Violencia institucional

El crucial rol de los vecinos para saber la verdad de la "Masacre de Monte": sus testimonios, videos y hasta casquillos de bala

La "Masacre de Monte" ocurrió en 2019, cuando la policía disparó contra un auto donde iban cinco chicos. Cuatro de ellos murieron. El accionar de los vecinos fue esencial para la Justicia: juntaron pruebas y brindaron su relato.
Redacción A24.com
por Redacción A24.com |
Gonzalo Domínguez (14)

Gonzalo Domínguez (14), Danilo Sansone (13), Camila López (13) y Aníbal Suárez (22), víctimas de la Msacre de Monte. 

La masacre de San Miguel del Monte fue uno de los hechos de violencia policial más impactantes de los últimos años. El 20 de mayo de 2019 por la madrugada, cuatro oficiales de la Policía Bonaerense le robaron la vida a tres preadolescentes y a un joven de 22 años que habían salido a dar vueltas a bordo de un Fiat 147 por la plaza del pueblo.

En rigor, cerca de la 1 de la mañana, hubo una persecución y tiros. De pronto, un choque contra un camión y cuatro chicos -Gonzalo Domínguez (14), Danilo Sansone (13), Camila López (13) y Aníbal Suárez (22)- que fallecieron en el acto.

Eran perseguidos por Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Ibáñez, que realizaban un patrullaje por el barrio Montemar. Las muertes -inexplicables- significaron un tembladeral para los oficiales de la comisaría local, quienes desde un principio se refirieron al hecho como un "accidente" y se mostraron consternados ante las cámaras.

Esa noche, la escena fue removida con celeridad y los cuerpos trasladados. Aunque los vecinos ya hablaban de balas en las redes, los uniformados hicieron circular las primeras versiones.

“Su hijo andaba robando y tuvo un accidente”, le dijo Héctor Enrique Ángel a Gladys Ruiz González, mamá de Danilo.

A Susana Ríos le avisaron dos chicos que pasaban en moto. “Gonzalo está en el hospital”, expresaron. A Loana Sanguinetti, mamá de Rocío, la despertaron cinco policías a las 3 am. “Su hija tuvo un accidente”, afirmaron.

montegrande.jpg
La Masacre de Monte. Gonzalo Domínguez, Danilo Sansone, Camila López y Aníbal Suárez.

La Masacre de Monte. Gonzalo Domínguez, Danilo Sansone, Camila López y Aníbal Suárez.

A partir de ese momento y en los días posteriores, negaron la existencia de balas. Fueron, de nuevo, los vecinos de la zona quienes juntaron las partes del rompecabezas para que la Justicia avanzara.

"Los vecinos nos ayudaron un montón, gracias al testimonio de ellos es que se aclaró en su momento lo que había pasado, que esto no había sido un accidente, sino que estaba involucrada la policía y que los mató", contó días atrás Yanina, mamá de Camila López, una de las víctimas, en declaraciones a A24.com.

"Desde ese día hasta hoy contamos con todo el apoyo de la gente y eso es muy importante para nosotros porque no nos sentimos solos. Todo el pueblo está de nuestro lado, nos acompaña y es lo que nos da fuerza para llegar hasta donde estamos. Por eso, vamos a estar siempre agradecidos", agregó.

Un pueblo unido por la verdad: el relato de los vecinos de San Miguel del Monte

"Los perros están enloquecidos. Deben haber matado a dos o tres. Si podés manda una patrulla que dé una vuelta", le envió María de las Mercedes Gogna a su marido Víctor Bearzotti la madrugada del 20 de mayo del 2019.

La mujer, profesora de educación primaria, vivía en la zona aledaña a la que se produjo la denominada "Masacre de Monte". En rigor, esa noche le pidió a su esposo que llame al 911 tras escuchar entre "cuatro o cinco detonaciones" en las cercanías de su domicilio, en el barrio Montemar

Unos minutos después, Gogna, a quien también la apodan "Marita", afirmó haber visto a dos vehículos policiales, una camioneta y un auto, "sin ninguna luz, ni afuera ni adentro", situación que le pareció sospechosa.

Ignacio Torres vivía en una de las casas linderas a la calle en la que tuvo lugar la persecución policial. Esa noche, manifestó escuchar durante la noche “como mínimo seis disparos”.

persecución masacre monte.jpg
Masacre de San Miguel del Monte. Una parte de la persecución, captada por las cámaras.

Masacre de San Miguel del Monte. Una parte de la persecución, captada por las cámaras.

“Yo estaba en mi casa acostado viendo una serie cuando de golpe escucho varios disparos. Seguido de ello, un vehículo. En invierno está desolado y me llamó la atención lo de los disparos”, detalló.

“Yo calculo que fue entre las 12.30 y 1 de la madrugada. Esos disparos… no es un sonido común”, afirmó Torres en su reciente declaración ante el jurado popular en el marco del juicio que se lleva a cabo en La Plata.

Por su cuenta, Héctor Garcete, otro vecino, dijo haber visto “dos fogonazos” provenientes de las pistolas de policías a bordo de un móvil, que “iban en persecución de un 147 blanco”.

