Historias Reales

Eric Smith: el "asesino pelirrojo" que mató a un nene con solo 13 años

Fue uno de los niños homicidas más recordados de Estados Unidos. La Justicia dispuso su excarcelación para el 17 de noviembre. Eric Smith tiene hoy 41 años.
Eric Smith

Eric Smith, de chico. 

Eric Smith se convirtió en 1993 en uno de los niños homicidas más recordados de los Estados Unidos. Tenía 13 años cuando mató a un chico de 4 con una piedra en el oeste de Nueva York. Esta semana, tras permanecer más de 27 años en la cárcel, le concedieron la libertad condicional. Smith, hoy de 41 años, compareció el 5 de octubre ante la Justicia, que dispuso su excarcelación para el 17 de noviembre de este año.

El caso adquirió notoriedad décadas atrás debido a la corta edad de la víctima y del acusado, que por entonces era pelirrojo y tenía una cara angelical. Durante el verano del 1993, Eric Smith fue enviado a un campamento de verano para que se relacionara con otros chicos. El 2 de agosto se alejó en su bicicleta por los alrededores del lugar y halló a un nene. Se trataba de Derrick Robie, cuya madre solía acompañarlo hasta el final del camino de entrada, pero esa mañana lo dejó ir solo por solo una cuadra. “Me dijo: 'Está bien, mamá. Iré solo'. ... Me dio un beso y le dije: 'Te amo', y él dijo: 'Te amo, mamá'”, contó la mujer tiempo más tarde.

smith2.jpg

Cinco minutos después de que ella le diera un beso de despedida, el nene estaba muerto. Durante los pocos metros que el chico recorrió, Smith lo convenció y lo llevó a un lugar remoto en un parque. Allí, lo asfixió, le arrojó piedras grandes sobre la cabeza, lo desnudó y sodomizó con una rama. Su cuerpo fue encontrado poco después y la evidencia mostraba que había sido estrangulado. Los macabros detalles se conocieron con el paso de los años.

"Eric descubrió y desenterró una piedra muy grande y una más pequeña. Y golpeó a Derrick con esas rocas", recordó años más tarde el investigador principal Charles Wood. "Hurgó en la bolsa de almuerzo de Derrick, aplastó un plátano, bebió del Kool Aid de Derrik y vertió la bebida sobre el niño. Después, lo sodomizó con un pequeño palo que había encontrado", detalló.

smith (1).jpg

Tras el funeral, Smith admitió el homicidio. El juicio tuvo lugar en agosto de 1994. La pegunta que todos se hacían era por qué lo había matado. El jurado escuchó que cuando era un niño, Smith tenía rabietas y más de una vez se golpeó la cabeza contra el suelo. Nació con problemas del habla y en la escuela lo acosaban sin descanso. Cuando pidió ayuda ante el bullying que sufría, sus padres no supieron contenerlo.

Durante el proceso legal, un psiquiatra llamado Stephen Herman diagnosticó a Smith con un trastorno explosivo intermitente, una rabia incontrolable. "Rabia y enfado literalmente mortales", puntualizó. Fue juzgado a los 14 años como un adulto según las leyes de Nueva York.

Smith describió en 2002 el dolor que soportó a manos de los matones: “Después de varios años de abuso verbal apagué mis sentimientos", dijo, y agregó: "Empecé a creer que no era nada y mi perspectiva de la vida era oscura. Sentí que cuando iba a la escuela, me iba al infierno porque eso era lo que era para mí".

smith (2).jpg

Mientras estaba en la cárcel, escribió una carta de disculpa a la familia de Robie, que leyó en televisión: "Sé que mis acciones han causado una pérdida terrible en la familia Robie, y por eso, lo siento mucho. He tratado de pensar lo más posible en lo que Derrick nunca experimentará: su decimosexto cumpleaños, Navidad, en cualquier momento, tener su propia casa, graduarme, ir a la universidad, casarse, su primer hijo”, relató. “Si pudiera retroceder en el tiempo, cambiaría de lugar con Derrick y soportaría el dolor que le he causado”, agregó.

Se habló de
s