante las internaciones de su hermano, su hija y su madre. Las pericias informáticas revelaron que había realizado búsquedas en Google como “qué pasa si infiltrás aire en las venas”, “qué se puede tomar para provocar la muerte” y “cuál es la vena que hay que infiltrar para producir el paro”, entre otras.

Defendiéndose, el hombre argumentó que algunas búsquedas fueron relacionadas con su trabajo como funebrero: "Quería indagar cómo era una cremación, cómo era un horno, todo eso". Además, explicó: "Lo de las inyecciones con agua y con aire era para intentar quitarme la vida sin dejar rastros. No quería que mi madre sospechara nada y tampoco quería dejarla con esa angustia de que el hijo se mató. No eran para hacer daños a terceros, menos a mi familia".

Las extrañas muertes de la familia Grottini

Los detalles macabros de las muertes salieron a la luz durante la investigación del caso. La primera víctima, Germán, su hermano, un deportista sano, ingresó a la clínica San Nicolás en estado de confusión y sin poder hablar, y murió en circunstancias inexplicables mientras Pablo Grottini lo cuidaba en su pieza. Ese día, a pesar de los esfuerzos de los médicos, el joven de 32 años entró en paro y falleció.

Dos años más tarde, la tragedia volvió a golpear a la familia Grottini con la muerte de Ailén, la hija adoptiva del acusado. La niña de 10 años era saludable y activa, aunque presentaba un leve retraso madurativo. Sin embargo, su ingreso a la clínica San Nicolás, también en estado de confusión y somnolencia, marcó el inicio de un trágico desenlace.

damian grottini y su hermano germán asesino serial.jpg
Pablo Grottini, junto a su hermano Germán, la primera de las víctimas (Foto: archivo).

Pablo Grottini, junto a su hermano Germán, la primera de las víctimas (Foto: archivo).

La menor mostró signos de mejoría, pero repentinamente se descompensó mientras su padre la cuidaba en la habitación del hospital. Los esfuerzos por salvarla fueron en vano, y su cuerpo fue encontrado sobre una mancha de sangre en su cama, con su suero manipulado y su padre sacando fotos en silencio, un detalle que agrega un escalofriante matiz a la escena.

La última víctima, Teresita Di Martino, madre de los hermanos Grottini, sucumbió en circunstancias igualmente sospechosas. Llevada al hospital por su hijo, la mujer manifestó sentirse mareada y angustiada. A pesar de una leve mejoría y de los esfuerzos médicos por estabilizarla, Teresita falleció, también, mientras estaba bajo el cuidado de su hijo.

En rigor, según la causa, la enfermera de turno constató que su suero estaba pinchado, atravesado de lado a lado, y observó que el hombre tenía sus prendas mojadas. Además, vio que tenía su dedo índice de la mano derecha con una lesión punzante, como de una aguja. Los médicos confirmaron, en la misma línea, "la existencia de una ampolla de Diazepam, abierta y vacía.

Los Grottini y una oscura trama familiar

Aunque el posible móvil de las tres muertes es un misterio, se sabe, según la causa, que los hermanos Grottini tenían una mala relación. Ambos vivían con su madre y dormían en la misma habitación, pero Damián quería que Germán, un activo y reconocido deportista de la zona, se fuera porque sentía que “le ocupaba su espacio íntimo”. En rigor, un amigo del imputado contó que Damián decía que no soportaba a su hermano porque “consideraba que era el preferido de su madre”; y que “tenía unos celos de importancia hacia él”.

Además, según la declaración, no toleraba que su hija adoptiva, Ailén, tuviera mejor relación con su tío que con él, y le molestaba que fuera era un tipo querido. En la misma línea, un grupo de amigos de Germán dio cuenta de un episodio particular. Un año antes de la primera muerte, Damián corrió a su hermano con un cuchillo tras una discusión. El deportista tuvo que escapar y dormir por tres días en un galpón que tenía alquilado.

De acuerdo con los relatos obtenidos durante la instrucción, los desplantes eran constantes y en más de una ocasión el guardavidas se había tenido que ir “rajando” a su casa porque “Mimí lo llamaba y le decía que Damián estaba re loco, que la quería matar a ella y se quería matar él”.

los grottini.jpg
El acusado, acompañando a su hija y su madre, también víctimas (Foto: archivo).

El acusado, acompañando a su hija y su madre, también víctimas (Foto: archivo).

Según expresó otro allegado ante la Justicia, a Germán se lo notaba aterrorizado por la conducta de su hermano y era tal el miedo que le tenía, que llegó a sacar un seguro de vida para asegurarse de que su madre cobrara algo de dinero si moría.

En el juicio, la fiscal aseguró que el análisis de los celulares, tablets y computadoras secuestradas permitió "ingresar en la mente del imputado", evidenciando la "oscuridad y perversión de Grottini". Entre las pruebas presentadas, se incluyeron fotos de su hija cuando sufrió el último paro cardíaco, búsquedas macabras en Google y YouTube, y chats con la niña de 10 años ya fallecida.

Los peritos encontraron que Grottini había buscado en YouTube "5 cosas que tu cuerpo experimenta cuando lo incineran" y otras consultas similares, algunas de ellas realizadas mucho tiempo antes de los hechos, como “cómo creman un cuerpo humano”, “video de cremación de un cuerpo” y “cosas que tu cuerpo hace aún después de muerto”.

El juicio continúa mientras el tribunal evalúa las pruebas presentadas y las declaraciones del acusado, en un caso que ha conmocionado a la comunidad de Ramallo.

Se habló de