No escuché sirenas en ese momento. Fueron segundos entre que vi un auto y otro. No tenían mucha distancia”, comentó Garcete, que la mañana siguiente se encontró cuatro casquillos en la cuadra de su casa.

masacre monte.jpg
Masacre de San Miguel del Monte. Así quedó el Fiat 147 tras el choque.

Masacre de San Miguel del Monte. Así quedó el Fiat 147 tras el choque.

Fui levantando los casquillos y los puse en una bolsita. Tenemos un amigo en común con la mamá de Danilo Sansone y le mandé un mensaje. Se los entregué a ellos y ellos a fiscalía”, aseveró.

La enfermera Florencia Arosa dijo haber sentido el “impacto seco” entre el Fiat 147 y el acoplado. “Escuché 4 disparos y seguido de eso un auto a toda velocidad. Acto seguido, el impacto del vehículo”, relató.

"Fueron unos segundos entre los 4 disparos seguidos, el auto a toda velocidad y el impacto del vehículo. El auto estaba en el medio de la calle destrozado. Había perdido hasta la forma", expresó.

En ese interín, charló con una vecina y mencionaron que habían escuchado tiros. "El oficial nos responde que él no había tirado y se va caminando hacia el lugar en el que estaba el vehículo. Con la repercusión de los medios, ahora lo puedo reconocer como el capitán García”, amplió Arosa.

masacre monte.jpg

Ignacio Cattaneo también fue testigo de lo sucedido. "Me estaba por acostar a dormir, cuando escucho un estruendo muy fuerte. Veo que se debe a un choque sobre la ruta. Mi intención fue salir a ayudar a las posibles víctimas. Cuando salgo a la calle, lo primero que veo es sobre la esquina una nube de polvo y veo frenar un móvil policial que arrastra las ruedas", sostuvo.

En este marco, manifestó que creía que estaba presenciando "un enfrentamiento", ya que vio al conductor de la patrulla descender del vehículo "en posición de tiro", por lo que se resguardó. Tras ello, escuchó una detonación.

"Un uniformado, que no se acercaba a la escena, me dice que eran unos chorros que venían desde el barrio Montemar. Veía una montaña de tierra. Cuando veo más en detalle, veo que había dos cuerpos en la calle y una butaca dispersa. Más adelante veo la parte delantera de un vehículo. Ahí me di cuenta que era un coche que se había partido a la mitad", describió.

Luego, dijo haber visto a "dos chicas heridas" en referencia a Rocío Quagliarello y a Camila López. "Tenían el pelo largo y rubio, estaban tendidas. Una de ellas, solo una, se podía mover y trataba de reincorporarse levantando su torso, de la cintura para abajo no se movía. Se quejaba del dolor. Trataba de llamar a la amiga que no se movía", detalló.

La masacre de Monte y un video revelador

Rodrigo Masías circulaba aquella noche por la calle en la que tuvo lugar el choque entre el Fiat 147 y el acoplado. “Yo esa noche iba en dirección a la casa de mi primo. Nunca llegué", expresó, según consignó la agencia Télam.

"Llegando a la colectora, miro en dirección hacia Almirante Brown, vi que venía la policía y adelante un auto. Seguí caminando y siento el silbido de una bala que me pasa de atrás hacia adelante. Automáticamente corro hacia la esquina, escucho un fuerte golpe, pasa una polvareda de tierra y veo medio auto rodando. Agarré el teléfono y grabé”, señaló Masías en su declaración durante el juicio.

Fue él quien logró grabar una imagen fundamental. Se trata de un video reproducido durante una de las audiencias por el fiscal Mariano Sibuet. “Son tiros boludo, son tiros “, se escucha en el registro fílmico captado con un celular tras el impacto, en el cual se observa el Fiat 147 partido a la mitad y el cuerpo de dos adolescentes que yacían en el suelo.

Al respecto, Masías amplió su perspectiva: “Se escuchaban ruidos ‘puf puf’. Al principio pensé que eran chicos con motos. Pero me doy cuenta que eran disparos. Se escuchó un golpe que fue el impacto. Los cuerpos estaban desparramados por esa calle”.

Embed

A su vez, Rodrigo afirmó reconocer a las personas que estaban heridas mientras agonizaban.

“Al primero que reconocí fue a un lado de la trompa del camión fue a Danilo Sansone. Con medio cuerpo debajo del camión estaba Aníbal. Los otros no los vi. Danilo estaba boca abajo, se da vuelta quejándose por el dolor. Aníbal movía las piernas quejándose de dolor, pero no podía hacer más”, contó en su estremecedor relato.

Los indicios del accionar policial comenzaron a aflorar con fuerza en los días posteriores. Se viralizaron fotos y videos con parte de la secuencia de la persecución, y decenas de efectivos de la comisaría de San Miguel del Monte fueron desafectados y detenidos.

El juicio por jurados contra los cuatro acusados, Leonardo Daniel Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Alejandro Ibáñez y el excapitán de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Rubén Alberto García comenzó el 8 de mayo. Este martes tuvieron lugar los alegatos y hoy, miércoles, se conocerá el veredicto del jurado popular.

Se habló de
s