Violencia de género

Femicidio del balcón: "Tuve que ver cómo esta persona camina tranquila mientras mi hija estaba enterrada"

Patricio Reynoso estuvo más de dos meses prófugo. Está acusado de arrojar a su novia desde el cuarto piso de un edificio en Nueva Pompeya.
por Luciana Arias |
Adriana con su hija Pilar Riesco

Adriana con su hija Pilar Riesco, víctima de femicidio a los 21 años. 

Reynoso se entregó dos días después de que saliera la recompensa de un millón y medio de pesos a quien brindara datos. La mamá de Pilar

Reynoso se entregó dos días después de que saliera la recompensa de un millón y medio de pesos a quien brindara datos. La mamá de Pilar, Adriana Chiaverano, la venía pidiendo desde hacía tiempo.

Femicidio del balcón: Tuve que ver cómo esta persona camina tranquila mientras mi hija estaba enterrada
Pilar

Pilar, la víctima del femicidio del balcón, había vuelto a estudiar Recursos Humanos. Además venía de conseguir un nuevo trabajo como empleada en un banco.

En 2019

En 2019, Reynoso, acusado por el femicidio del balcón, protagonizó un video viral en las redes sociales y noticieros. “Gordo ortiba, gordo ortiba”, le gritaba al chofer de un colectivo mientras con el palo destrozó los espejos retrovisores. 

Lo buscaban desde hacía dos meses, cuando ordenaron su detención, un año después del hecho. Para ese momento el hombre ya se había escapado. Patricio Reynoso está acusado por el femicidio de su novia, quien cayó desde el balcón del cuarto piso de un edificio de Nueva Pompeya. Este miércoles se presentó en la División de Homicidios de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Reynoso está sospechado de haber matado a Pilar Riesco, de 21 años, en marzo de 2020. "Fue un día muy movilizante. No puedo decirte que esté contenta", dice su mamá, Adriana Chiaverano, a A24.com.

El hombre, de 32 años, se entregó dos días después de que el Gobierno ofreciera una recompensa de un millón y medio de pesos a quien brindara datos. Estaba en la lista roja de los más buscados por Interpol. Era algo que la mamá de Pilar, Adriana venía pidiendo desde hacía tiempo.

Femicidio balcón acusado Patricio Reynoso cartel recompensa.png
Reynoso se entregó dos días después de que saliera la recompensa de un millón y medio de pesos a quien brindara datos. La mamá de Pilar, Adriana Chiaverano, la venía pidiendo desde hacía tiempo.

Reynoso se entregó dos días después de que saliera la recompensa de un millón y medio de pesos a quien brindara datos. La mamá de Pilar, Adriana Chiaverano, la venía pidiendo desde hacía tiempo.

La madre, la investigadora del femicidio

Reynoso había quedado detenido cuando sucedió el hecho. Pero cuarenta días después lo liberaron por falta de mérito. "Las cosas se hicieron mal", dice Adriana. "Nosotros tendríamos que tener un Estado que nos proteja. Es muy desgastante para las familias tener que pedir los informes, estar detrás de la causa". La mujer explica que los indicios para que siguiera preso estaban.

"La autopsia decía que mi hija tenía signos de defensa, de que ella había luchado para defenderse. También tenía ahorcamiento en el cuello, moretones en las muñecas, en los brazos. Lo tuvimos que visibilizar nosotros, pedir que consideraran todas esas pruebas".

Qué pasó en el balcón

Cuando declaró en la causa, Reynoso dijo que Pilar se había suicidado. "Él dice que Pilar pasó primero una pierna y luego la otra. Pero la pericia criminalística no encontró una sola huella de mi hija en la baranda del balcón", explica.

Además, la testigo principal, una amiga del acusado hace más de diez años, declaró que vio cuando la joven se tiraba. "Dijo haber estado ahí, pero con la geolocalización se pudo probar que no estaba en el lugar. Además, tuvo una comunicación telefónica con Reynoso mientras mi hija se moría".

Adriana recuerda que Reynoso "nunca se comunicó al SAME, jamás pidió auxilio. En su declaración dice que, cuando ella cayó, él se fue a cambiar de ropa. Todo esto estaba en la causa, no lo vieron".

Femicidio chica cae de balcón Pilar Riesco.png
Pilar, la víctima del femicidio del balcón, había vuelto a estudiar Recursos Humanos. Además venía de conseguir un nuevo trabajo como empleada en un banco.

Pilar, la víctima del femicidio del balcón, había vuelto a estudiar Recursos Humanos. Además venía de conseguir un nuevo trabajo como empleada en un banco.

¿Quién es el acusado por el femicidio?

Reynoso trabajaba en la distribuidora de helados de su familia. Vivía con Pilar departamento de la Alagón al 300, en Nueva Pompeya. Se lo acusa de haber golpeado a la joven y luego arrojarla desde el balcón hacia la calle. Sucedió el domingo 15 de marzo del año pasado.

Cuando declaró en la causa dijo que Pilar se había suicidado. Su entorno lo desmintió: los testigos mencionaron que estaba muy contenta porque había vuelto a estudiar Recursos Humanos en la Universidad de la Marina Mercante. Además venía de conseguir un nuevo trabajo como empleada en un banco con la ayuda de uno de sus hermanos.

Femicidio balcón acusado Patricio Reynoso.png

La búsqueda de Reynoso

El Juzgado en lo Criminal y Correccional 51, a cargo de Graciela Angulo, había pedido la captura en la causa por "homicidio calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género" el 31 de marzo. Al no hallarlo en el domicilio que fijó, lo declararon en rebeldía. Días después se emitió una orden de captura internacional e ingresó a la lista de alertas rojas de los más buscados por Interpol.

Cuando volvieron a pedir su detención con los elementos de prueba que la familia de Pilar insistió en que se consideraran, no pidieron el secreto de sumario y notificaron al acusado. Cuando lo fueron a buscar, Reynoso ya se había escapado.

Femicido balcón Reynoso acusado golpeó colectivo.png
En 2019, Reynoso, acusado por el femicidio del balcón, protagonizó un video viral en las redes sociales y noticieros. “Gordo ortiba, gordo ortiba”, le gritaba al chofer de un colectivo mientras con el palo destrozó los espejos retrovisores.

En 2019, Reynoso, acusado por el femicidio del balcón, protagonizó un video viral en las redes sociales y noticieros. “Gordo ortiba, gordo ortiba”, le gritaba al chofer de un colectivo mientras con el palo destrozó los espejos retrovisores.

"Perdés lo más preciado y te sentís abandonado: nadie lee la causa de tu hijo, estás solo. Es muy feo, espero que nadie tenga pasar por esto nunca más". Durante este tiempo Adriana recibió contención de otras instituciones: "Estoy en contacto con "Atravesados por el Femicidio". Los abogados la ayudaron a estudiar la causa". También colaboraron los integrantes de la Unidad de Fiscales de Violencia (UFEM), a quienes pueden recurrir las víctimas o familiares.

"Les pido a las familias que viven situaciones como la nuestra que sigan luchando. Tuve que ver un año y medio cómo esta persona circulaba tranquilo mientras mi hija estaba enterrada. Ahora, debo seguir por Pilar y por todas las Pilares y las familias que no están logrando la justicia que merecen".

El caso del femicidio del balcón, con el desarrollo del periodista Carlos Salerno. Mirá el video de BDA acá.

Embed