Se rompió el pacto de silencio

El tajante pedido de Máximo Thomsen a la Corte bonaerense por el crimen de Fernando Báez Sosa

La decisión judicial se produce después de que el principal condenado del grupo de rugbiers confirmara el cambio de su representante legal.

Máximo Thomsen y un nuevo pedido a la Justicia. Foto: archivo. 

Máximo Thomsen y un nuevo pedido a la Justicia. Foto: archivo. 

El principal condenado por el crimen de Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen, presentó una apelación ante la Corte Suprema de Justicia Bonaerense, en la que solicitó la nulidad del juicio que lo condenó a prisión perpetua. En el documentó, argumentó que su defensa anterior no fue eficaz y reclama un nuevo debate oral.

Según trascendió, Thomsen, representado por su nuevo abogado Francisco Oneto, cuestiona la eficiencia del letrado anterior, Hugo Tomei. En rigor, el rugbier plantea que Tomei "no representó adecuadamente los intereses individuales de cada acusado".

El recurso argumenta, además, que no existe evidencia suficiente que incrimine a Thomsen como autor del crimen ni que demuestre una premeditación por parte del grupo para cometer el homicidio. Se destaca que, según la defensa, Thomsen no fue quien inició el altercado en el interior del boliche Le Brique, sino otro de los acusados.

Asimismo, cuestiona la existencia de premeditación en el acto, ya que, según la defensa, no hubo tiempo para reflexionar sobre el crimen. También, niega la participación directa de Thomsen en el golpe que causó la muerte de Fernando Báez Sosa, sugiriendo que otros acusados podrían haber sido responsables.

thomsen.jpg

Por último, reclama la aplicación del artículo 95 del Código Penal, que contempla el homicidio en riña con penas menos graves, en caso de que se rechace la nulidad del juicio.

Actualmente, los ocho condenados se encuentran detenidos en el penal de Melchor Romero, a la espera de la decisión de la Suprema Corte Bonaerense, que podría ser apelada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Este movimiento legal se produce después de que Máximo Thomsen confirmara el cambio de abogado, marcando el inicio de una búsqueda de nuevos argumentos por parte de los rugbiers condenados para desvincularse del crimen ocurrido en enero de 2020.

En respuesta a estas acciones legales, el nuevo abogado, Oneto, criticó a Hugo Tomei, aún representante de la mayoría de los jóvenes involucrados, y dijo que la defensa no fue efectiva ni sustancial, y que debió priorizar los intereses individuales de cada acusado.